Hípica

Los pura sangre vuelan en el asfalto

El pueblo de La Ferruja, en Los Realejos, celebra su segunda carrera de caballos por carretera en sus fiestas en honor a La Milagrosa

24.08.2015 | 12:30
Los pura sangre vuelan en el asfalto

El primero en llegar ayer a La Ferruja, en Los Realejos, fue Virginiano, un pura sangre de seis años. Había salido una hora y media antes de Guía de Isora a bordo de su trailer y miraba con curiosidad los preparativos a su alrededor para la segunda carrera de caballos por asfalto del pueblo, que organizó ayer por la mañana la comisión de fiestas en honor a Nuestra Señora de La Milagrosa, con la colaboración del Ayuntamiento realejero, la Federación Canaria de Hípica y la Asociación Ecuestre La Trilla.

Víctor Alonso, el dueño del potro más madrugador, tiene 33 años y desde los 12 años tiene caballos. Hace 10 compró su primer pura sangre para empezar a competir y hace dos que se trajo de Gran Canaria a Virginiano. "Es muy bueno, muy tranquilo. Pero hay que dedicarle tiempo. Lo entreno una hora al día con un trote muy suave y una vez a la semana salimos a galopar", detalla Alonso. Su potro fue uno de los 12 que participaron. Protagonizó el cuarto de los seis duelos de la jornada pero no pudo seguirle el ritmo a Not so Bright (No tan brillante), que se impuso con autoridad.

La competición estaba previsto que empezara a las 11:00 horas pero arrancó poco más de una después debido al retraso de alguno de los participantes más rezagados. En los preliminares el punto de encuentro fue el Bar Restaurante Valle Verde. Sus propietarios, Daniel Alonso y Guacimara de la Cruz, no podían con los nervios mientras despachaban barraquitos a tutiplén porque también formaban parte de la carrera. "Nos toca competir con el mejor caballo de Canarias", admitía ella en referencia a Cuaco, el pura sangre de la cuadra El Soñador, de Fidel Castro Méndez.

"Es el favorito pero nosotros tenemos fe en el nuestro", apuntaba Guacimara al hablar de Every Honour, el pura sangre de cuatro años que compró con su marido en subasta en Gran Bretaña. Daniel hace 11 años que tiene caballos. Son su "pasión", reconoce y confía en que este corcel le dé muchas alegrías. "Tiene un gran pedigree, su padre es el Duke of Mermelade, un campeón que ganó dos millones de euros en los hipódromos", acota Guacimara elevando la voz para hacerse oír pese al ruido de la máquina que no deja de moler café para servir a los parroquianos que se agolpan en la barra.

Según el veterinario José Enrique García, encargado ayer de hacer el control sanitario previo a la carrera, un pura sangre inglés, como los que participaron ayer, pueden costar entre 4.000 y 8.000 euros. "El precio depende de varios aspectos como la edad y los triunfos que haya logrado", detalló. Mantenerlos tampoco es barato. Daniel y Guacimara aseguran que gastan unos 600 euros al mes en piensos, vitaminas, herrajes y para entrenarlo a diario.

Su jockey fue Adrián Santana. Es de Telde, Gran Canaria, tiene 28 años y lleva desde los 13 compitiendo. Pesa 56 kilos, cuatro menos del peso mínimo obligatorio para la carrera de ayer, que tuvo que compensar cargando unos plomos. Aunque está federado, Santana asevera que "ya no puede vivir de esto". Ayer fue el jinete de cinco de los 12 caballos que participaron. "Tengo mi trabajo y por las tardes entreno. Cada vez hay más carreras. Ahora en verano tenemos una casi todos los fines de semana en las fiestas de los distintos pueblos de las Islas. Pero aquí en Tenerife hay más afición y caballos que en ningún lado", destaca. Asegura que "la gente se ha animado a traer buenos caballos y cada vez se ven más".

La misma visión comparte el concejal de Deportes de Los Realejos, Benito Dévora. "Llevo cuatro años en el área y para mí ha sido una sorpresa la gran afición que hay al mundo del caballo. Hoy, nuestro municipio es referente en las carreras de asfalto", subrayó. Según apuntó, el nuevo Plan General, que el Gobierno local espera aprobar este año, contempla la construcción del primer hipódromo de la Isla. Para su ubicación se barajan tres posibilidades: La Llanada, el casco realejero o Icod el Alto. Para financiar la obra, que podría costar varios millones de euros, Dévora reconoce que será necesaria la colaboración del resto de administraciones locales y del Estado.

Pedro Afonso, de La Trilla, abogó por que el proyecto del hipódromo salga adelante. "Estas carreras se están haciendo en carretera porque lamentablemente la Isla no tiene un hipódromo, pero está claro que la hípica se merece un espacio para llevar a cabo nuestra actividad".
También apoyó esa iniciativa Fidel Castro Méndez. "Sería fantástico tener un hipódromo porque ahora mismo en Tenerife hay más de 70 pura raza ingleses de carrera. Por eso estamos corriendo en las carreteras. En el Norte siempre hubo mucha tradición hípica pero ahora se ha profesionalizado. Las carreras son federadas, los caballos tienen su seguro y los jockey tienen licencia profesional", enfatizó. En su caso, si hubiera un hipódromo en la Isla se traería los seis potros que tiene en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). "Con un hipódromo sería un espectáculo más bonito y también más seguro", añadió.

El riesgo que entrañan estas carreras lo conoce bien Jonay González, El Chafi, como lo conocen todos por el nombre de su cuadra. Estuvo a punto de perder los dedos de un pie hace tres semanas cuando su yegua, Babajaga, se acercó demasiado al muro de piedra de la carretera durante una carrera en La Guancha. "Estoy deseando recuperarme para volver a subirme encima", admitió este joven dedicado a vender piensos para caballos de carrera y dueño de un criadero equino desde 2009. "Aquí todos los caballos son ingleses, salvo dos que son cruza con árabes, y hay niveles muy distintos. Emparejan en los duelos a los más parecidos para que ninguno se quede descolgado", explicó.

A las 12:15 horas se corrió la primera de las seis carreras de 1.000 metros que se disputaron durante la siguiente hora. Sobre el asfalto volaron más que sus adversarios Survible, Minolto, Gavilán, Not So Bright, Chasca y, contra todo pronóstico, Every Honour. El próximo domingo por la mañana, Icod el Alto acogerá una nueva carrera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine