La Laguna

El alcalde propondrá al pleno municipal que se bonifique el IBI a la Universidad

El descuento en el Impuesto de Bienes Inmuebles será del 95%, el máximo que fija la normativa

19.09.2015 | 01:25

El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, llevará al próximo pleno municipal una propuesta para bonificar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a la Universidad de La Laguna (ULL). El Gobierno local está dispuesto a rebajar en un 95% el recibo a la institución académica, que es el porcentaje máximo que permite descontar la normativa. En el anterior mandato se hizo un anunció en este mismo sentido que no llegó a materializarse. En aquel momento, se condicionó la aplicación de esta bonificación a que el Ayuntamiento cumpliera con los periodos medios de pago a proveedores exigidos legalmente, algo que todavía no se ha logrado.

La ULL acumula una deuda de ocho millones de euros por el impago de este tributo desde 2008. El problema de la institución comenzó con el cambio en la Ley Orgánica de Universidades que se produjo en 2007. Esa variación eliminó las bonificaciones de las que tradicionalmente disfrutaba la ULL. Justo al año siguiente, el Ayuntamiento de La Laguna emitió el primero de los recibos del IBI gravando las numerosas instalaciones universitarias sobre suelo municipal. Desde entonces se fue acumulando la deuda.

La Universidad se convirtió en la única institución pública morosa de La Laguna, generando un problema millonario en las arcas municipales que afloró con el plan de inspecciones que la Corporación puso en marcha a partir de 2010. En 2012, la Universidad presentó una demanda contra el Ayuntamiento para recuperar la bonificación de la que había disfrutado tradicionalmente para sus bienes. No obstante, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias desestimó la reclamación en mayo de 2014 y le impuso a la ULL, además, el abono de los costes generados en el proceso judicial. Para entonces la deuda tributaria de la ULL por el impago del IBI, conocido popularmente como la contribución, ascendía a 7,5 millones, más otros 500.000 euros de intereses de mora. En mayo de este año el antiguo rector, Eduardo Doménech y el exalcalde de la ciudad, Fernando Clavijo, anunciaron oficialmente que habían llegado a un acuerdo mediante el cual la Universidad accedía a pagar los recibos atrasados y el Ayuntamiento modificaría su ordenanza para extender el plazo máximo de pago fraccionado de 18 meses a cinco años. La medida buscaba evitar desequilibrios en los presupuestos de la Universidad. Además, esta posibilidad se incorporó a la ordenanza como una excepción hecha ex profeso para la Universidad, ya que de ella solo pueden beneficiarse instituciones públicas.

El documento del acuerdo contemplaba que si la Universidad de La Laguna tenía ingresos extraordinarios en ese periodo, podría liquidar la deuda antes del plazo mencionado. Además, en el caso de que se llegara al quinto año y no se hubiese podido satisfacer la deuda por parte del centro académico, se alargaría el periodo hasta tres años más.

Sin embargo, consultados sobre este convenio, el actual alcalde y el rector de la ULL confirmaron que "continúan negociando cómo resolver esa deuda". En este sentido, el rector aseguró estar confiado en que puedan solucionarlo pronto, ya que admitió que existe "una magnífica sintonía" entre el nuevo equipo de rectorado y el nuevo Gobierno local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine