Arona

Educación rechaza cambiar de lugar las aulas digitalizadas del colegio Chayofa

La Consejería afirma que afectaría al sistema organizativo del centro - La negativa obliga a David, un niño con problemas de movilidad, a trasladarse a La Estrella

24.08.2015 | 12:30
Mónica Carrillo junto a su hijo David.

La Consejería de Educación ha reiterado su negativa a trasladar a la planta baja del colegio Chayofa las aulas digitalizadas. Fuentes de la Consejería aseguraron que esta modificación cambiaría sustancialmente el sistema de organización del centro, por el que los niños más pequeños tienen que estar ubicados en la parte baja del centro, más cerca de la salida, para en el caso de que haya una emergencia poder evacuarlos de forma más rápida.

Sin embargo, esta negativa obligará a David, un niño con problemas de movilidad que lleva cuatro años en el centro, a trasladarse a otro colegio que se encuentra a 13 kilómetros de distancia. Su madre, Mónica Carrillo, no está dispuesta a que el menor tenga que abandonar su colegio de siempre por un problema arquitectónico y por este motivo ha presentado una reclamación a la Consejería de Educación, para que permita a su hijo seguir estudiando en el CEIP Chayofa.

Educación mantiene que se barajaron múltiples posibilidades para que el menor pudiera seguir en el centro. Se planteó bajar las clases digitalizadas, algo que se rechazó por razones de seguridad, y también se propuso la instalación de un ascensor, que finalmente tampoco se pudo llevar a cabo. La Consejería asegura que cuenta con informes del equipo psicopedagógico en los que se mantiene que el cambio de centro es lo mejor para el niño.

La madre argumenta que la administración educativa no se puede negar a adaptar los centros con barreras arquitectónicas. Pero fuentes de la Consejería aseguran, que solo tienen la obligación de que las nuevas construcciones sean accesible y que por razones presupuestarias resulta imposible adaptar todos los colegios que existen.

Por eso, la Consejería ha establecido centros de referencia en los que matricular a personas con dificultad motora, que cuentan con todo lo necesario para darle la mejor atención a los menores.

Pero Carrillo considera que el cambio de colegio afectará a la vida de su hijo, ya que "no podrá estar con sus compañeros y tampoco podrá asistir a las actividades extraescolares que son necesarias para su salud".

Por eso, esta vecina de Arona asegura que su hijo seguirá acudiendo a clase al colegio Chayofa, al menos hasta que la Consejería de una respuesta a su reclamación. Pero por el contrario, Educación asegura que el menor deberá incorporarse en septiembre a su nuevo colegio.
La administración mantiene que el menor ha podido cursar los cuatro años anteriores en este colegio de La Camella gracias a la buena voluntad del equipo docente y también de los alumnos. Carrillo no niega esta cuestión, pero asegura que su hijo es muy querido por sus compañeros.

Para intentar cambiar la decisión de Educación, Carrillo ha iniciado una recogida de firmas en Changue.org, en la que ya ha recabado más de 26.000 apoyos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine