Santa Cruz

La nueva depuradora de Buenos Aires estará para el verano de 2018

El Cabildo pedirá al Puerto que impida el baño en la playa del Marítimo y en Cabo Llanos

15.09.2015 | 07:57
Un momento de la reunión celebrada ayer en el Cabildo de Tenerife.

Las obras de ampliación de la depuradora del barrio de Buenos Aires estarán terminadas en el verano de 2018. El Cabildo de Tenerife informó ayer que las negociaciones que desde la Isla se han efectuado con el Gobierno central para que el proyecto que permitirá contar con una nueva estación no se atasque marchan a buen ritmo. En las próximas semanas está previsto que se publique en los boletines oficiales el pliego de la licitación de la obra por lo que los trabajos podrían comenzar a principios del año que viene y estar terminados en junio de 2018.
"Esta es la única manera de solucionar de forma definitiva el problema de la depuración", explicó el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, después de presidir una reunión a la que asistieron los alcaldes de los tres municipios que vierten sus aguas negras al mar en la zona de Cabo Llanos: Santa Cruz, La Laguna y El Rosario.

Todas estas administraciones llegaron ayer a un acuerdo para atajar el problema al que se ve sometido el litoral santacrucero. Los vertidos contaminados superan los límites permitidos que establece el Gobierno de Canarias. De esta forma, Santa Cruz invertirá casi 700.000 euros de forma inminente para adquirir y poner en funcionamiento unos equipos mecánicos que permitan reducir en un 25% los residuos sólidos que se vierten al mar en Cabo Llanos.

Esta solución técnica, que mejoraría las condiciones de la depuradora hasta que se pueda ampliar, se tiene que consensuar aún con la Consejería de Medio Ambiente para que las obras puedan comenzar en octubre y los equipos estén funcionando en marzo de 2016. Aunque el Cabildo se comprometió a adelantar el pago, el alcalde, José Manuel Bermúdez, aseguró durante la reunión, que en estos momentos las arcas municipales pueden realizar esa inversión. De todo este nuevo equipo que ahora comprará el Ayuntamiento santacrucero, el 75% de los materiales se podrán reutilizar cuando se inaugure y entre en funcionamiento la nueva depurada en 2018 por lo que no se trata de una inversión pérdida.

Por su parte, el consejero de Aguas del Cabildo de Tenerife, Manuel Martínez, anunció que se deben cerrar al baño tanto el pequeño muelle de La Hondura, que se encuentra junto al Palmétum, así como la playa anexa al Parque Marítimo. En este sentido, Carlos Alonso, recordó que ninguno de estos dos puntos están clasificadas como zonas de baño autorizadas en el municipio de Santa Cruz. Aun así, y conociendo que muchos vecinos y pescadores acuden a diario hasta ambos lugares para meterse en el agua, pedirá a Puertos de Tenerife que prohiba de manera expresa el baño ya que el agua no es apta y está contaminada.

La intención del Cabildo de Tenerife es que el Consejo Insular de Aguas coordine la depuración del agua en el municipio de Santa Cruz, por tratarse de un servicio que afecta a tres municipios. Sin embargo, Alonso reconoció que a pesar de asumir el control, seguirá siendo Emmasa quien gestionará de forma directa toda la instalación. El presidente de la Corporación insular también aclaró que la actitud de los tres ayuntamientos, así como también del Gobierno canario y el Cabildo de Tenerife, es de "paz y concordia", a pesar de la amenaza inicial del Consistorio lagunero de interponer medidas legales contra Santa Cruz para solucionar el problema de la depuración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine