Santa Cruz

Santa Cruz gasta 163.243 euros en saber cuál es grado de deterioro de 236 casas

Viviendas Municipales adjudica la redacción de ocho proyectos para comenzar a rehabilitar inmuebles en cuatro barrios

20.08.2015 | 12:11
Un trabajador en una obra de rehabilitación anterior en Santa María del Mar.

El Ayuntamiento de Santa Cruz ha adjudicado la redacción de ocho proyectos que permitirán la rehabilitación de 236 casas del municipio. El área de Viviendas Municipales invertirá un total de 163.243 euros en la contratación de este servicio que también incluye la elaboración de los informes de evaluación de los edificios donde se llevarán a cabo los trabajos.

"Ahora estamos sacando la adjudicación de los proyectos con los que se evaluará la situación en la que se encuentran los edificios, con los que pretendemos conocer qué necesita arreglarse en cada uno, en qué debemos centrarnos", señaló la edil de Vivienda, la nacionalista Carmen Delia Alberto. Cuando esté claro en qué hay que trabajar, "para lo que se da un mes de plazo a las empresas", se volverá a sacar a concurso la realización de los trabajos. "Nuestra previsión es que a finales de septiembre estén ya las obras ajdudicadas porque existen unos plazos que tenemos que cumplir con el Ministerio", aseguró Alberto.

Los barrios donde está previsto trabajar durante los próximos meses son: Santa María del Mar, donde hay cuatro actuaciones de las ocho fijadas; Miramar, donde se intervendrá en dos proyectos diferentes; el barrio de La Victoria; y en Ofra. Cada una de estas zonas tiene problemas diferentes aunque la mayor parte de las actuaciones responden a necesidades relacionadas con la red de saneamiento, la aparición de humedades por la presencia de filtraciones, la falta de mantenimiento general en todo el edificio o el deterioro por el paso de los años de todas las fachadas de los bloques.

El objetivo de la rehabilitación es modernizar la mayor parte de las instalaciones del inmueble, así como impermeabilizar las cubiertas o azoteas y recuperar gran parte de los servicios básicos de suministro de agua potable y electricidad. En algunos casos, además, se instalará un sistema de tratamiento de las aguas residuales para evitar que el líquido de los bajantes se mezcle, algo que puede traducirse en la presencia de malos olores que molestan a los vecinos. Con todos estos arreglos se busca prolongar de forma considerable la vida útil de las edificaciones, en muchos casos con más de medio siglo de vida, así como también mejorar la calidad de vida de sus habitantes que durante años han luchado porque estas obras se llevaran a cabo. Nunca, salvo que sea necesario para el bien común del resto de propietarios, se actúa en el interior de las viviendas. Siempre se trabaja en las zonas comunes.

La concejal delegada en materia de Vivienda aseguró ayer que desde Viviendas Municipales se está realizando "un gran esfuerzo" para sacar estos proyectos adelante, donde se hace especial hincapié en las conversaciones que se mantienen de forma periódica con los vecinos. Se intenta que estos se animen a participar y a rehabilitar sus casas, aunque esto suponga una inversión privada. La rehabilitación de viviendas en los municipios se lleva a cabo con una aportación mínima de los vecinos y con la inversión de las tres administraciones. Por lo general, los vecinos pagan poco más de mil euros por cada casa; el resto de la inversión se reparte entre las aportaciones del Estado (que facilita un 50% del total); asimismo, el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento santacrucero se reparten el 40% restante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine