Alonso amenaza con romper el pacto con el PSC si los 15 millones no son para Erjos

El presidente del Cabildo avisa de que el inicio del tramo Santiago del Teide-El Tanque está en el acuerdo de gobierno con los socialistas

06.10.2015 | 10:04
Obra del viaducto de Erques, puente del Anillo aún en construcción.

Al presidente del Cabildo de Tenerife, el nacionalista Carlos Alonso, se le está acabando la paciencia. Los escollos que el mandatario se está encontrando por parte de la Consejería de Obras Públicas del Gobierno canario, en manos de la socialista majorera Ornella Chacón, para poder dar luz verde a sus planes le traen de cabeza. Ayer, ya en el límite, le envió una advertencia bien clara a Chacón. "Le recuerdo que hay un acuerdo de gobierno cuyo incumplimiento tendrá consecuencias" en la Corporación insular. Su amenaza es concisa: o el Ejecutivo utiliza los 15 millones de euros que el Estado ha dado para el Anillo en iniciar las obras del tramo entre Santiago del Teide y El Tanque (lo que según él viene recogido en el pacto que su partido ha firmado con la formación de la rosa roja en la Institución) o la alianza entre ambas fuerzas políticas saltará por los aires.

Tres meses ha tardado en surgir la primera tensión entre las dos organizaciones desde que en el pasado julio Coalición Canaria (CC) y el Partido Socialista (PSC) rubricaran ese acuerdo para los próximos cuatro años. Y la realidad es que las consecuencias de esa ruptura a nivel insular podrían ir más allá, ya que esta misma cohabitación se ha suscrito en la propia Comunidad Autónoma. Carlos Alonso no pone en duda que cuenta con el apoyo del presidente del Gobierno canario y compañero de partido, Fernando Clavijo, pero la cuestión es hasta qué punto la consejera socialista está dispuesta a ceder como para tener incluso que modificar sus prioridades, entre las que no está, precisamente, el comienzo de ese tramo del Anillo, que pasa por la zona de Erjos y que tiene un coste total de más de 300 millones de euros. Ya no solo Alonso tiene el apoyo de Clavijo, sino de toda Coalición Canaria.

La responsable regional afirmó el pasado jueves que el Estado no ha especificado en qué parte de esa gran red viaria deben gastarse esos 15 millones y, como aún quedan pendientes algunas actuaciones que incluso se han quedado a medias, para ella lo principal es terminar las obras que están en ejecución y que no han podido acabarse. Y lo cierto es que es su área la que tiene potestad para "planificar y programar" ese tipo de intervenciones. Según fuentes consultadas por la opinión de tenerife, la intención es usar esa partida para acabar el ramal de Fonsalía, liquidar el segundo túnel del Bicho y para el viaducto de Erques, una propuesta que se elevará al Parlamento canario para que la Cámara disponga y que no ha gustado nada al presidente del Cabildo.

Si Carlos Alonso ya había advertido de que esos 15 millones para el tramo entre Santiago del Teide y El Tanque son "irrenunciables", ayer fue más tajante. "Le recuerdo a la consejera que hay un acuerdo de gobierno que si se incumple traería consecuencias en el Cabildo de Tenerife, el que dice que el Partido Socialista se obliga a incorporar, tramitar y licitar [el proyecto] a través del convenio con el Estado", donde la Institución tinerfeña "prefinancia las obras para iniciar el tramo" de Erjos. "Es un acuerdo que sustenta el pacto de gobierno en el Cabildo", así que su "incumplimiento tiene consecuencias", avisó.

Ese disposición para sacar adelante este trazado, que permitiría cerrar el Anillo de la Isla, también forma parte del Pacto por Tenerife, un documento suscrito por CC, PSC y, además, por el Partido Popular. Esa rubrica "obliga no solo a los que estamos sentados aquí" en la Corporación insular, "sino también a la organización regional de las tres fuerzas, aparte de estar incluido en el pacto de gobierno con el Partido Socialista", insistió el presidente. Recordó, de igual forma, que los 31 alcaldes de Tenerife y el propio mandatario del Gobierno canario acordaron determinar que "la prioridad era la realización del tramo entre Santiago del Teide y El Tanque, al que se iban a destinar esos 15 millones y para el que se iba a pedir aportación plurianual para que el Cabildo pueda ejecutarlo y se prefinanciara". "Fue un acuerdo entre todos y, por tanto, la situación es clara", defendió Carlos Alonso, para recordar que el próximo miércoles mantendrá un encuentro con Clavijo.

Aunque reconoció que es el Ejecutivo autónomo el que determina las principales necesidades a solventar, reiteró que ya fueron "determinadas" en ese encuentro, "al que se une además un acuerdo preelectoral firmado por el PSC que dice que se debe declarar de interés general y concluir el trazado con interfinanciación por parte del Cabildo a través de ese convenio con el Estado", que espera que pueda rubricarse el próximo año.

A todos estos argumentos suma la postura del Gobierno central, con quien ha mantenido negociaciones directas precisamente para intentar desbloquear la financiación de este proyecto. "Lo que se ha hablado" con Madrid es que esos 15 millones vayan para iniciar la obra de Erjos, así que "hay que preguntarle" a la consejera por qué dice que esa partida no va a ir a esta actuación. Lo que Ornella Chacón "tiene que hacer es atender a lo que el Gobierno de Canarias está diciendo", que ese dinero se dedique al tramo de Erjos, porque "fue el acuerdo que adoptamos con el presidente del Gobierno de Canarias", insistió. Ante esta situación, la responsable regional "tendrá que dejar aparte su opinión personal y atender lo que hay", advirtió el mandatario tinerfeño.

Negociaciones

El futuro de esos fondos es la última polémica que ha surgido y que salpica a ambas administraciones, pero en días anteriores también se ha puesto en el punto de mira las negociaciones directas que Carlos Alonso ha mantenido con el Estado pese a que la competencia en materia de carreteras es del Ejecutivo autónomo, que el Cabildo exija a la Comunidad Autónoma los cuatro millones que puso debido a los retrasos que hay para poner en servicio el tramo sur del Anillo y, ayer, que la Consejería se niegue a de dar fondos en el panorama actual para los trenes que el nacionalista quiere desarrollar en la Isla.

Respecto a esos encuentros con Madrid, el presidente insular recordó que la misma semana que él visitó al Ministerio de Fomento, el alcalde de La Aldea, Tomás Pérez, y el consejero de Obras Públicas del Cabildo grancanario, Ángel Víctor Torres, también mantuvieron otro en el que se determinó, según dijo, el uso de los fondos para la carretera de ese municipio de la isla vecina. Ornella Chacón, de hecho, "asistió" a esa cita y la majorera "dijo que para La Aldea sí porque había problemas de seguridad, pero para el Anillo no", aseguró Carlos Alonso. Ante su postura, "la cuestión es saber a qué está jugando la consejera, si al pleito insular, si a defender una posición del Partido Socialista", porque ambos representantes grancanarios son del PSC y, por tanto, "apoya a sus compañeros de partido", criticó.

Prefinanciación

Fuera de la controversia, el mandatario también informó ayer de que el Cabildo analiza cómo articular el convenio de prefinanciación con el Estado. Según los cálculos, el coste financiero para la Corporación insular podría oscilar entre los 50 y 90 millones, pero "todo dependerá" de cómo el Gobierno central aporte sus fondos. Mientras, Madrid tendría que destinar, de acuerdo a la propuesta tinerfeña, entre 15 y 25 millones anuales, una aportación que, según el presidente de la Institución, "no altera el equilibrio" del convenio de carreteras entre las administraciones nacional y regional. De los 94 millones actuales, "la Isla, con los problemas que tiene de movilidad, las colas que estamos viendo y el peso económico que tiene, se puede exigir al menos el 20% de los fondos que vienen" a través de ese acuerdo, defendió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine