La polémica de los vertidos líquidos al mar

El alcalde de El Rosario asegura que el 39% de sus aguas proceden de la cárcel

Escolástico Gil afirma que su municipio "cumple a rajatabla" con el convenio firmado para poder tratar los residuos y verterlos al mar

12.08.2015 | 12:40
Exterior del centro penitenciario Tenerife II, en El Rosario.

El alcalde de El Rosario, Escolástico Gil Hernández, aseguró ayer que 39% de las aguas residuales que el municipio vierte en la capital tinerfeña proceden a la cárcel. De esta manera, el primer edil quiso puntualizar las diversas informaciones publicadas en los medios de comunicación sobre las intenciones del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife de dejar de verter y depurar las aguas residuales procedentes del municipio, ante la incapacidad de la depuradora ubicada en el capitalino barrio de Buenos Aires de tratar adecuadamente todo el caudal que recoge.

De esta forma, regidor aclaró que la cantidad de aguas residuales que se vierten, a través de la red santacrucera, es de 882,15 metros cúbicos al día y no, 1.273,48 metros cúbicos al día. Una estimación que se acordó entre ambas partes y que se puso por escrito en el convenio firmado con el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el pasado 29 de diciembre de 2014. En el citado acuerdo se hacía constar que, al no existir caudalímetro de medición, ambas partes consensuaban la cantidad de 321.985 metros cúbicos anuales como estimación de las aguas residuales procedentes de El Rosario que se debían enviar a la estación de bombeo de Los Llanos y depurar en la estación de tratamiento de Buenos Aires. De esta cantidad anual resultan los referidos 882,15 metros cúbicos diarios.

Asimismo, de la referida cantidad 342 metros cúbicos (el 39%) pertenecen a las aguas residuales procedentes del Centro Penitenciario Tenerife II, dependiente del Ministerio del Interior, siendo únicamente los 540,15 metros cúbicos restantes originados por parte de los vecinos de varias zonas del casco de La Esperanza.

Por otro lado, y también según estipula el convenio firmado con el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, la Corporación rosariera abona a la administración capitalina 26.000 euros, de forma bimensual, por el servicio de alcantarillado, vertido y depuración de aguas residuales y una parte de aguas de lluvia efectuado en la estación de aguas residuales de Los Llanos.

Por todo ello, el alcalde de El Rosario destacó que "es necesario buscar soluciones en las que se impliquen otras Administraciones Públicas, dado que el porcentaje de aguas residuales que generan nuestros vecinos y vecinas y que son llevadas a Santa Cruz es realmente mínimo y, en todo caso, pagamos religiosamente, desde hace años, por su correcto tratamiento".

Además, subrayó que "otras zonas del litoral de El Rosario presentan problemas de similar o mayor gravedad y estamos ansiosos por conseguir su solución definitiva". "Estamos seguros de que una próxima reunión entre los ayuntamientos afectados, el Consejo Insular de Aguas y la Dirección General de Costas será clave para resolver los problemas de vertidos", agregó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine