Santa Cruz

Tres de cada cuatro guaguas de la capital tienen entre 8 y 18 años de antigüedad

El Ayuntamiento intentará mejorar el servicio para disminuir las incidencias

26.09.2015 | 00:27

El Ayuntamiento de Santa Cruz reconoce el envejecimiento que sufre la flota urbana de las guaguas y admite que más del 74% de los vehículos, tres de cada cuatro, tienen entre ocho y 18 años de antigüedad. Esto significa que en dicha situación se encuentran 89 de las 121 guaguas que están en circulación en el municipio chicharrero.

El Consistorio hace autocrítica del servicio de transporte público que se presta en la capital, reconociendo también que se producen muchas incidencias y que hay problemas con la puntualidad. Por este motivo, y de cara al próximo convenio que se está tramitando con la compañía de guaguas Titsa –empresa del Cabildo– porque el anterior ya ha finalizado, la Corporación local intentará mejorar en lo máximo de lo posible el servicio. Así lo manifestó ayer durante un pleno el edil de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, quien recordó que ya se han adquirido 19 nuevas guaguas y aseguró que se seguirá renovando la flota.

De todas formas, y ante la moción que presentó ayer Sí se puede para ajustar el convenio con Titsa a los intereses municipales, con la que este partido denunció que el Ayuntamiento está pagando a esta empresa más dinero del que debería y que no se está prestando a los ciudadanos un servicio adecuado, el alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, anunció que el Consistorio estaría dispuesto a debatir "si queremos seguir o no con Titsa".

Sí se puede, a través del concejal Pedro Fernández Arcila, advirtió que los informes de los propios técnicos municipales y de la Intervención del Ayuntamiento, emitidos sobre el borrador del convenio de 2015 con Titsa, justifican la necesidad de revisar algunas de las obligaciones adquiridas por el Consistorio chicharrero con el Cabildo y establecen que es necesario fijar sistemas de control sobre la facturación a abonar por la Corporación local. En concreto, dichos informes ponen en duda, entre otros aspectos, que el Ayuntamiento tenga que entregar al Cabildo 800.000 euros anuales por la explotación del Intercambiador; desaconsejan que el municipio siga pagando por servicios que no se realizan, concepto por el que en 2014 se abonaron más de 346.000 euros; y establecen la necesidad de que se realicen auditorías sobre el gasto del combustible, sobre el número de kilómetros, sobre el número de jornadas y sobre el número de pasajeros que aporta Titsa, para comprobar si realmente la Corporación debe pagar a Titsa más de 12 millones anuales por el servicio.

Por su parte, el concejal de Servicios Públicos indicó que el expediente sobre el nuevo convenio con la compañía de guaguas Titsa aún no ha finalizado, por lo que pidió a los partidos de la oposición que esperen hasta que esté concluido para opinar sobre él. De todas formas, el alcalde aseguró que ser analizarán todos los aspectos de la moción planteada por Sí se puede y se intentará mejorar el servicio que se presta al ciudadano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine