El Cabildo comienza la construcción de la Rambla de Acentejo, vital para la comarca

La infraestructura será un revulsivo para el comercio de La Matanza, La Victoria y Santa Úrsula

14.08.2015 | 12:47
Un momento durante la presentación de la primera fase de los trabajos.

El Cabildo iniciará la próxima semana las obras que permitirán crear la Rambla en Acentejo, una infraestructura que permitirá no solo mejorar la actividad comercial y de servicios en torno a la carretera TF-217, sino que también posibilitará a los vecinos que puedan pasear entre La Matanza, La Victoria y Santa Úrsula. El director insular de Fomento, Miguel Becerra, detalló que la primera de las actuaciones previstas será la mejora de tres intersecciones por un importe de más de 934.000 euros.

Becerra explicó que se trata de una vía por la que transitan diariamente entre 10.000 y 17.000 vehículos mientras que la directora insular de Carreteras, Ofelia Manjón, aseguró que el proyecto contribuirá a mejorar la seguridad vial.

En el acto de presentación de los trabajos, el alcalde de La Victoria, Fermín Correa, manifestó que se trata de un proyecto "de vital importancia" para los tres municipios. "Quiero mostrar mi agradecimiento al presidente del Cabildo, Carlos Alonso, por su interés e implicación en la ejecución de estas obras", dijo.

La alcaldesa en funciones de Santa Úrsula, Úrsula Delgado, coincidió en destacar la importancia de estas obras y pidió a los vecinos que tengan "paciencia" cuando comiencen porque, una vez finalizadas, contribuirán a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Por su parte, el alcalde en funciones de La Matanza, Juan Rivero, dijo que este proyecto es una "vieja reivindicación" de su municipio pero que beneficiará a toda la comarca.

Los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de 18 meses, consistirán esencialmente en la construcción de tres rotondas, una por cada intersección, en las distintas localidades que abarca la vía. Las mejoras se realizarán concretamente en las intersecciones de la carretera general TF-217 con la calle Limeras (PK 1+600), en La Matanza; con el acceso a la TF-5 en La Victoria (PK 4+000) y con el acceso al enlace de cuesta de la Villa (PK 8+800), en Santa Úrsula.

Se trata de la primera parte de una obra más amplia que no solo se circunscribe a la mejora de la carretera, sino que va mucho más allá con la idea de potenciar esta vía como un eje de carácter comarcal vinculado al comercio. El Cabildo espera sacar a licitación el próximo mes de septiembre la redacción de este proyecto, según informó Miguel Becerra.

Un primer paso para conseguir el impulso turístico y comercial de este entorno es la mejora de la propia carretera para convertirla en una verdadera travesía urbana. La idea es crear posteriormente la infraestructura urbanística adecuada que permita convertir la carretera en un gran eje comercial con los equipamientos adecuados y, paralelamente, diseñar una estrategia específica para dinamizar toda la zona y convertirla en una auténtica vía de promoción económica.

La carretera TF-217 servía antiguamente de conexión del Norte de la Isla para los viajeros que procedían de Santa Cruz o La Laguna. Esta vía, al igual que ocurría en todas las que fueron diseñadas a finales del siglo XIX o principios del siglo XX, se articulaban de centro de núcleo urbano (ayuntamiento o iglesia principal) hasta el centro del siguiente núcleo urbano.

El elevado coste de la urbanización de nuevos terrenos, necesarios para el desarrollo de los núcleos poblacionales, provocó el aprovechamiento de estas infraestructuras viales para la expansión de ciudades lineales.

El paso a la economía urbana y el aumento del número de vehículos en casi un mil por ciento en los últimos 30 años, unido al aprovechamiento de fincas agrarias para acceder a los barrios más alejados, ha provocado una alta intensidad de tráfico y una evidente inseguridad vial, aspectos que precisamente se quieren solucionar con el proyecto que va a ejecutar el Cabildo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine