Tenerife se mueve

Hoteleros y comerciantes respaldan la presión de Alonso para acabar el Anillo

Ashotel tacha de "solemne tontería" la polémica por la negociación del presidente insular y pide que la red se declare de interés general

01.10.2015 | 13:55
Obras del viaducto de Erques que se llevan a cabo en la actualidad en el tramo sur de la red viaria.

La Asociación Hotelera y Extrahotelera (Ashotel) y la Cámara de Comercio de la provincia tinerfeña apoyan la labor que desempeña el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, para intentar desbloquear el cierre del Anillo Insular, una obra que consideran vital. Las negociaciones directas que Alonso ha mantenido con el Estado para alcanzar un acuerdo financiero a favor de esta red viaria han levantado polémica, sobre todo en Gran Canaria, al defender que esas reuniones corresponden al Gobierno canario porque la competencia en materia de carreteras es del Ejecutivo regional.

Pero en Tenerife apoyan a Alonso y creen que sencillamente cumple con su obligación: luchar por los intereses de Tenerife. De este segundo grupo forman parte la patronal hotelera y la organización empresarial, que ayer hicieron público su respaldo al mandatario.

Esos encuentros han tenido lugar con el Ministerio de Fomento y se prevé otro con el de Hacienda. El objetivo es acordar un convenio de prefinanciación que permita ejecutar el túnel de Erjos, que acabaría con el trazado principal del Anillo al unir Santiago del Teide con El Tanque. Lo que ha llevado a Carlos Alonso a incluso ofrecer el adelanto de fondos propios de la Corporación para costear esta obra es precisamente la inversión que implica, ya que se trata de una actuación valorada en 305 millones. Según ha destacado el mandatario, gracias a estas negociaciones, el Gobierno central ha accedido a aportar 15 millones y, además, ambas administraciones estudian ahora ese acuerdo a través del que el Cabildo prefinanciará el proyecto.

Ante las acciones llevadas a cabo por el presidente insular para intentar culminar el Anillo, Ashotel "no puede hacer otra cosa que apoyar a Carlos Alonso en la solicitud y en todas las maneras que encuentre positivas, sin menospreciar a nadie, para conseguir financiación y que la infraestructura vital para Tenerife se realice".

El presidente de la patronal hotelera, Jorge Marichal, subrayó además que sobre todo los empleados del sector turístico, y también los propios visitantes, son los que sufren las consecuencias de que la red viaria no esté acabada y, debido a las consecuencias que tiene para ellos, "cualquier gestión que se haga es poca". En su opinión, la labor que debe llevarse a cabo para lograr el dinero necesario para ejecutar la obra está precisamente "en la línea" de lo que el Cabildo ha venido realizando: "Hablar con los responsables y pedirles ayudas para poder terminarla". Agregó Marichal que "no se trata de alardear de nadie, sino de que se haga lo que creemos que es bueno para la Isla".

Bajo esta idea, como Carlos Alonso busca fondos para el Anillo en esas negociaciones directas con el Estado, para el presidente de Ashotel es una "solemne tontería" la polémica surgida por estas reuniones. "Que cada uno se dedique a lo que se tiene que dedicar, como el presidente del Cabildo, que se tiene que dedicar a buscar financiación para las obras prioritarias que se tienen que hacer en la Isla y no ver lo que hacen otros para luego irlo a criticar después", defendió Marichal. Para él, esas discusiones "son cosas de niño pequeño" y hay que empezar "a olvidar estas tonterías para que cada uno, dentro de sus competencias, haga la mejor acción que pueda hacer, y si la mejor acción es ir a ver a un ministro pues se va y no pasa absolutamente nada".

Otras de las controversias levantadas tienen que ver con los retrasos que han sufrido dos tramos de la red viaria entre Santiago del Teide y Adeje, el túnel de El Bicho (donde surgieron unas grietas) y el viaducto de Erques (un puente en suspensión que debería estar listo en verano). Si bien el Cabildo había adelantado cuatro millones para que el Gobierno canario desarrollara el tramo sur, el presidente insular anunció el pasado lunes que solicitará al Ejecutivo autónomo su devolución porque considera que la demora no está justificada, lo que ha derivado, según él, en el incumplimiento del convenio suscrito entre ambas administraciones.

Aunque Marichal no quiso entrar a valorar si está justificada o no la tardanza en culminar las actuaciones, sí aseveró que la obra es "prioritaria" y que incluso la Corporación insular hace "un esfuerzo para adelantar dinero que no le corresponde adelantar" y, si en ese acuerdo se recogía la condición de reembolsar ese dinero, entiende "normal" la petición de la Institución tinerfeña.

En opinión del presidente de Ashotel, los trabajos se están haciendo "bajo la mayor premura posible y sobre todo en las condiciones de seguridad que tienen que tener para el futuro". "No sé exactamente a qué viene el retraso pero todo lo que sea acelerar y que entre en funcionamiento lo antes posible será un bien para todos", manifestó, para posteriormente recordar que la puesta en marcha de la totalidad del Anillo permitirá ahorrar más de 200 millones de euros al año, tal y como se desprende de un informe solicitado por el Cabildo.

Lo cierto es que la ejecución del Anillo siempre ha estado acompañada de demoras y para Marichal hay un culpable claro: "La situación económica que hemos vivido". "Aunque se ha padecido una carestía económica en los últimos años y pese a que las cuestiones técnicas también pueden haber producido retrasos, se debe entender que es un asunto necesario y que tenemos que hacer los mayores esfuerzos para terminarlo en el menor tiempo posible", recalcó el presidente de Ashotel.

Beneficios

Para él, el ahorro de 200 millones de euros que supondría la apertura del Anillo es una cantidad "sobradamente importante como para que esto sea prioritario y para que el presidente del Cabildo haga, dentro de sus funciones, todo lo posible para que se termine lo antes posible". Pero sus beneficios no solo están en el menor gasto y tiempo que se pasaría una persona en la carretera. Se suman otros aspectos. "Hay turistas que no están dispuestos a correr un riesgo en sus vacaciones porque hay épocas del año en que la carretera es muy arriesgada y, además, no quieren estar dos horas dentro de una guagua por una carretera con una cantidad de curvas importante".
La puesta en marcha de la red, por tanto, ofrecerá mayor comodidad a los residentes, pero también a los turistas, que meterán en sus agendas "destinos que antes no incluían, no porque no sean bonitos y susceptibles de visitar, sino porque eran prácticamente aconsejable no ir por ahí por el estado de la carretera". De esta forma, Marichal resaltó que algunas comarcas que se han quedado "fuera del negocio turístico" podrían subirse "al carro y participar en la bonanza económica" de la que disfruta Tenerife.

En el otro extremo, en el de las consecuencias que implica que aún no esté en funcionamiento la red viaria, Marichal habló de las zonas de la Isla que sufren "procesos de abandono porque mucha gente se traslada del Norte al Sur", donde está el motor económico, lo que ha llevado a "problemas de infraestructuras" en algunos núcleos porque "todo ha crecido demasiado rápido". El paisaje es otro de los aspectos que se ha dejado de lado "en la comarca norte, precisamente por esto, y eso es importante, porque tenemos que mantenerlo bien si queremos vender una isla bonita y cuidada", añadió. Insistió, no obstante, en que las cuestiones más importantes son el ahorro en el gasto y el tiempo que supone para los conductores. "Hay gente que se tiene que levantar a las cinco de la mañana para estar en su puesto de trabajo y eso, al final, acaba con la salud de las personas", defendió.

Así las cosas, la apertura del Anillo implicará "más cohesión territorial y social, porque los tinerfeños, independientemente del sitio donde vivan, tendrán, si no las mismas, por lo menos parecidas condiciones para poder desarrollarse como personas en un proyecto vital". Por todos estos motivos, solicitó a los representantes insulares, autonómicos y estatales "que se reúnan y que se declare esta obra de interés general para que se libere la financiación y se puede ejecutar lo antes posible".

La Cámara de Comercio de la provincia de Santa Cruz de Tenerife también mostró ayer una posición clara a favor del cierre del Anillo. La organización empresarial dejó patente su respaldo a Carlos Alonso y demandó de igual forma "la finalización urgente del proyecto". Su presidente, José Luis García Martínez, considera que no se puede seguir dilatando el compromiso que el Gobierno regional y el Estado tienen con Tenerife para acabar "la infraestructura más importante que tiene pendiente de finalizar Canarias en cuanto a su impacto económico y social" y expresó su "total apoyo" al mandatario insular. Para él, el presidente del Cabildo defiende con sus acciones "el interés general de todos los tinerfeños" y manifestó que las gestiones que realiza tienen como finalidad que "las administraciones respondan a una demanda histórica y esencial no solo para el desarrollo de la Isla, sino para el conjunto del Archipiélago".

Respaldo

Martínez detalló que desde la Cámara se convocará a todos los integrantes de la Plataforma para la Defensa de las Infraestructuras de Tenerife, donde están integradas el conjunto de las organizaciones empresariales, con el objetivo de crear un nuevo posicionamiento del conjunto del tejido productivo "ante los nuevos obstáculos que impiden que esta obra sea una realidad". En su opinión, los nuevos retrasos en el tramo entre Santiago del Teide y Adeje (la construcción del viaducto de Erques y la solución a las grietas del túnel del Bicho) son "un claro incumplimiento por parte del Ejecutivo regional, que debería tener claro que esta obra es una prioridad y que no se puede seguir demorando, año tras año, porque la impresión que da es que se está tomando el pelo a los tinerfeños".

En cuanto a la reunión que el presidente del Cabildo mantendrá con el Ministerio de Hacienda para consensuar un convenio de prefinanciación entre el Estado y la Corporación, que permita finalizar la construcción del túnel de Erjos, el presidente de la Cámara manifestó que "Alonso viajará a Madrid con el respaldo del conjunto del sector empresarial, que no dudará en reforzar cuantas acciones se propongan desde el Cabildo en esta materia, así como desarrollar todas aquellas iniciativas que pongan de relieve que no vamos a permitir que se siga discriminando a la Isla".

García Martínez también considera que es esencial que todas las formaciones políticas se comprometan a apoyar la demanda de una financiación estatal para el cierre del Anillo, ya que "la dimensión, el alcance y el impacto de esta obra en la economía es tan importante que su defensa debe ser general tanto desde el ámbito político como desde organizaciones empresariales, sindicales o vecinales".

A su juicio, "no solo se trata de conectar y equilibrar dos polos de desarrollo importantes como son el norte y sur de la Isla, sino de mejorar la movilidad de las personas y mercancías y disminuir los costes tanto para las familias como para las empresas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine