La Laguna

Un verano en el gimnasio

11.000 vecinos aprovechan la época estival para ponerse en forma en las instalaciones municipales de San Benito, La Cuesta y El Polvorín

06.09.2015 | 02:00
Los usuarios en una de las clases de mantenimiento que se realizan en el complejo deportivo municipal de San Benito.

Cercanía y precios asequibles. Son las principales razones por las que los laguneros eligen los centros deportivos municipales, que gestiona la empresa La Laguna Gestión Activa UTE, para ponerse en forma y quitarse unos kilitos de más. Además, la gran variedad de ofertas de actividades, a las que se añaden en verano actividades infantiles para niños en horario de mañana, hace que los usuarios en lugar de decidir descansar durante el periodo estival opten por continuar haciendo ejercicio también en esta época e, incluso, hay quienes deciden comenzar con el ejercicio en estos meses. Así, alrededor de 11.000 usuarios han asistido durante julio y agosto a los complejos deportivos de San Benito, La Cuesta y el Polvorín de Taco. De ellos, más de 2.500 han sido niños que han realizados los cursillos de natación de verano, desde bebés de más de seis meses hasta jóvenes de 14 años.

La oferta de los complejos va desde las citadas clases de natación hasta las de mantenimiento, step, stretching, pilates, ciclismo indoor, cardio box, GAP o taichi, pero las más solicitadas suelen ser las de baile, desde zumba hasta bailoterapia. Además, los centros de San Benito y La Cuesta, que son los más amplios, disponen de espacios extras. En el primero, hay cafetería y canchas de tenis y pádel que se usan para entrenamientos personales y también se pueden alquilar; mientras que en el segundo, un amplio pabellón de deportes, donde se puede jugar al fútbol sala, baloncesto o voleyball.

San Benito. Este complejo deportivo ha pasado los meses de verano con la misma afluencia que cualquier otro mes del año. El coordinador de actividades, Alberto Álvarez, reconoció que hace años se eliminaban algunas clases durante los meses de verano. Sin embargo, desde los últimos dos años, la afluencia es casi la misma ya que, aunque hay quienes deciden parar uno o dos meses al año, en julio y agosto se programan nuevas actividades y ofertas especiales, por lo que siempre hay gente nueva que se incorpora en esta época.
La principal novedad durante el verano son las actividades acuáticas infantiles en horario de mañana, puesto que lo más frecuente es que los menores acudan por la tarde, cuando no están en los colegios. Además, los cambios en las actividades de los ciudadanos, ha hecho que la propia instalación haya tenido que variar en los últimos tiempos las actividades para adecuarlas a los usuarios. Así, mientras era común que por la mañana los gimnasios de este tipo estuvieran frecuentados por personas mayores, desde hace un tiempo se ha cambiado, sobre todo, la intensidad de las mismas por la afluencia de gente más joven. "La sociedad ha cambiado bastante y cada vez más gente se preocupa por la salud y tener un buen estado físico", aseguró el coordinador.

Conchi García es una de las usuarias del complejo deportivo de San Benito que ha pasado el verano haciendo deporte. "Tuve que dejarlo por enfermedad y desde que me dieron el alta volví", aseguró la mujer, quien reconoció sentirse "mejor" desde que viene al gimnasio. A pesar de pasar todo el verano haciendo deporte, resaltó que se está mejor en septiembre porque está "más tranquilo" que agosto, "que estaba a tope". García suele acudir al gimnasio tres veces al día y tres horas cada día y aclara que "las horas aquí se pasan volando y sientan de maravilla".
La Cuesta. El centro deportivo municipal de La Cuesta es el más moderno de los tres complejos, ya que abrió en 2009, tres años después que los otros. Tiene como novedad un pabellón de deportes que utilizan equipos de baloncesto, fútbol sala y volleyball. Mónica Cabrera es una vecina de la zona que lleva unos tres años acudiendo a las instalaciones. "Si no vengo de lunes a viernes me falta algo, hacer deporte es como una droga", confiesa. El baile y el fitness en el agua son las clases preferidas de Cabrera, quien aseguró que "decidí apuntarme porque tenía que adelgazar, tenía la tensión y el azúcar altos". Así, en este tiempo que lleva haciendo ejercicio reconoce que "ha mejorado mi salud y ya no dejaré de hacer deporte".

En el caso de este complejo deportivo, la propia usuario reconoce que durante el mes de agosto se notaba que bajó un poco la afluencia de deportistas, aunque "la gente sigue viniendo en verano".

Miguel Perera y Cristian López son dos jóvenes de La Cuesta que empezaron el año pasado a hacer deporte en las instalaciones laguneras, aunque siempre han realizado actividades físicas. "Como no me iba de vacaciones a ningún sitio, decidí seguir viniendo al gimnasio", afirmó Perera, quien tiene como meta mejorar su físico. En cuanto a la afluencia del verano, afirmó que "ha venido bastante gente, aunque no tanta como hace unos cuatro meses". Por ello, ha optado por acudir por las mañanas cuando "hay menos gente y además así poder aprovechar el resto del día".

López, por su parte, se inscribió en el centro deportivo porque, tras dejar de jugar al baloncesto quería seguir haciendo ejercicio. "Quiero llegar al peso ideal porque en un futuro quiero prepararme unas oposiciones de Policía", afirmó el joven de 17 años.
Estos dos chicos no se quedan solo en el deporte, ya que una vez metidos en el gimnasio han seguido investigando cómo mantener un estilo de vida sano y también han comenzado a realizar dietas. "Tenemos un grupo de WhatsApp con otros compañeros del gimnasio y ya quedamos para ir juntos a las clases y nos contamos nuevas dietas", aseguran.

El Polvorín de Taco. El centro deportivo de Taco es el más pequeño de los tres complejos, por lo que solo cuenta con las actividades comunes que hay en los tres espacios como la natación o las salas de actividades dirigidas de fitness y cardio. A pesar de ello, el director de la instalación, Marcos Rosquete –que también está al frente de la de San Benito– asegura que se está viviendo una buena época ya que, durante los periodos de verano, "han aumentado, sobre todo, la asistencia de niños".

Agripina Morales, vecina de El Sobradillo, en Santa Cruz, es una usuaria fiel del complejo prácticamente desde que abrió, en 2006. A sus 73 años, Morales acude al centro entre dos y tres días por semana, durante una hora al día, para hacer gimnasia, andar en la cinta y, sobre todo, disfrutar de la zona de jacuzzi. "Empecé a venir porque tengo artrosis y el médico me lo recomendó", asegura la mujer mientras se da un baño en la piscina y va nivelando la presión de los chorros de agua. Además, el deporte lo compagina con dieta sana, por lo que reconoce que "cada vez me siento mejor". Por este motivo, esta ama de casa recomienda a todos, "especialmente a los mayores que tienen más dolores", que se inscriban en el centro y comiencen a hacer deporte.

El hecho de que las instalaciones estén llenas durante los últimos veranos, en cambio, no es algo que agrade a todo el mundo, ya que la propia Agripina Morales reconoce que ahora, en septiembre, "se está mejor, porque la piscina no está tan llena de gente". Como está ahora, "es más fácil poder disfrutar del jacuzzi sin tener que esperar a que otro usuario termine de usarlo", resalta. A pesar de estos pequeños impedimentos, la mujer resaltó que no cambiaría sus horas de deporte "por nada ni por nadie".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine