Aniversario del ITER

25 años de impulso a las renovables

Durante este tiempo, el Instituto ha participado en más de 200 proyectos nacionales e internacionales

17.09.2015 | 02:00

El ITER (Instituto Tecnológico y de Energías Renovables) está de celebración. Este año se cumplen 25 años de su apertura, ese día en el que se convirtió en centro de referencia a nivel internacional porque, tal y como explicó ayer el presidente del Consejo Mundial de Energías Renovables, Wolfgang Palz, "estamos aquí para hablar de energías renovables pero hace 25 años, cuando se inauguró el ITER, no había energías renovables". Durante este tiempo, el ITER ha participado en más de 200 proyectos nacionales e internacionales.

Si alguien no podía faltar en esta celebración es Ricardo Melchior, presidente del ITER, quien fue uno de los promotores del centro y que ayer, además, renunció a su puesto, que pasará a ostentar a partir de ahora el presidente del Cabildo, Carlos Alonso. Junto a ellos, compartieron el acto de aniversario el director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información del Gobierno de Canarias, Manuel Miranda; el alcalde de Granadilla, Jaime González Cejas; el director del ITER, Manuel Cendagorta; y el propio Wolfgang Palz.

Melchior recordó durante su discurso cómo hace 25 años pusieron en marcha el Instituto para investigar y desarrollar las energías renovables y su tecnología. Así, destacó las ventajas de estas herramientas y por qué es fundamental que Canarias apueste por estas energías "para que sean cada vez más activas en nuestros sistemas energéticos porque son propias –nadie nos las puede quitar–, por lo que nadie puede hacer guerras o luchar por ellas, son las energías de las paz; son limpias e inagotables pero, además, son descentralizadas, lo que es especialmente favorable en el Archipiélago".

Melchior también rememoró cómo hace unos 28 años el entonces candidato al Cabildo, Adán Martín, le pidió que lo acompañase en su lista con el compromiso de que "si ganábamos, podría construir el ITER que tanto deseaba", y lo cumplió. En ese momento, la idea con la que Ricardo Melchior soñaba comenzó a hacerse realidad. Tras superar diferentes dificultades, como que el Cabildo no tenía competencia en política energética ni en materias de investigación, o que la fórmula jurídica planteada (Sociedad Anónima) era inadecuada porque todos los institutos del Cabildo hasta entonces eran deficitarios, en 1990 pudo abrirse el ITER y, desde entonces, ha logrado dar resultados positivos.

De su primera reunión con Wolfgang Palz, Melchior destacó que el presidente del Consejo Mundial le afirmó que "el ITER era el Instituto que Europa necesitaba desde hacía años". Además, en ese tiempo, Palz propuso al presidente del ITER que fueran cofundadores de la Agencia Europea de Energías Renovables que acababan de fundar.

Wolfgang Palz manifestó que cuando conoció de la existencia del ITER, tan solo contaba con su presidente y un empleado –Manuel Cendagorta– y, en estos 25 años ha evolucionado de tal manera que ha logrado dar beneficios, algo "muy raro en este tipo de centros".

Además, afirmó que "ha sido todo un reto" y lo que ha conseguido Cendagorta y Melchior es algo único en el mundo, es excepcional" y destacó que España y Alemania son dos países pioneros en el desarrollo de las renovables. "Casi el 50% de la producción proviene de ellas", aseguró.

Por su parte, Manuel Miranda, señaló que todos los que trabajan en la creación de nuevos centros de investigación miran con reojo al ITER, porque es el ejemplo a seguir. "Europa hoy nos exige sostenibilidad y desde la Agencia va a ser una de las líneas más importantes a seguir".

Jaime González Cejas afirmó que es una satisfacción haber visto nacer el ITER y todo el trabajo de los 25 años. Cejas recordó que su municipio siempre apostó por este proyecto "porque creímos que era la mejor manera para el desarrollo del territorio". "Este territorio árido del Sur tenía unos elementos que había que aprovechar y esos elementos eran: el Sol, el viento y la ubicación geoestratégica con África y Europa", agregó.

El alcalde rememoró cómo en los inicios de la instalación, junto con Ricardo Melchior, "llegamos a hablar de montar el Silicon Valley de Canarias. Éramos unos soñadores pero teníamos claro que teníamos que compatibilizar la innovación y el desarrollo". Hoy, añadió, la sostenibilidad es compatible con la introducción del gas.

Carlos Alonso recalcó que a lo largo de estos años, "el ITER ha sido decisivo en el progreso económico de Tenerife y su éxito radica en que ha sabido conjugar tres aspectos fundamentales como son: el capital humano, las infraestructuras y el conocimiento". El presidente del Cabildo señaló que "este centro es el resultado del empuje de un pionero que es Ricardo Melchior", que hoy deja de ser presidente del ITER pero al que Alonso ya ha propuesto como presidente honorario.

Alonso también aseguró que el ITER "es el futuro en una sociedad privada de recursos naturales y geográficamente compleja a la que no le queda otro camino que el desarrollo inteligente de sectores en donde seamos imbatibles". "Para eso necesitamos potenciar la mente colectiva, el talento de la Isla en todas sus facetas profesionales".

Por último, Manuel Cendagorta hizo un recorrido por la historia del Instituto, desde su apertura en 1990, el inicio de los proyectos vulcanológicos en 1997, o la construcción de las viviendas bioclimáticas en 2004, entre otros aspectos. En este tiempo, el ITER ha trabajado en lugares como Nicaragua, La Antártida, Congo, Senegal o Noruega, por ejemplo. El director del ITER también informó sobre las actividades para realizar en el futuro, como seguir apostando por la energía fotovoltaica o la eólica.

Para finalizar el acto de aniversario, se inauguró el Jardín de los olivos, donde 25 niños, acompañados por los representantes políticos y del ITER, plantaron 25 ejemplares, uno por cada año de vida de la institución, y destaparon la placa conmemorativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine