Buenavista del Norte

El grupo Meliá explotará el hotel de lujo Vincci y el campo de golf de Buenavista

La compañía gestionará el complejo, que estaba en concurso de acreedores, y la instalación deportiva, arrendada por el Cabildo

12.09.2015 | 02:20
El complejo del Hotel Vincci Selección Buenavista Golf, con decoración colonial y 117 habitaciones.

El grupo Meliá ha decidido explotar el Hotel Vincci Selección Buenavista Golf y el campo de golf que rodea al complejo de lujo. Con esta operación, el Cabildo de Tenerife ha logrado arrendatario para esta instalación deportiva después del intento infructuoso de venta pero, además, también se ha conseguido salvar este alojamiento de cinco estrellas, que se encontraba en concurso de acreedores.

Según fuentes consultadas ayer, Enrique Hernandis, uno de los mayores socios de este establecimiento alojativo de Buenavista del Norte, asumió el resto de participaciones y ha decidido poner su gestión en manos de la compañía Meliá. A esta transacción se ha vinculado el campo de golf que, aunque seguirá siendo propiedad de la Corporación insular, ha sido cedido por la Institución tinerfeña al grupo hotelero a cambio de pagarle un canon.

La instalación deportiva ha sido gestionada desde que se inauguró, en 2003, por la entidad Buenavista Golf SA, de la que son titular el Cabildo, la empresa del Gobierno canario Gestur y el Ayuntamiento. La administración de mayor peso es precisamente la insular, con el 55% de las acciones, seguida de la sociedad pública, con el 43 ,y el Consistorio, con solo el 2% de representación.

Mientras la Corporación local ha descartado vender su parte, las otras dos decidieron sacar el 98% que suman a concurso en 2013 por 18,3 millones de euros, de los que 10,3 millones corresponden a la Institución. Esta operación está enmarcada en el Plan Insular de Reestructuración Empresarial, lanzado en 2012 y que tiene por objetivo reducir las entidades de titularidad del Cabildo o en las que participa, como también son el caso de Casinos de Tenerife y Litografía Romero, para las que tampoco ha encontrado comprador.

A pesar de que el campo salió a la licitación en dos ocasiones, el procedimiento siempre quedó desierto, así que la Institución decidió buscar nuevas opciones. Al final, se decantó por el arrendamiento, pese a reducir la partida que espera ingresar en sus cuentas. Con esta fórmula, la Corporación ha conseguido un interesado. Meliá será a partir de ahora el que explote el espacio de golf a cambio de pagarle un canon. De esta forma, la Administración tinerfeña no es la que gestiona, sino una entidad privada.

El presidente insular, Carlos Alonso, destacó que se trata de una compañía "que apostará por un destino turístico especializado capaz de generar economía y empleo en la zona". Respecto a la venta de los casinos, mencionó que la Institución sigue con la idea de sacar a concurso las tres salas de la Isla, empezando por la de Playa de las Américas, por la que pidió 20,8 millones de euros el pasado ejercicio y para la que no encontró comprador, lo que ha obligado a estudiar otras alternativa.

Alojamiento. El Hotel Vincci Selección Buenavista Golf es un establecimiento de lujo ubicado junto a la cordillera de Teno y rodeado por el campo de golf. El complejo destaca por una decoración colonial y cuenta con 117 habitaciones dobles con salón y vestidor independiente. De ese total, 45 son dobles con más de 50 metros cuadrados, 53 dobles superior de Luxe y 14 junior suites, dos de ellas con jacuzzi. También ofrece habitaciones para fumadores. Abrió sus puertas por primera vez en 2010.

El ´green´. El campo Buenavista Golf, ubicado en la finca de La Fuente, fue inaugurado en 2003 y diseñado por el golfista Severiano Ballesteros. Dispone de 18 hoyos y una longitud de 6.019 metros cuadrados, adornado con numerosas especies de plantas autóctonas y con la instalación de una estación desaladora de agua de mar que garantiza un suministro de 2.000 metros cúbicos al día para el riego del espacio, lo que permite el autoabastecimiento.

Por el terreno se reparte el área de juego, la Casa Club, zonas verdes, parcelas de uso hotelero, balneario y otros servicios. El Consorcio Isla Baja impulsó el proyecto desde 1998 con la finalidad de dotar a esta zona de una infraestructura deportiva que atrajera el interés de los turistas.

La inversión para su desarrollo alcanzó los siete millones de euros y, entre sus reconocimientos, destaca el Premio Madera Verde de Responsabilidad Ambiental, otorgado por la Real Federación Española de Golf, así como la mención que le hizo en 2011 la revista Golf Journal, cuando catalogó la instalación deportiva como el segundo mejor de Europa, tanto por su diseño como por su integración con el medio, entre otras características.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine