Santa Cruz

La falta de seguridad retrasa la puesta en marcha del huerto de El Toscal

El desnivel de gran parte del terreno impide a los 14 hortelanos trabajar de forma cómoda en el interior del solar de titularidad municipal

13.08.2015 | 12:38
El solar antes de ser habilitado por el Ayuntamiento para las parcelas del huerto urbano de El Toscal.

La falta de seguridad en el solar municipal que el Ayuntamiento ha destinado a la consolidación de un huerto urbano en el barrio de El Toscal ha retrasado su puesta en marcha. El nuevo concejal del Distrito Centro-Ifara, José Carlos Acha, aseguró ayer que los hortelanos ya tienen asignadas sus parcelas, un total de 14, pero tan solo han podido tomar contacto con el terreno de forma superficial ya que las condiciones en las que se encuentra el espacio no permite trabajar la tierra de forma cómoda.

"Estamos haciendo un muro para evitar los desniveles", aseguró el edil. En algunos tramos del solar hay badenes de hasta tres metros lo que supone "un peligro grave de caída", añadió. La idea del Ayuntamiento es acabar con este problema eliminando por completo el acceso hasta esta parte del terreno.

Además, desde el Distrito han comprado una valla metálica que sirve para perimetrar la zona donde se localizó en 2013 un aljibe de gran valor etnográfico cuando se estaba acondicionando el solar para ubicar este huerto. Tras su llegada al Distrito, José Carlos Acha reconoció que se encontró con este espacio protegido de manera superficial, "con una malla que permitía el acceso de cualquier persona, incluidos niños". De hecho, han pensado en incorporar un muro pero, en un intento por proteger el aljibe, han desechado la idea.

En todo momento, el también concejal de Cultura reconoció que, aunque como idea es una buena propuesta, los huertos urbanos que se han puesto en marcha desde el Ayuntamiento de Santa Cruz "no se han planteado correctamente". "Aquí los huertos urbanos no se plantean para que el vecino coma porque no tiene con qué hacerlo; en Santa Cruz, como ocurre en ciudades como París o Berlín, los huertos urbanos deben estar pensados para que el vecino disfrute, como una zona de esparcimiento del barrio", concretó Acha.

Sin embargo, lo que se han encontrado los vecinos es que "no tienen suficiente tierra para trabajar", aseguró. De hecho, "en la parte delantera tan solo hay unos centímetros de tierra", añadió. En su opinión, no se puede facilitar un terreno para que los vecinos puedan disfrutar de él si no se concede en unas condiciones óptimas. "Nos están pidiendo tierra para ponerse a trabajar y no hay dinero para comprarlo desde el Distrito", reconoció el concejal. La opción que han conseguido los hortelanos es habilitar macetas de grandes dimensiones fabricadas con madera, llenarlas de arena del suelo, y comenzar a trabajar directamente en ellas. En el recinto hay, además, un cuarto de aperos "sin ventanas" y un bidón de agua que ha comprado el Distrito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine