Granadilla

El Tribunal Supremo ratifica la legalidad del contradique del puerto

La Justicia condena a ATAN a pagar 9.000 euros en concepto de costas y desestima todos los argumentos en contra de este proyecto

01.10.2015 | 01:41
Obras en el puerto de Granadilla.

El Supremo ha ratificado recientemente la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en la que se avalaba la legalidad de las obras del contradique del puerto de Granadilla. El Supremo se manifiesta en contra del recurso presentado por la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN), que alegó que se estaba fraccionando el proyecto para minimizar su impacto ambiental, además de que el Estudio sobre su impacto sobre el medioambiente no cumplía con la normativa de la Unión Europea.

El Alto Tribunal condena además a la asociación a pagar 9.000 euros en concepto de costas judiciales y sostiene que sus argumentos para presentar el recurso son los mismos que los que defendieron en su momento contra el proyecto general del puerto.

ATAN también había alegado que la competencia para aprobar este proyecto no recaía en Puertos de Tenerife sino en el Ministerio de Fomento. Sin embargo, la sentencia del Supremo alega que el proyecto del puerto de Granadilla se incluye por mandato legal en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, "por lo que a efectos de determinar la competencia para la aprobación de la obra debe considerarse como una ampliación del puerto ya existente". Por lo tanto, el Alto Tribunal estima que Puertos de Tenerife es la autoridad competente para autorizar el proyecto.

Además, el juez también tumba el argumento de que el Estudio de Impacto Ambiental incumple la normativa europea, ya que la sentencia alega que el proyecto ya había sido sometido a información pública en el momento en el que entró en vigor esta nueva legislación.

En cuanto al razonamiento de que no se tuvieron en cuenta alternativas a la construcción de este puerto, como la ampliación del muelle de Santa Cruz, la sentencia evidencia que sí se realizó un estudio de alternativas, un hecho que reconoce la Comisión Europea en un dictamen de noviembre de 2006.

El Supremo también avala que las obras del proyecto actual no suponen afecciones al medio ambiente diferentes a las contempladas en el proyecto global, aunque sí apunta que de manera muy probable se producirán daños en los sebadales, pero argumenta que se han tratado de minimizar los daños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine