El Gobierno confía en que la obra de la depuradora comience a primeros de año

La Consejería de Aguas afirma que los trabajos empezarán cuando el Estado emita el estudio ambiental

21.08.2015 | 23:44

El Gobierno de Canarias confía en que los trabajos para ampliar la planta depuradora de Buenos Aires, en la capital tinerfeña, puedan comenzar entre finales de este año o principios del que viene. Un plazo de inicio que, según explicó el Ejecutivo regional, dependerá de la fecha en la que el Estado emita el estudio de impacto ambiental, pues una vez que el Gobierno central cumpla con este trámite –ya se está trabajando en dicho documento–, la Comunidad Autónoma procederá a sacar a licitación los trabajos y, posteriormente, serán adjudicados para que puedan iniciarse entre finales de este año o principios del 2016, tal y como se ha comprometido el Gobierno central en las comisiones de seguimiento del Convenio de Obras Hidráulicas Estado-Canarias.

De la misma manera, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno canario desmentía las declaraciones realizadas ayer por el presidente del Partido Popular en Tenerife, Manuel Domínguez, en las que aseguraba que el Ejecutivo de Mariano Rajoy (PP) mantenía bloqueados los fondos para la ampliación de la depuradora chicharrera porque Lanzarote carece de plan hidrológico.

Los populares tinerfeños explicaban que para que la Unión Europea siguiera aportando financiación para obras como la que se va a ejecutar en la planta de Santa Cruz había puesto como requisito a sus estados miembros que todas las Islas dispusieran de un plan hidrológico adaptado a la normativa europea. Un plan del que carece Lanzarote. A juicio de Domínguez, las administraciones canarias debían actuar con "urgencia para desbloquear los problemas que están impidiendo la ampliación de la depuradora de Santa Cruz".

Sin embargo, la Consejería no solo desmintió ayer que el plan hidrológico de Lanzarote condicione el futuro de la planta de Buenos Aires, sino que además precisó que "el hecho de que este no haya sido aprobado aún, no afecta a la realización de una instalación que se enmarca en el Plan Hidrológico de Tenerife, aprobado el 6 de mayo de 2015".

"Todas las Administraciones comparten la necesidad e importancia de esta depuradora, hecho que ha motivado la propuesta de la declaración de tramitación administrativa por vía de urgencia", aseguró ayer el director general de Aguas del Gobierno de Canarias, Juan Ramón Felipe, quien añadió que "tanto el Gobierno canario como el Cabildo de Tenerife, a través del Consejo Insular de Aguas, y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente están trabajando coordinadamente para el desarrollo de esta instalación, para la cual, como se indica, se han dado los pasos correctos con la implicación de las distintas administraciones".

La depuradora de Santa Cruz se construyó hace 40 años por el entonces Ministerio de Fomento, sin embargo, el paso del tiempo, el incremento de población y carga contaminante de las aguas que se tratan y las nuevas tecnologías, han hecho necesaria la redacción de un documento técnico que recoja todo lo necesario para ejecutar la obra, de forma que sea capaz de garantizar la correcta depuración de las aguas residuales en un horizonte de 25 años.

Felipe también señaló que desde el Gobierno de Canarias se valora de manera positiva la colaboración interadministrativa mantenida durante los últimos meses entre el Ministerio, el Cabildo y el Ejecutivo autonómico para sacar adelante un proyecto tan complejo y ambicioso como es el de ampliar y mejorar dicha estación. "Los ciudadanos nos ponen al frente de las instituciones para solucionar problemas, no para buscar enfrentamientos políticos", destacó.

Sobre el plan hidrológico de Lanzarote precisó que los técnicos de la Corporación insular ya están trabajando en su redacción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine