Atención Social

Los vecinos frenan la apertura de un centro para indigentes en la Avenida de Venezuela

Comerciantes y residentes rechazan la puesta en marcha por parte del Consistorio de un albergue de 20 plazas para personas sin hogar situado en la planta baja de un edificio de la calle Agustín Espinosa

25.09.2015 | 02:20
Edificio de la Avenida Venezuela, en Santa Cruz, en el que se abrirá un centro para personas sin hogar.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se ha visto obligado a posponer la apertura de un centro para personas sin hogar de 20 plazas debido a la presión vecinal. Ya todo estaba preparado para poner en marcha desde la semana pasada este pequeño albergue en la zona de la Avenida Venezuela, en concreto, en la planta baja de un edificio situado en la calle Agustín Espinosa. Sin embargo, y ante el revuelo que esta iniciativa municipal ha provocado entre comerciantes y residentes del barrio de La Salud, el Consistorio ha decidido frenarla hasta reunirse con estos y explicarles en qué consiste este nuevo servicio "de mínima exigencia", que se suma al que ya se ofrece en el albergue situado en la calle Azorín, el cual cuenta con 100 plazas.

El martes se intentó mantener un primer encuentro con los vecinos, pero fueron tantos los ciudadanos que acudieron, más de 60, que el local habilitado por el Ayuntamiento de la capital se quedó pequeño. La Corporación se ha comprometido a no abrir el albergue hasta que no se celebre dicha reunión, la cual tendrá lugar el próximo día 30. Precisamente, tanto comerciantes como residentes en la zona critican que hasta ahora, "cuando ya el centro iba a ponerse en marcha, nadie del Consistorio haya informado sobre esta iniciativa". "De repente, nos encontramos con que teníamos un albergue para personas sin hogar aquí en plena zona comercial y en un edificio con ocho viviendas en el que también hay niños. Cuando estaban realizándose las obras de acondicionamiento del local, intentamos averiguar a través de los propios pintores qué era lo que se estaba haciendo allí, pero nos contestaron que tenían prohibido hablar", cuenta José Manuel González, un vecino cuya hija es propietaria de uno de los pisos del edificio.

Magdalena Santiago Aguilera, portavoz de los vecinos, manifiesta que los residentes y comercios de la zona se oponen a que el Ayuntamiento abra dicho albergue en la Avenida Venezuela, pero no solo "por la manera en la que el Consistorio ha hecho las cosas, porque no se contó con nosotros, y ni siquiera con la comunidad del edificio en cuestión, sino por las consecuencias que traerá la puesta en marcha de este centro". "Nos da mucha pena las circunstancias en las que estas personas viven, pero consideramos que hay otros sitios mejores y más adecuados para ubicarlos. Debemos hablar claro y confesar que no queremos aquí un ambiente con alcohol, drogas, peleas o tirones de bolsos. Y es que por lo visto se trata de un centro de mínima exigencia, en el que no se tienen que cumplir las normas del albergue de Azorín, por lo que aquí dormirán los ciudadanos para los que ya no hay posibilidad de inserción", dice Aguilera.

Los empresarios, como los responsables de la Kafeita, temen que sus negocios se vean perjudicados por la apertura de este centro. "Nosotros lo tenemos al lado y para nadie es agradable estar comiendo en un restaurante y encontrarse con este ambiente o con gente que te pide dinero continuamente", indican.

Marta Rodríguez es una de las inquilinas del edificio que acogerá el albergue. Ayer informó a la opinión de tenerife de que ha decidido abandonar el inmueble, a pesar de que solo lleva cinco meses en él. "Lo hago por el temor de lo que puedan ver mes hijos. He llamado a la propietaria y esta también está preocupada por si ya no lo puede volver a alquilar. Sé que habrá gente que nos critique, pero entonces que le pongan el centro debajo de sus casas", comentó.

El portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Ramón Trujillo, indica que, independientemente de lo que opinen los vecinos, el local donde se ha habilitado el albergue no es un lugar adecuado ni digno para que duerman 20 personas. "Las camas están todas pegadas y no reúne las condiciones adecuadas de evacuación", añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine