La Laguna

Fallece a los 89 años el padre Adán, expresidente del CB Canarias

El sepelio tendrá lugar hoy, a las 13:00 horas, en la parroquia de Los Remedios

07.08.2015 | 13:17
El padre Adán en 2012, en el palco del CB Canarias, durante el partido de ascenso a la ACB contra el Lleida.

José Miguel Adán Rodríguez, más conocido como el padre Adán, falleció en la mañana de ayer en el hospital del Tórax, en La Laguna, a los 89 años. El padre Adán era natural de Santa Cruz pero era lagunero de adopción ya que desde que fue ordenado presbítero el 17 de febrero de 1951, por el obispo Pérez Cáceres, siempre estuvo vinculado al municipio. Tal fue su relación a La Laguna que en 2003 el Ayuntamiento le dedicó una calle en su honor. La misa exequial tendrá lugar hoy, a las 13:00 horas, en la Catedral y será presidida por el obispo Bernardo Álvarez. La capilla ardiente está instalada en la cripta de los Hermanos Bethlemitas, en la trasera de la iglesia de Los Remedios.
El primer destino del padre Adán fue, en 1951, la parroquia de San Bartolomé en Tejina, donde estuvo como vicario sustituto. Tres años más tarde pasó a ser vicario sustituto de Nuestra Señora del Rosario, en Valle de Guerra. También ejerció como coadjutor de la parroquia de Nuestra Señora de Los Remedios, capellán de la Clínica La Colina y canónigo de La Catedral. Estaba muy vinculado a la vida social lagunera, llegando a ser esclavo del Cristo.

Además de su faceta religiosa, era un gran amante del deporte y la pintura. Fue un colaborador activo en el día a día del Club Baloncesto Canarias, del que fue presidente desde mediados de la década de los 70 hasta la temporada 78-79, aunque siguió colaborando con la entidad posteriormente. En el equipo, vivió el traslado a la cancha del colegio Luther King, del que también fue profesor de Religión.
Su pasión por el deporte la compaginó con su interés por la pintura, siendo Premio Canarias en los años 60 en dos ocasiones, y su afición por la música. Así, el padre Adán era, como recuerda su amigo Domingo Luis Martín Rodríguez de Acuña, "un gran organista que promovió la música coral en Tenerife y tenía un importante sentido de la melodía". Y es que Adán Rodríguez fue el fundador y director del coro Palestrina, entre otros. Pero si algo destacan de él sus amigos es su gran sentido del humor. "Era una persona de extraordinaria generosidad, amable y un magnífico amigo siempre dispuesto a hacer un favor. No sabía decir que no", recuerda Martín Rodríguez. Desde su jubilación, el padre Adán vivía en la casa sacerdotal de la calle Anchieta y disfrutaba acercándose cada día al conocido Casa Micaela a tomarse un café y leer los periódicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine