Granadilla de Abona

Varias calles de El Médano, cerradas pese a terminarse hace 10 años

Vecinos denuncian que deben recurrir a la carretera general para llegar al centro de la localidad, que se encuentra a escasos metros

17.08.2015 | 08:19
la opinión

Varias calles en la localidad de El Médano permanecen cerradas a pesar de que su construcción y adecuación concluyó hace una década. Según varios vecinos de la zona, la apertura de estas vías permitiría acceder al centro del pueblo, a unos escasos metros, de manera directa "en lugar de tener que recurrir a la carretera general y dar toda la vuelta para, por ejemplo, ir al supermercado".

Se trata de las carreteras, asfaltadas, con aceras e iluminación, planificadas para albergar varias urbanizaciones, dentro de la ampliación de la localidad costera. Sin embargo, apenas se construyeron unas cuatro zonas en las que residen, según los vecinos, unas 300 personas. El resto de edificios jamás se iniciaron y según han comunicado fuentes del Consistorio, los propietarios de la constructora no entregaron la obra.

De esta manera, en El Médano se sitúa una infraestructura viaria totalmente terminada y sin utilizar. "No tienen ningún sentido porque para acceder con nuestros coches al pueblo podríamos ir directos", lamentan los vecinos, que añade que en el caso concreto de una de las vías hay una valla que impide el acceso.

Las mismas fuentes señalaron que "hace algunos años" un grupo de habitantes de la localidad se mantuvo una reunión con responsables del Ayuntamiento de Granadilla, "y la respuesta fue que había que hacer algo, pero sigue sin hacerse nada", lamentan.

Además, hace algo más de un lustro también enviaron varios escritos al Consistorio granadillero sobre varias quejas respecto a las infraestructura, que según los remitentes no obtuvieron respuesta sobre este asunto aunque sí se terminó la iluminación de otras de las carreteras, que a pesar de estar abierta no reúne las condiciones de tránsito.

De hecho, además del laberinto para acceder al centro de El Médano, los residentes se quejan de la falta de adecuación de otras vías que aunque sí que están abiertas "no reúnen las condiciones de tránsito". En concreto, aluden a la intersección entre el Paseo Alcaraván y la calle La Gaviota que "está si asfaltar y que suponen un riesgo para los peatones que pretendan cruzar andando y una trampa para los coches".

Este grupo de residentes de Granadilla de Abona acumula otras quejas similares, entre las que se encuentra la rotura de una valla de seguridad que no se ha repuesto, la colocación de contenedores en la vía pública a pesar de ser contraria a sentencia judicial, o la inexistencia de acera en algunos tramos, aunque admiten que la mayor parte de estas situaciones "no son las que más molestan". La suma de todas ellas es lo que ha hecho a los vecinos exigir al Consistorio una respuesta inmediata, aunque aún barajan qué tipo de acciones emprender.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine