Santa Cruz

Comida que regala sonrisas

La asociación Unidos por ti entrega alimentos desde hace un año en el barrio de La Salud a unas 200 familias

16.09.2015 | 02:00
El equipo de voluntarios de la asociación Unidos por ti.

Hace dos años, Mario Infante se dedicaba a recoger y repartir comida por las calles del barrio de La Salud con su propia moto. Por aquel entonces, todo comenzó como una idea alocada, pero el apoyo que ha ido recibiendo y las ganas que pone en cada acción que emprende le permiten, ahora, ayudar a unas 200 familias de diferentes partes de Santa Cruz. La pasada semana, la asociación Unidos por ti cumplió un año e Infante aún no se cree lo mucho que ha crecido esta idea, que empezó como una mera forma de ayudar a los que más lo necesitaban.
Unidos por ti surgió de la mano de Mario Infante, de su mujer, María Sánchez, y de algunos amigos que ayudaron a ponerle nombre a este increíble proyecto. Desde entonces, su actividad no se ha limitado a recoger y repartir alimentos, sino que también organizan entregas de premios y divertidas actividades que pueden reunir a más de 800 personas en el barrio de La Salud.

A lo largo del último año, Unidos por ti ha logrado la colaboración de diferentes empresas que les ayudan a organizar los diferentes eventos y, lo que es más importante, les entregan productos alimenticios para poder repartir entre las familias que acuden a ellos. En la actualidad cuentan con la ayuda de Celgán, Panrico y la Fundación CajaCanarias, entre otras entidades, y así pueden disponer de carne, pan, lácteos y pastas que, sin embargo, siempre se hacen insuficientes.

Son cinco los voluntarios que acuden a principio de mes para realizar el reparto de alimentos. En esas jornadas llegan familias desde Los Gladiolos, Añaza y todos los puntos de La Salud al pequeño local que Unidos por ti tiene cerca de la Asociación de Vecinos San Gerardo, en el Mercado de La Salud.

Las jornadas empiezan pronto cuando hay que repartir alimentos y los voluntarios ya están en pie a las cinco de la mañana. "Esos días siempre se hacen complicados porque hay que atender a gente que está pasando por situaciones difíciles", explica Mario Infante. Es él el que recibe a las familias, mientras que el resto de voluntarios se encarga de preparar las cetas de alimentos. "Si tengo que poner mi hombro para que lloren o dar un beso, lo hago, porque a muchas de estas familias las conozco y no podemos dar un trato impersonal", explica el fundador de Unidos por ti.

Sin espacio

Un año después de que naciera este proyecto, el local que ocupan en el barrio de La Salud, se ha quedado pequeño. Este espacio es de la Asociación de Vecinos San Gerardo y, en un primer momento, les pareció perfecto para dar respuesta a las 20 familias que hace un año acudían a ellos. Pero la demanda ha ido creciendo muy rápido y ahora no están tan cómodos.

Mario Infante explica que Unidos por ti es una asociación asistencial y que, por tanto, podrían llevar a cabo actividades varios días a la semana. Pero no pueden organizarlas en un local tan pequeño. "Nos gustaría impartir talleres de actividades manuales o cursillos de cocina, pero no podremos hacerlo hasta que nos mudemos a un lugar más amplio", comenta impotente.

Por esta razón, la plataforma La Salud Se Expresa está preparando un evento deportivo con el objetivo de recaudar dinero para que Unidos por ti pueda mudarse a un local más acorde a sus necesidades. Pero, matiza Mario Infante, "nos quedaremos en La Salud porque hemos nacido aquí, y aunque ayudemos a vecinos de diferentes zonas, queremos estar cerca de los que viven aquí".

Este carácter familiar se observa también en la forma de trabajar de la asociación. Infante reconoce que en ocasiones se ven sobrepasados por la cantidad de gente que acude a ellos; sin embargo, no le gustaría aumentar demasiado la plantilla de voluntarios. "Ya hay gente que se ha ofrecido a trabajar con nosotros pero los que estamos hasta el momento somos los que empezamos y sería complicado meter a gente nueva", explica el fundador de este proyecto.

La mayoría de estos voluntarios compagina su labor en Unidos por ti con un puesto de trabajo. Reconocen que, en ocasiones, se hace complicado acudir a los dos lugares pero que jamás dejarían de formar parte de esta asociación para ayudar a las familias que lo necesiten. "Nos sentimos a gusto y satisfechos con lo que hacemos", comenta María Sánchez, quien demuestra estar tremendamente orgullosa de la red de solidaridad que ha tejido su marido en el último año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine