ÚLTIMA HORA

El Gobierno canario descarta utilizar los 15 millones para iniciar el tramo de Erjos

El Ejecutivo defiende que el dinero debe ir para el ramal de Fonsalía, el segundo túnel del Bicho y el viaducto de Erques

06.10.2015 | 13:15
El presidente del Cabildo, ayer, en la conferencia que impartió en el ITER para hablar, entre otros asuntos, del Anillo.

La Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias ha vuelto a dejar claro al Cabildo de Tenerife que la competencia en materia de carreteras es de ella. Si durante estos meses el presidente insular, el nacionalista Carlos Alonso, daba por hecho que los 15 millones de euros que el Estado dará el próximo año para el Anillo Insular iban a destinarse para el tan ansiado tramo entre El Tanque y Santiago del Teide, la responsable del área a nivel regional, la socialista Ornella Chacón, anunció ayer que tiene otros planes para esa partida, porque el Ejecutivo regional es el que se encarga de "planificar y programar" las actuaciones, no la Corporación insular.

Según fuentes del departamento autonómico, el equipo de Chacón trabaja estos días en la propuesta que elevará al Parlamento canario para que la Cámara disponga, y su idea es que esos fondos no vayan para comenzar los trabajos en Erjos, sino para terminar las actuaciones que están a medias, exactamente, el ramal de Fonsalía (que necesita nueve millones para acabarse), la liquidación del segundo túnel del Bicho (en Santiago del Teide) y el viaducto de Erques. El problema es que, aún así, esos 15 millones no darían para costear estos trazados pendientes.

Los esfuerzos de la Consejería, no obstante, se centrarán en sacar adelante lo máximo posible de lo que está en ejecución desde hace tiempo y que aún no es una realidad. Así lo aseveró Ornella Chacón, que resaltó que el primer criterio que se ha marcado es precisamente finalizar las obras en marcha. La primera de ellas es el tramo Adeje-Santiago del Teide, donde está el puente en suspensión de Erques. Esa parte sería "la primera prioridad", pero después habría que poner en marcha un catálogo de proyectos para cuando empiece a negociarse el nuevo convenio de carreteras con el Estado, unas necesidades que hay que poner en común con los siete cabildos. Es ahí, según ella, donde se enmarcarían las actuaciones no iniciadas, como el tramo entre El Tanque y Santiago del Teide, con un coste de más de 300 millones de euros.
La responsable regional recordó que ese trazado "no se está ejecutando en estos momentos" y que los 15 millones del Gobierno central "están asignados al Anillo", sin concretarse una parte determinada. "Creo que la gente entiende que no puedo poner en carga una nueva obra cuando no tengo acabada la anterior, porque de nada serviría y a ningún sitio llegaría", subrayó, para reiterar que la prioridad para el próximo año es "terminar lo que se están ejecutando a día de hoy, y más aquellas que darían continuidad a nuevas obras, porque sería absurdo por falta de recursos tener que parar una e iniciar otra", defendió.

En el caso de Tenerife, Ornella Chacón manifestó que en la Isla hay "numerosos" proyectos donde la Consejería debe concentrarse, aunque apuntó que eso "no quita" que el Cabildo defina su modelo de movilidad, ya que es el "competente para decidir por dónde van los trazados de las vías de interés regional". Esa parte la respeta "enormemente" pero igual que entiende que las corporaciones insulares "deben respetar" la competencia del Gobierno canario, "la de planificar y programar esas obras que han planificado".

Según manifestó, ese criterio del Ejecutivo autónomo se lo dejó "claro" al presidente tinerfeño e incluso dijo que comparte con Carlos Alonso que el diálogo entre administraciones debe ser "siempre fluido", a raíz de la polémica surgida por la negociación directa del mandatario con el Estado para buscar fondos para ese tramo de Erjos. Pero bien, "a la hora de ejercer la competencia y de planificar y ejecutar" la actuación, "creo que es importante esa lealtad institucional y de competencia porque, si empezamos a desmontar el edificio, probablemente nos encontremos en un punto con un complejo retorno", avisó.

Aunque Ornella Chacón afirmó ayer que comparte la importancia que tiene para la Isla el tramo El Tanque-Santiago del Teide, insistió en que hay que "priorizar" y que luego, en el marco de las futuras negociaciones, "desde luego" que el Cabildo "formará parte" de ellas, "como no puede ser de otra manera", con el fin de que prime las obras que quiere para Tenerife.

Futuro convenio

La consejera socialista majorera explicó que el actual convenio de carreteras entre el Estado y el Gobierno canario finalizará en 2017 y que este se ha visto "dañado con el incumplimiento de la financiación" por parte del Ejecutivo central, ya que de más de 200 millones ha pasado a los 50. No ha sido "fácil", pero el mecanismo es "sencillo", porque "los cabildos deciden por dónde van sus carreteras de interés regional" y es la Comunidad Autónoma la que "planifica y ejecuta en función de ese convenio de colaboración" con Madrid, que es el que aporta los fondos.

Una de las consecuencias de esos recortes estatales es que muchas de los proyectos que están en el Anexo II, de mayor importancia, "no se han ejecutado" porque han obligado a parar algunas actuaciones, y la cuestión es que "gran parte de la obra costosa del tramo entre El Tanque y Santiago del Teide no están recogidas ahí, sino en el Anexo III". "Yo doy mandato al convenio tal y como está. Las reglas del juego no se pueden cambiar y, si el convenio se renegocia con nuevas prioridades, será cada cabildo el que establecerá las obras pendientes, pero siempre transparente y todos juntos", dejó claro Ornella Chacón.

Respecto al dinero que el Estado también ha presupuestado para la carretera de La Aldea (en Gran Canaria), recordó que el acuerdo que se alcanzó con el Ministerio de Fomento era que los fondos que destinaría para esa vía (26,7 millones) no se detraerían de la bolsa común del convenio. "Esa fue la negociación", pero la Consejería se encuentra hoy con 52 millones y dos partidas diferenciaciones en ese acuerdo, 15 para el Anillo a pesar de que "no fue un requisito que se nos requiriera" para dialogar con el Estado" y la partida para el trazado de la isla vecina. A la pregunta de si esas aportaciones del Gobierno central a Tenerife y Gran Canaria afecta al montante global de ese convenio, Ornella Chacón señaló: "El que sume y reste lo tiene claro".

Devolución por los retrasos

Las negociaciones directas del Cabildo con el Estado y el fin de esos 15 millones para el Anillo no son lo único que ha provocado encontronazos entre las dos administraciones. A esto se suma la petición de Carlos Alonso para que el Gobierno canario devuelva los cuatro millones de euros que puso el Cabildo para el tramo sur del Anillo, ya que considera que los retrasos en la ejecución del viaducto de Erques y del túnel del Bicho no están justificados. La consejera, sin embargo, se mostró firme a la hora de defender que ese dinero era para infraestructuras insulares que se metieron dentro de la obra regional, como es la red de telecomunicaciones.

El objetivo, según ella, era causar menos problemas a los vecinos sin necesidad de abrir una zanja y al día siguiente otra y además "rentabilizar su ejecución". En ese convenio, además, "se incluyó el enlace a Guía de Isora, que es una carretera insular.", recordó Ornella Chacón, para añadir que ese acuerdo se ha cumplido por el momento "al 80%" y mostrar su confianza en que "se va a cumplir" en su totalidad, ya que el nuevo Gobierno regional acaba de llegar y se ha puesto "las pilas al máximo", defendió.

Visión tinerfeña

El destino de los 15 millones ha generado un tercer choque entre las dos administraciones, pues ambas tienen planes diferentes para esos fondos. Pese a la postura de la consejera regional, el presidente del Cabildo no está dispuesto a ceder en su pretensión. "Esos 15 millones tienen que servir para realizar obra nueva en el tramo entre Santiago del Teide y El Tanque y para nosotros es irrenunciable", precisó de forma tajante. El mandatario no va a "permitir" que la partida se use para concluir actuaciones pendientes ya que, en su opinión, esos trabajos se tienen que finalizar "con el resto de las aportaciones de la Comunidad Autónoma y el Estado".

Por otro lado, para desbloquear el trazado tan costoso de Erjos, recordó que en la actualidad negocia con el Estado un convenio de prefinanciación mediante el cual el Cabildo usará su propia capacidad económica para "empujar su ejecución". Para tener los fondos, indicó que aumentará el endeudamiento de la Administración porque la Corporación "no va a parar hasta que se haga". Apuntó que la intención es aumentar en 017 en unos 25 millones de euros por año la inversión para desarrollar el tramo en un periodo de unos 12 años, y por eso "intervenimos nosotros" a través de un convenio con el Gobierno central, para licitar la obra en un periodo de cuatro años y asumir la prefinanciación. Madrid, sin embargo, aún tiene que dar su visto bueno.

Carlos Alonso justificó este esfuerzo por los efectos económicos que tendrá el cierre de esta gran red, que permitirá un ahorro de más de 200 millones para los tinerfeños, por lo que "en dos años se amortiza socialmente". Respecto a la polémica por sus negociaciones directas con el Estado, tachó la controversia de "insularista y estéril" ya que dijo que, unos días antes de su reunión, el alcalde de Las Aldea, Tomás Pérez, y el consejero de Transportes de Gran Canaria, Francisco Trujillo, también mantuvieron un encuentro en Madrid. "El Cabildo va a liderar el Anillo y el que no quiera ayudar, que se baje del barco". "El resto son fuegos artificiales que nos intentan desorientar del objetivo", sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine