La Laguna

La residencia Santo Tomás de Aquino cierra al acumular pérdidas de 30.000 euros al año

El centro, que pertenecía al Obispado, cesó la actividad en julio con la clausura del curso académico

14.08.2015 | 12:47
Fachada de la residencia Santo Tomás de Aquino.

La residencia de estudiantes Santo Tomás de Aquino, perteneciente al Obispado de La Laguna, cerró el pasado mes de julio definitivamente tras años de pérdidas. En los últimos tres años, de las 114 plazas con las que contaba este inmueble situado en el Seminario de La Verdellada, apenas se cubrían 38, lo que llegó a suponer unas pérdidas de en torno a los 30.000 euros anuales. Así lo aseguró Víctor Oliva, último director de la residencia, quien reconoció que "con los pocos estudiantes que teníamos, nos vimos en la necesidad de cerrarla".

Y es que a pesar de que el inmueble estaba abierto para poder alojar a cualquier usuario, independientemente del motivo, sus principales inquilinos eran alumnos de la Universidad de La Laguna. En este sentido, Oliva recordó que "habiendo menos estudiantes universitarios, si las residencias públicas no se llenan, es lógico que las privadas tampoco", ya que suponen un desembolso de dinero más elevado. Santo Tomás de Aquino abrió sus puertas en el curso académico 1993/94. Ahora, tras más de 20 años prestando servicio a universitarios, profesores e investigadores cierra sus puertas afectado por la crisis.

La residencia, de carácter masculino, tenía como objetivo favorecer al máximo la formación profesional de los usuarios. "Entendemos que a los jóvenes que se alojaron con nosotros les hizo bien quedarse aquí, pero ya era imposible tener estas pérdidas", manifestó el exdirector.
Víctor Oliva recordó que la instalación se abrió como la primera residencia masculina, con presencia de la Iglesia, en el municipio y con el fin de prestar un servicio de alojamiento a la Universidad de La Laguna. Por ello, resaltó que, "si en un futuro es necesario volver a prestar este servicio, se abrirá de nuevo, siempre que sea viable económicamente.

El precio medio de las habitaciones, de las que había tanto individuales como dobles, rondaba los 600 euros al mes con todos los servicios incluidos. Este coste, fue insostenible por los usuarios en los últimos años y, de ahí, que no se llegaran a cubrir ni la mitad de las plazas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine