Santa Cruz

El joven con discapacidad de las 174 Viviendas Puente de Taco vuelve a casa

El Ayuntamiento media para que los vecinos de todo el edificio recuperen el ascensor a pesar de las deudas de la comunidad

25.08.2015 | 12:43

Leandro Zebenzuí García ya puede dormir en casa. Este joven de 32 años, con un grado de discapacidad del 98%, estuvo obligado a vivir fuera de su vivienda por las deudas de sus vecinos. Hacía más de tres meses que este joven no podía acceder hasta su casa, en el cuarto piso de uno de los bloques de las 174 Viviendas Puente de Taco. Algunos de los residentes de este inmueble llevan años sin pagar sus recibos de la comunidad, por lo que, ante la última avería del ascensor, la empresa encargada de su mantenimiento decidió no arreglarlo.

Ahora el Ayuntamiento de Santa Cruz, a través de la sociedad Viviendas Municipales, ha conseguido mediar para solucionar una situación que se había prolongado durante más de tres meses y que se saldado con Leandro Zebenzuí fuera de casa, durmiendo en el centro de Güímar donde acude a diario para estudiar. Su tutor denunció en reiteradas ocasiones la situación implorando una solución a su problema.

La concejal delegada en materia de Vivienda, Carmen Delia Alberto, visitó hace semanas los pisos para conocer de primera mano lo que estaba pasando con estas familias. Se da la circunstancia de que este conjunto de edificios son casas sociales que pertenecen al Ayuntamiento de Santa Cruz. Son 13 edificios de los cuales 10 tienen ascensor. Por los impagos de sus recibos de la comunidad al menos tres han dejado de funcionar durante el último año. Justo el bloque en el que vive este joven son viviendas que el Consistorio concedió para familias con miembros con dificultades de movilidad, de ahí la importancia de que funcione a la perfección.

En su momento, la edil aseguró que los residentes de este edificio le dieron a conocer la situación, una situación que la misma concejal calificó de "preocupante", dado que muchas de las familias necesitaban el ascensor para poder acceder a sus casas a diario. Cristóbal Darias, el tutor de Leandro Zebenzuí, reconoció que son muchos los vecinos que "llevan años sin pagar la comunidad", algunos incluso durante los 17 años que llevan viviendo en este barrio.

Deuda

La deuda total de todas las comunidades de vecinos asciende a más de 84.000 euros, una cuantía que continúa creciendo conforme pasan los meses. A pesar de que las viviendas son en régimen de alquiler social, los recibos los tiene que abonar cada uno de sus inquilinos, tanto la comunidad como el agua o la luz. Con el paso del tiempo todos se conocen y saben quién debe sus recibos y quién no. En opinión del mismo Darias, es normal que muchos residentes hayan optado por no pagar ya que si todo sigue igual sin pagar, si no existen represalias, todos optan por dejar de abonar sus cuotas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine