La Laguna

Una plaga de ratas y cucarachas afecta a Valle de Guerra, Taco La Punta y La Cuesta

El concejal de Sanidad, Zebenzuí González, asegura que el Ayuntamiento da "respuesta inmediata" a las solicitudes de fumigación

28.08.2015 | 12:46
Uno de los jaulones que se utilizan como trampa para atrapar a las palomas en el casco histórico.

El Ayuntamiento de La Laguna ha activado sus recursos para luchar contra una plaga de cucarachas y de roedores que se extiende por Taco, La Cuesta, La Punta y Valle de Guerra. El concejal de Sanidad, el socialista Zebenzuí González, asegura que las peticiones vecinales de fumigación "han aumentado una barbaridad" desde que asumió el cargo. "Todos los días recibimos, por lo menos, una petición por Registro de Entrada y las resolvemos sobre la marcha. Aquí no hay listas de espera", recalcó.

El problema se centra, según apunta González, en terrenos baldíos donde suele acumularse basura y maleza. "Desde Servicios Municipales se hace un requerimiento a los propietarios de estos solares para que los limpien pero no podemos hacer nada más. Hace falta una orden judicial para poder entrar a limpiar una propiedad privada. Por eso, los vecinos tienen que denunciarlo ante la Justicia para poder solucionarlo", asevera el edil.

Distinto es el caso cuando el foco se ubica en un terreno público. En esa situación, el Ayuntamiento le encarga su limpieza a la empresa Urbaser, concesionaria del servicio en el municipio.

La intervención del Consistorio en los espacios públicos es "inmediata" para evitar, señala el concejal, que estas plagas puedan convertirse en un foco de infección. "No se ha dado nunca el caso pero si no se actúa rápido, podría suceder", advierte el socialista para afirmar que el Ayuntamiento tarda "solo dos días" en atender las solicitudes de fumigación de los vecinos, e incluso, "se dan casos en los que responde el mismo día".

Los presupuestos municipales de este año destinan una partida de 58.650 euros al control de plagas. Además de perseguir a las cucarachas y las ratas, otro de los problemas a los que debe hacer frente el área de Sanidad es a la superpoblación de palomas que tiene La Laguna.

El sistema que utiliza la empresa encargada de la erradicación de esta plaga se basa en el uso de jaulones a modo de trampas. "Es una fórmula muy efectiva, con la que se ha podido controlar el problema, sobre todo en el casco, pero también es muy, muy costoso. Las palomas son lo más caro de combatir. Se nos va el presupuesto en esto", reconoce el edil.

Los expertos aseguran que cada paloma genera unos 12 kilogramos de excrementos al año, que causan la corrosión y oxidación de estructuras de metal y otros objetos. Además, dañan la pintura de los vehículos y manchan las superficies donde se acumulan.

Uno de los factores que juega en contra de su erradicación, apunta el socialista, son las personas que dejan comida en la calle. "Este tipo de comportamiento es sancionable y cuando se detecta se da parte a la Policía Local", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine