Arico

Una ONG abandona la casa que ocupaba con kilos de comida, ropa y basura dentro

Los vecinos denuncian la situación y avisan de que los desechos pueden provocar problemas de salud

01.10.2015 | 14:18
Una ONG abandona la casa que ocupaba con kilos de comida, ropa y basura dentro

Pilas de comida caducada, tongas de ropa por el suelo, basura y productos inflamables. La Asociación Amigos de Lourdes, un colectivo social de ayuda a la drogodependencia, ha abandonado el cantón militar de Abades que ocupaba desde hace más de diez de años de forma imprevista y dejando atrás sus provisiones. La casa lleva en esta situación alrededor de 15 días según calculan los vecinos que han descubierto el abandono.

La portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Arico, Olivia Delgado, alertó ayer de que el actual estado de la casa "puede suponer un peligro sanitario para los habitantes de la zona". "Sobre todo la existencia de productos inflamables y basura puede desencadenar plagas de cucarachas y ratas", aclara la socialista. En este sentido, Delgado exige al equipo de Gobierno municipal que actúe con diligencia "poniendo en conocimiento de los propietarios la situación y ejecutando la limpieza subsidiaria en caso de no llevarla a cabo los propietarios".

Para la socialista es incomprensible que un colectivo social "haya dejado la propiedad en este estado con todas las necesidades que hay". Delgado reconoce que fueron los propios vecinos los que dieron cuenta de la situación al Consistorio de Arico, quienes también han comunicado su intención de proceder ellos mismos a la limpieza de la vivienda si los propietarios o el Ayuntamiento no lo hacen.

Por su parte, la alcaldesa del municipio, la nacionalista Elena Fumero, alega que se trata de una propiedad privada en la que el Consistorio no puede intervenir. "No podemos usar dinero público en una casa privada. Sería una actuación ilegal", sostiene. No obstante, Fumero explica que ya se ha puesto en contacto con los trabajadores de la Asociación para que procedan a adecentar el cantón. "En el caso de que no actúen y que se origine un problema sanitario, el Consistorio intervendrá y le cargará la deuda a los propietarios", aclara la primera mandataria.

Sin embargo, la alcaldesa no cree que el abandono de la casa suponga un peligro para los vecinos. "Se trata de una zona alejada del núcleo de población por lo que solo habría problemas si alguien se acerca a la zona", sostiene Fumero.

La nacionalista detalla que la ONG se puso en contacto con el Ayuntamiento para avisarle de que iban a trasladar su sede a Gran Canaria. "Me comentaron que con ellos se irían sus beneficiarios así como los animales que tenían en la vivienda", apunta Fumero. En este sentido, la alcaldesa señala que la Asociación le aseguró que "dejarían el entorno recogido y limpio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine