Tejina Fiestas en honor a San Bartolomé

Meses de esfuerzo con todo el Corazón

Las comisiones de las tres calles, Arriba, Abajo y El Pico, recaudan fondos entre los tejineros y venden camisetas para sufragar los gastos de los festejos

27.08.2015 | 13:09
Sede de la calle Arriba.

Los tejineros se encuentran en estos momentos en los días más ajetreados de la preparación de los Corazones de frutas y panes que organizan cada año por las fiestas en honor a San Bartolomé. Pero a pesar de las largas jornadas de trabajo que llevan elaborar las tortas, la labor comienza mucho antes, ya que el coste para elaborar los Corazones ronda los 3.000 euros cada uno. Lo sufragan con las pedidas por las casas y la venta, principalmente, de camisetas, que se realiza desde principios de mes.

La organización de cada grupo es bastante similar, ya que cuenta con una asociación y, además, con una comisión para las fiestas de cada año, pero cada uno tiene sus peculiaridades, desde la forma de trabajar, el número de componentes hasta la fruta predilecta. Además, si hay algo conocido es el pique entre las tres calles que, antes de la entrada el domingo de los Corazones en la plaza, tendrán que dejar de lado porque mañana los tres grupos se verán para recoger juntos, como cada año, las ramas que utilizan para adornar los armazones. Y si hay algo que nunca cambia entre los grupos son sus colores característicos: amarillo en honor al limón en la calle Abajo, naranja por la piña en la calle Arriba y el verde de la pera en El Pico.

Calle Abajo. En el local de la comisión del Corazón de la calle Abajo predomina, como no podía ser de otra manera, el color amarillo de su fruta predominante: el limón. En la tarde de ayer, decenas de miembros de todas las edades estaban diseñando los diferentes tortas que pondrán este fin de semana en su Corazón. El presidente de la comisión cambia cada año y se elige por consenso entre todos los miembros. En esta ocasión, la responsabilidad la tiene Hiurma González Suárez, quien recuerda que el trabajo de la asociación es durante todo el año. En junio, este grupo comienza a diseñar los souvenirs como abanicos o llaveros que ponen a la venta para recaudar fondos, junto a las tradicionales camisetas que estrenarán el domingo. Su Corazón pesa unos 800 kilos y, para poder costearlo, durante tres fines de semana recorren las calles del pueblo para recaudar dinero en las pedidas. Durante estos días están con la elaboración de las tortas de las que realizan en torno a 32 para descartar la mitad y contar el domingo con las 16 mejores para colgar en el Corazón. Para comenzar con el pique entre calles González destaca que "la calle Abajo es la mejor porque nos representa el limón que es la fruta que mejor luce y, además, siempre hacemos la alineación de la fruta perfecta", bromea.

Calle Arriba. En esta zona de Tejina, alrededor de 35 personas colaboran con la elaboración de su Corazón, aunque siempre se terminan añadiendo amigos y familiares, ya que para colaborar no hay edad y desde pequeños, se va adquiriendo esta tradición. El presidente de la comisión del Corazón de la calle Arriba, Carlos González, asegura que las reuniones para las fiestas de San Bartolomé comienzan en marzo, para consensuar el dibujo de las camisas que venden y que, en esta ocasión es una piña intentando comerse a un limón y este, a su vez, a una pera. Fue en 2004 cuando este grupo comenzó con las camisetas naranjas ya que, hasta entonces, todas eran blancas.

Además, en su caso también ha habido otra transformación, ya que inicialmente decoraban su corazón con peras y, en 1991, al no conseguir las adecuadas, decidieron utilizar piñas. "Quedaron tan bien que ya nos quedamos con esas", cuenta el presidente. El Corazón de la calle Arriba es el más pesado de todos, alrededor de 1.000 kilos, debido a que la piña pesa más que el resto de frutas. Para cubrir los gastos de su decoración suelen vender más de 1.000 camisetas. El viernes, tras la recogida de ramas, quedará la elaboración de los ramos y el sábado y el domingo, al igual que el resto de grupos, tendrán que colocar las frutas, tortas y ramos en la estructura. En su caso, Carlos González resalta que "los de la calle de Arriba hemos sido los primeros en algunas cosas como colocar los corazones de luces en la entrada de la calle. Además, nuestro Corazón es el más bonito porque tenemos la mejor fruta y la más dulce".

El Pico. Al llegar a la cancha donde los miembros de El Pico realizan su Corazón, una imagen da muestra de la principal diferencia en el trabajo de este grupo, ya que aquí la masa de las tortas continúa como antaño, realizándose con los pies durante 35 minutos. "Es más fácil porque se ayudan con el peso de todo el cuerpo", cuenta Pablo Molina, secretario de la comisión del Corazón de El Pico. En este grupo son unas 30 personas quienes se reúnen para sacar adelante su Corazón, aunque siempre termina ayudando más gente. Los más pequeños, por ejemplo, se encontraban ayer realizando la pedida para los Corazones chicos que se celebran la próxima semana. Molina asegura que cada uno tiene un labor en el grupo, hay quien hace ramos, decora tortas o las amasa, entre otros trabajos. Este año, además, han sido los propios miembros de la comisión quienes han elaborado el diseño de sus camisetas en las que se muestra a los vecinos colgando su corazón y un padre con su hijo observándolos. Los miembros de El Pico realizan en torno a 60 tortas para elegir las 16 mejores que colocarán en la estructura. Y, como es normal, para los de El Pico, "nuestro Corazón es el mejor porque nuestras tortas suelen ser las más bonitas y, sobre todo, por el gran ambiente que creamos en su elaboración", matiza Pablo Molina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine