Sinpromi envía a la Justicia la auditoría interna sobre el desfalco en la sociedad

La entidad encargó una revisión exhaustiva de sus cuentas tras denunciar a su exdirector financiero Hernández Pedreira por la supuesta sustracción de fondos

13.09.2015 | 02:04
Andrés Hernández Pedreira recibe una placa como presidente del Uruguay por parte del Cabildo.

La Sociedad Insular para la Promoción de Personas con Discapacidad (Sinpromi) ya ha enviado a la Justicia la auditoría extraordinaria que encargó para determinar cuánto dinero pudo haber sustraído su exdirector financiero, Andrés Hernández Pedreira. En octubre del pasado año, esta entidad dependiente del Cabildo de Tenerife denunció al antiguo jefe de Administración por el presunto desfalco de más de 657.160 euros, según los primeros cálculos. Para intentar fijar una cantidad exacta de lo sustraído, se encargó una revisión exhaustiva de las cuentas con un coste aproximado de unos 100.000 euros, según fuentes consultadas. Sus resultados fueron remitidos a la Sala que lleva el caso a principios de verano.

El propio Hernández Pedreira reconoció durante su declaración en las dependencias de la Brigada Provincial de la Policía Judicial haberse apropiado de parte de los ingresos de Sinpromi durante "un par de años". El responsable durante seis años de las financias de la sociedad y expresidente del Uruguay Fútbol Sala fue denunciado por un presunto delito de malversación de caudales públicos y falsedad documental por supuestamente desviar dinero entre enero de 2013 y el pasado año. Mientras una parte de esos más de 600.000 euros salieron de la explotación de los aparcamientos públicos del Hotel Mencey, en Santa Cruz, y del Mercado de La Laguna, unos 244.000 euros los cogió de la venta de bonos de Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa) que se encuentra en el aeropuerto del Sur, según recoge la denuncia. A estas cuantías hay que sumar los 83.160 euros que transfirió al club de fútbol sala que presidía mediante la falsificación de seis cheques con la firma de Carmen Rosa García, la consejera delegada de Sinpromi, tal y como reconoció él mismo ante la Policía Judicial.

El Juzgado de Instrucción Número 5 de Santa Cruz de Tenerife sometió a ambos en el pasado mes de mayo a pruebas caligráficas para comprobar esa supuesta falsificación.

Sinpromi fue detenido y luego puesto a disposición judicial al admitir que se había llevado unos 657.160 euros. Reconoció a las autoridades policiales haberse aprovechado de "la confianza que le había depositado la empresa" y que "recaudaba ingresos" procedentes de la venta de bonos y de los aparcamientos públicos pese a que no era su función. De igual forma, admitió que parte del dinero sustraído fue a parar a las cuentas del Uruguay, mientras que otra parte fue utilizado "para ayudar a gente que lo necesitara". Constan, sin embargo. Según informaron fuentes consultadas en su día, también se encontraron durante el registro de su casa facturas elevadas de casinos, cenas y hoteles, así como constan fotografías de viajes en limusina y viajes a Nueva York y Las Vegas.

Tal y como consta en su propia declaración, el autor confeso era el presidente del equipo de fútbol sala desde 2009 sin recibir ningún tipo de ingreso por ello y también desempeñaba la función de jefe de Administración en Sinpromi, cargo por el que ganaba 1.900 euros mensuales. Como tal, también se encargada de entregar toda la información económica de la empresa a los auditores. Sobre la fórmula utilizada para que precisamente la empresa auditora no se percatara de los desvíos de fondos, alegó que creía que se debía a su "falta de profesionalidad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine