Garachico

El fiscal pide 4 años de cárcel para el exalcalde Ramón Miranda

Abonó 6.306 euros de una sentencia por vulnerar el honor del empresario Luis López de Ayala con dinero de la Residencia de Ancianos de La Concepción

19.09.2015 | 01:28

El fiscal Jaime Serrano-Jover ha solicitado cuatro años de cárcel y 15 años de inhabilitación para empleo o cargo público para el exalcalde de Garachico por Coalición Canaria (de 1995 a 2011) y exdirector general de Deportes del Gobierno de Canarias (de 2012 a 2015), Ramón Miranda, por un delito de prevaricación administrativa y otro de malversación de caudales públicos.

El Ministerio Público considera probado que Miranda utilizó dinero del asilo de ancianos municipal, procedente de las arcas públicas del Ayuntamiento garachiquense, para pagar una condena contra él de 6.306,19 euros por vulnerar el derecho al honor del empresario Luis López de Ayala Aznar cuando era alcalde.

Según el texto de la acusación al que ha tenido acceso la opinión de tenerife, en el que además el fiscal pide la apertura de juicio en la Audiencia Provincial contra Ramón Miranda, "el acusado, prescindiendo de los principios que deben regir la correcta y diligente administración del erario público, así como el correcto ejercicio de la función pública, y aprovechando su condición de presidente del Organismo Autónomo Hospital-Residencia de Ancianos Nuestra Señora de La Concepción, cargo que ostentaba en su condición de alcalde del municipio, acordó en Junta de Gobierno del mencionado Organismo Autónomo, celebrada el 10 de diciembre de 2009, que los gastos de la condena fueran satisfechos con cargo a los fondos públicos de la institución pública mencionada".

La exposición del fiscal añade que Ramón Miranda lo hizo "siendo plenamente consciente de la naturaleza personal de la condena impuesta y que destinaba dinero público para cumplir con una obligación derivada de una sentencia que nada tenía que ver con su condición de alcalde, generando por tanto un perjuicio al erario público que ascendió a la cuantía de 6.306,19 euros".

El 3 de octubre de 2007, el Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Santa Cruz de Tenerife condenó a Ramón Miranda "por intromisión ilegítima al derecho al honor" del empresario Luis López de Ayala Aznar. Éste le había demandado por unas declaraciones que hizo Miranda contra él y que fueron publicadas por un periódico local, en su versión de papel y digital, el 16 de diciembre de 2004.

El Ayuntamiento había iniciado un proceso para expropiar una propiedad de Luis López de Ayala perteneciente al complejo del antiguo Convento Santo Domingo, donde se encuentra precisamente el Hospital-Residencia de Ancianos Nuestra Señora de La Concepción, unos terrenos que pertenecían a una finca del empresario. El Consistorio quería hacer un centro de fisioterapia relacionado con el asilo pero nunca tuvo ese uso. López de Ayala recurrió esta decisión y entonces se inició un enfrentamiento entre ambas partes que llegó a saltar a algunos medios de comunicación.

En esas declaraciones de Miranda objeto de la demanda, el entonces alcalde garachiquense acusó al empresario de utilizar la influencia de su esposa, Pilar Merino, entonces subdelegada del Gobierno estatal en la provincia tinerfeña, para obstaculizar el proceso de expropiación. El demandante señaló que esta acusación era "completamente falsa" y criticó que Miranda, además, revelase el justiprecio del terreno, lo cual era un dato privado que conocía el alcalde por su actividad oficial y que no debía haber hecho público.

Tres años después de estas declaraciones llegó la sentencia favorable a Luis López de Ayala, que fue confirmada por la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife en junio de 2008. La condena consistía en la publicación del texto íntegro de la sentencia en el mismo periódico en el que habían sido publicadas las declaraciones de Ramón Miranda. Pero éste se resistió a sufragar los gastos de esta publicación hasta que tuvo que hacerlo por la insistencia de la Justicia. Dado que Miranda no cumplió voluntariamente con la condena, el juez le obligó a hacerlo y a pagar, además, los gastos generados por esta actitud, 4.410 euros por la publicación de la sentencia más las costas procesales (1.458,61 euros) y los intereses (437,58 euros).

Pero Miranda, siempre según el Ministerio Público, cargó el dinero al asilo de ancianos en vez de ponerlo de su bolsillo. Esto lo supieron el juez y el demandante cuando el Ayuntamiento presentó los recibos que demostraban que el alcalde había por fin cumplido con la sentencia. Cual fue la sorpresa de ambos cuando las dos transferencias bancarias (una de 4.410 euros y otra de 1.896,19 euros) aparecían con cargo al Hospital-Residencia de Ancianos Nuestra Señora de La Concepción. Fue entonces cuando Luis López de Ayala decidió presentar una denuncia contra Ramón Miranda por prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos.

La denuncia permaneció varios años inactiva hasta que la retomó el fiscal Jaime Serrano-Jover, quien firma el escrito de acusación, en el que pide cuatro años de prisión para Ramón Miranda, el pasado 4 de julio de 2015. Se ha conocido ahora debido a que fue publicada ayer por el portal de noticias de Mírame Televisión.

Miranda, que además de alcalde de Garachico y director general de Deportes fue presidente de la Federación Canaria de Municipios (Fecam), no quiso entrar ayer a valorar la decisión del fiscal tras ser contactado por la opinión de tenerife. Se limitó a decir que todo lo hizo "por el bien de Garachico".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine