Santa Cruz

El Cabildo inicia la reparación de la escollera de protección de la autovía de San Andrés

La actuación se inició durante la madrugada y se prolongará durante unas dos semanas

29.09.2015 | 12:23
Obras de reparación de la escollera de protección de la autovía.

El Cabildo de Tenerife inició ayer los trabajos de reparación de la escollera de protección de la autovía de San Andrés (TF-11), en Santa Cruz de Tenerife. Para poder poner en marcha estas obras se ha hecho necesario movilizar una grúa de grandes dimensiones con la que se colocarán los bloques de hasta dos toneladas de peso que conforman el rompeolas. La duración estimada de esta intervención es de dos semanas.

El director insular de Fomento, Miguel Becerra, explicó que los trabajos consisten en la reparación de esta escollera que fue parcialmente erosionada a causa del último temporal costero. De este modo, esta construcción será reconstruida mediante la aportación de bloques de roca basáltica de dos toneladas de peso que se trabarán de manera conveniente entre ellos. Para ello será necesaria la participación de una grúa de 160 toneladas, provista de pinzas así como la formación temporal de un recinto para el vertido y acopio de dicho material.

Los trabajos especificados se iniciaron en la madrugada del domingo al lunes. La primera acción consistió en el montaje de los desvíos de tráfico e implicarán el cierre, durante la ejecución de los trabajos, del carril derecho de la citada carretera entre los puntos kilométricos 2+300 al 3+200 aproximadamente, quedando libre el carril izquierdo.

El importe total de esta actuación es de 67.214,56 euros y serán ejecutada por la empresa encargada de la conservación y mantenimiento de las carreteras del Sector Norte. Para que estas obras se realicen con la máxima celeridad posible y sin contratiempos, el Cabildo de Tenerife ruega a todos los conductores que extremen la precaución y presten la máxima atención a la señalización dispuesta a tal efecto.

Estos trabajos se efectúan mientras la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife realiza la construcción de la escollera de San Andrés, que evitará que el pueblo costero sufra las inclemencias de la naturaleza cuando llegan las mareas vivas al final del verano. Este dique semisumergido tendrá un total de 350 metros de largo y estará conformado por más de 6.500 bloques de hormigón que fueron construidos en la Dársena de Pesca. El dique se configura con una base de pedraplén, fragmentos de roca de gran tamaño, sobre la que se colocará escollera de una tonelada y que se rematará con los bloques de 7.000 kilos. La tipología de bloque seleccionado es de 1,35 metros de alto, 1,55 de largo y 1,43 de fondo, dimensiones darán como resultado una unidad de más de siete toneladas de peso, concretamente 7.040 kilos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine