La Laguna

La Comisión de Fiestas de Punta del Hidalgo restaura la imagen de la Virgen

El imaginero local Ibrahim Hernández será el encargado de limpiar y devolver el color original a Nuestra Señora del Carmen

19.08.2015 | 12:44
Una imagen de la Virgen durante las fiestas del Carmen de La Punta.

La Comisión de Fiestas de Punta del Hidalgo ha decidido restaurar la talla de la Virgen del Carmen y arreglar los pequeños desperfectos que le ha causado, principalmente, el salitre de las embarcaciones, que realizan cada año con motivo de su festividad en el mes de julio. Se trata de una talla donada al pueblo hace unos 80 años, en concreto a la zona de La Hoya y que, aunque no tiene un gran valor económico porque está realizada en yeso, los punteros tienen especial devoción y no han dejado de sacarla en procesión desde entonces.

La presidenta de la Comisión, Estefanía García Salvador, señaló que debido al agua salada que le salpica durante las embarcaciones, la Virgen tenía unos pequeños agujeros en el manto y el color ya no era el mismo del inicial. Por este motivo, y tras la realización de los festejos del pasado mes, la Comisión decidió invertir el dinero que les había sobrado en mejorar la imagen de la Virgen del Carmen que cada año veneran.

Para la mejora de estos pequeños detalles han elegido al escultor de Punta del Hidalgo Ibrahim Hernández. "La Comisión de Fiestas siempre ha apostado por trabajar con los profesionales y comerciantes del pueblo y queríamos hacerlo ahora también", afirmó la presidenta.

En estos momentos, los responsables de la Comisión se encuentra realizando los trámites burocráticos con el Obispado de La Laguna para poder sacar la talla de su ermita y trasladarla hasta el taller del escultor para realizar los trabajo que están previstos que comiencen la próxima semana.

Ibrahim Hernández, por su parte, aseguró que los trabajos consisten en la limpieza integral de la imagen –que mide en torno a 1,30 metros–, reintegrando el color, principalmente, en la parte trasera de la misma, que es la más afectada. "Se trata de un trabajo sencillo, ya que no está muy deteriorada", afirmó el joven escultor.

Además, resaltó que la importancia de esta pieza es más por la devoción que le profesan los punteros que por su valor económico, puesto que se trata de una talla de yeso realizada en serie en una fábrica catalana. Por ello, remarcó que "más que una restauración, lo que realizaré es una limpieza". A pesar de no ser el trabajo al que Hernández está acostumbrado, ya que normalmente realiza tallas en madera, reconoció que "acepté el trabajo por la gran devoción que siente mi pueblo por ella". El escultor agregó que, precisamente, que sea una pieza de yeso ha hecho que se estropee más rápido, ya que si fuera de madera policromada hubiera aguantado mejor el contacto con el salitre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine