Santa Cruz

La obra de pluviales en las Hespérides cierra un carril en cada sentido

Los trabajos eliminarán durante los próximos seis meses los aparcamientos en ambos márgenes de esta carretera del Suroeste

02.09.2015 | 02:00

La obra de drenaje de aguas pluviales que lleva a cabo el Cabildo de Tenerife en la avenida de las Hespérides, dentro del distrito Suroeste de la capital tinerfeña, obligará a realizar modificaciones del tráfico rodado a lo largo de toda la vía. De acuerdo con el cronograma de las obras, hoy miércoles 2 de septiembre se procederá desde primera hora de la mañana al vallado de gran parte de la avenida que, en cualquier caso, mantendrá siempre abierto al tráfico uno de sus carriles por sentido para evitar grandes molestias a los conductores que circulan a diario por esta carretera.

Los trabajos, que se desarrollarán durante los próximos seis meses, requieren la eliminación de los estacionamientos en ambos márgenes de la avenida, así como el corte del acceso a la misma desde las calles Gaveta y Tenique.

La concejal del Distrito Suroeste, Gladis de León, destacó ayer la importancia de la obra de drenaje de aguas pluviales para evitar episodios de inundaciones en caso de lluvias intensas. Esa es la razón por la que desde el Consistorio se apela "a la comprensión de los vecinos" dadas las molestias que se pudieran ocasionar con motivo del desarrollo de los trabajos, que serán, en todo caso, "mínimos, puesto que se desarrollarán por fases y nunca se cerrará totalmente la vía".

De León recordó que la obra se realiza en colaboración con el propio Ayuntamiento de Santa Cruz y pretende "dar respuesta a un problema recurrente en los últimos años y a la demanda de los vecinos de la zona, cuya movilidad se ve entorpecida cuando llueve de manera muy intensa".

Desarrollo

El drenaje de aguas pluviales en la avenida de las Hespérides consiste en la instalación de un colector, desde el cruce con la calle Barranco Grande hasta la intersección con el barranco afluente del de Barranco Grande, en donde verterá sus aguas. El mismo recogerá las aguas de escorrentía que se generen en el área comprendida entre la avenida de Los Majuelos, la carretera de El Sobradillo, la avenida de las Hespérides y el afluente procedente de Barranco Grande.

Los trabajos de este segundo colector incluyen también la instalación de una tubería y la captación de la escorrentía, que se realizará mediante rejillas transversales que se instalarán en las calles que confluyen con la avenida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine