La Laguna

El SCS achaca el retraso del ambulatorio de La Cuesta a un ascensor para camillas

La Gerencia de Atención Primaria detectó que faltaba el elevador al visitar la obra

21.08.2015 | 13:03
Visita realizada al centro por la directora del SCS, el alcalde lagunero, ediles y vecinos el pasado 24 de marzo.

El Servicio Canario de la Salud (SCS) anunció ayer que el Centro de Salud de La Cuesta, situado en el barrio de La Candelaria, que permanece cerrado desde 2008, reabrirá en siete semanas. Si bien el 24 de marzo de este año la anterior directora general del SCS, Juana María Reyes, anunció que el ambulatorio estaría en funcionamiento en junio, Sanidad justifica ahora el retraso alegando que el edificio carecía de un ascensor para camillas.

Las obras, adjudicadas a la unión temporal de empresas (UTE) Lahidro del Siglo XXI SL y Rioja Marrero SA, según informa Sanidad en un comunicado, están "acabadas" y fueron entregadas formalmente el pasado 14 de agosto. No obstante, admite que aún faltan los "los últimos retoques" para que pueda abrir al público. También detallan que el edificio todavía no tiene equipamiento.

En concreto, la Consejería de Sanidad explica que durante una visita de los responsables de la Gerencia de Atención Primaria se detectó que el centro carecía de un ascensor para pacientes en camilla, además de otros "ajustes de poca relevancia" que ya están siendo acometidos –afirman– y que "no supondrán una mayor demora porque, al tiempo que se corrigen, se irán adquiriendo los nuevos equipamientos, terminando ambos procesos a la vez".

La puesta en funcionamiento del centro de salud de La Cuesta, que atiende a una población de alrededor de 25.000 vecinos de los municipios de La Laguna y Santa Cruz, corresponde a la Gerencia de Atención Primaria de Tenerife y comprende la instalación de nuevo mobiliario, el traslado de los equipos ubicados en las consultas que fueron instaladas en el Hospital Universitario de Canarias, mientras se ejecutaban las obras, y la dotación de los sistemas de comunicación.

La previsión del SCS es que estas actuaciones hayan finalizado en el plazo de siete semanas y la actividad asistencial vuelva a reanudarse en el citado centro de salud lagunero, a cuya reforma se han destinado 727.242 euros.

La adjudicación de las obras a la citada UTE se realizó en noviembre de 2014 y la firma del contrato a finales de ese mismo mes, mientras que la firma del acto de replanteo se realizó el 29 de diciembre. Los trabajos realizados han consistido en la remodelación integral de las tres plantas del edificio y la renovación de las redes de suministro eléctrico, agua corriente y telecomunicaciones, además de la instalación de un sistema de climatización y una escalera de evacuación.

El centro de salud de La Cuesta dispondrá de siete áreas: sala de toma de muestras, unidades de salud bucodental, cirugía menor, urgencias, salud maternal, pediatría y consultas de atención de adultos.

El SCS había previsto en el concurso público que la duración de las obras sería de siete meses, pero la empresa adjudicataria se comprometió a concluirlas en tres meses y medio, esto es, a mediados del mes de abril. Finalmente el ritmo de trabajo no fue el esperado y la obra no se entregó hasta el pasado día 14.

Reunión con los concejales

Los concejales de Sanidad, el socialista Zebenzui González, y el de la zona de La Cuesta, el nacionalista Sergio Eiroa, se desplazaron ayer al barrio de La Candelaria para participar de una reunión con los representantes de diversas organizaciones vecinales de la zona. En el encuentro, que duró más de una hora y media, participaron miembros de la Asociación de Jóvenes de La Laguna (Jocu), Proyecto de Barrios, y las AA.VV. Benchomo, de Las Mantecas, La Cuesta de Arguijón, San Román, La Salud Alto. Todos ellos pidieron a los ediles laguneros que "utilicen el canal político para agilizar los plazos y que el centro de Salud pueda volver a abrir lo antes posible". Según Bruno Barreto, presidente de Jocu, los habitantes de esta populoso núcleo lagunero "no están dispuestos a seguir tolerando retrasos y que se incumplan las promesas que nos hacen sin ni siquiera dar una explicación".

Por ese motivo, los distintos colectivos están dispuestos a salir a la calle y ya preparan una manifestación para el día 9 de septiembre. Ramón Rodríguez, del barrio de El Rocío, detalló que será "una parodia protesta", en la que participarán los humoristas Rudy y Ruymán, que son vecinos de la zona, y en la que irán pertrechados de vendajes, muletas y todo tipo de insumos y uniformes sanitarios. Cada colectivo saldrá de su barrio para confluir todos a las puertas del ambulatorio. En el caso de El Rocío, la manifestación partirá a las seis de la tarde del Polideportivo.

Carmen Luisa González, de la Asociación Benchomo, valoró de forma positiva que los concejales laguneros "hayan dado la cara".
"Entendemos que son nuevos en el cargo, pero es raro que siendo Zebenzui González del mismo partido que el consejero de Sanidad [Jesús Morera] no haya podido averiguar nada", lamentó. La portavoz vecinal también criticó que "cuando el centro de salud se cerró tardaron dos días en llevarse todo el mobiliario y ahora para hacer el mismo trabajo a la inversa digan que necesitan casi dos meses".

Unid@s se puede realizó ayer la visita que al centro sanitario que anunció el martes que haría para comprobar la marcha de los trabajos.
Sin embargo, al no haber solicitado con antelación ser recibidos por algún representante de la Consejería de Sanidad se encontraron con el edificio cerrado, aunque fueron testigos de que en el interior había operarios trabajando en la instalación eléctrica. Rubens Ascanio, portavoz de esta formación, criticó "la absoluta desinformación" a la que han estado sometidos durante los últimos meses los usuarios de este ambulatorio. "Los responsables de la Consejería ponen como excusa que todavía están aterrizando", apuntó. Unid@s anunció ayer que apoya la manifestación convocada por los vecinos de La Cuesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine