El Cabildo refuerza la prestación de servicios a personas con discapacidad

El Complejo Hospitalario y Sociosanitario abrió sus puertas en abril con 25 plazas para atención residencial

11.08.2015 | 02:00

El Centro de Discapacidad del Complejo Hospitalario y Sociosanitario del Sur, ubicado en Arona, ha ocupado en los primeros cuatro meses de su puesta en marcha casi la totalidad de sus 25 plazas de atención residencial. Así, son ya 23 mujeres y hombres de entre 17 y 64 años de edad con discapacidad por graves trastornos de conducta los que son atendidos en este recurso. Se trata de una infraestructura de titularidad insular que da respuesta a la demanda de este tipo de servicios, en la que se favorece la ordenación de plazas y perfiles más acordes con las necesidades que existen.

Este recurso, que está gestionado por la congregación religiosa Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, se enmarca dentro del convenio de colaboración entre el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife, por el que se lleva a cabo la prestación de servicios en centros residenciales de día y de noche a personas en situación de dependencia, y en general a personas mayores o con discapacidad.

Hasta el Centro de Discapacidad, que abrió sus puertas el pasado mes de abril, se trasladó recientemente el presidente del Cabildo, Carlos Alonso; la consejera de Gobierno Abierto, Acción Social y Atención Ciudadana, Cristina Valido, y la directora insular del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria, IASS, Juana María Reyes, para conocer la buena marcha del mismo.

Alonso manifestó que "la puesta en marcha de este complejo ha venido a paliar la necesidad de prestar atención a personas con discapacidad y graves trastornos que necesitan ser atendidos, puesto que la falta de asistencia adecuada supone un problema grave para ellos y para su entorno familiar y social".

Valido hizo especial hincapié en que "este tipo de centros dependientes del Cabildo son una realidad por la que vamos a seguir apostando. Nuestro principal objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas, en este caso, de los enfermos y, también, de sus familiares".

Así, la comitiva insular pudo comprobar cómo los usuarios, que han accedido a su plaza a través de la Unidad de Discapacidad del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria, IASS, recibe atención dirigida a los cuidados en la realización de las actividades básicas de la vida diaria, enseñanza de habilidades y competencias comunicativas, promoción de la autonomía personal, a la vez que atención sanitaria y atención social. Todo ello, al objeto de mejorar la calidad de vida de cada uno de ellos.

El equipo responsable está compuesto por un psicólogo y coordinador del recurso, psiquiatra, enfermera, terapeuta ocupacional, una trabajadora social y cuidadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine