Santa Cruz

La ermita de Almáciga afronta la última fase de las obras tras 15 años de espera

El Obispado y los vecinos se encargan de conseguir la financiación para la nueva construcción

02.08.2015 | 02:00

El pueblo de Almáciga lleva casi 20 años esperando para poder inaugurar su nueva ermita en honor a la Virgen de Begoña y parece que no tendrán que ver pasar mucho tiempo más. Después de que el anterior templo fuera derruido y se comenzara a levantar la nueva construcción, la estructura acaba de ser finalizada y solo queda trabajar en la instalación eléctrica y el embellecimiento del interior del templo.

Son unos 200.000 euros los que aún quedan por invertir para terminar con estas obras. Los vecinos y el Obispado de la Diócesis Nivariense ya cuentan con unos 30.000 euros para esta última fase y esperan conseguir el resto de la cantidad en los próximos meses para agilizar esta intervención que se ha demorado significativamente en el tiempo.

La ermita donde se rendía culto a la Virgen de Begoña tuvo que ser derruida hace ahora más de quince años debido a los desperfectos que existían en su estructura, al haber sido construida en 1950 con materiales muy pobres. Desde ese momento, y mientras se construye el nuevo templo, la imagen aguarda en una pequeña y bonita capilla junto al local de la asociación de vecinos. A pesar de lo pintoresco del lugar, los vecinos no quieren que esta situación se convierta en algo permanente y por eso trabajan para afrontar la última fase de los trabajos. Y es que, algunos días, cuando se reúnen demasiadas personas en este lugar, la misa se tiene que dar en el exterior de la improvisada capilla.

Además de la precaria situación en la que se encontraba el templo, otro de los motivos que llevó al Obispado Nivariense a iniciar el proceso de remodelación de la ermita fue el aumento de la población en este pueblo de Anaga. Fue en 1995 cuando se tomó la decisión de iniciar esta mejora, que corre a cargo del arquitecto Javier Álvarez y se ejecuta por medio del constructor Felipe Méndez.

Los propios vecinos de Almáciga y el Obispado han sido los encargados de financiar la mayor parte del proyecto, que también ha recibido la ayuda de la Hermandad de Begoña de Bilbao, que mantiene con este pueblo una excelente relación debido a la presencia de la Virgen de Begoña, patrona de la ciudad vasca. El Ayuntamiento de Santa Cruz colaboró con una partida inicial de unos 30.000 euros cuando comenzaron las obras y, además, cedió un solar junto a la asociación de vecinos para que se instalara allí una pequeña capilla provisional. A pesar de ello, el párroco de Taganana, Airan Expósito, explica que para afrontar esta última fase de las obras esperan poder obtener de nuevo una partida económica de la Corporación municipal que se verá reflejada en los presupuestos para el próximo año. Por su parte, continúa el cura, el Cabildo de Tenerife no ha participado en la financiación de este proyecto puesto que se trata de un templo de nueva construcción, al contrario de lo que ocurre con la parroquia de la Virgen de las Nieves en Taganana, por ejemplo.

La estructura de la nueva construcción ya está finalizada y ahora restan los trabajos en el interior. Los vecinos se encuentran muy contentos con el proyecto porque el templo tendrá gradas y la Virgen de Begoña estará colocada en alto frente a una cristalera por la que se podrá observar todo el pueblo del macizo de Anaga.

Eudelia Rodríguez es una de las vecinas de Almáciga y la persona encargada de organizar todas aquellas actividades destinadas a recaudar dinero para la construcción de la nueva ermita. Los bailes y la venta de lotería han hecho posible que los trabajos avancen y ahora, reconoce, solo hace falta la última partida para realizar las obras en el interior del recinto. Como explica la propia Rodríguez, la ermita será muy similar a la que posee la Virgen de Begoña en Bilbao.

De este modo, el de Almáciga es el más asequible de todos los proyectos que tienen en marcha el Obispado tinerfeño. Tal y como detalla el ecónomo diocesano, Víctor Oliva la estructura principal ya está construida. Falta la cubierta y el resto de instalaciones para terminar de configurar una parroquia que vendría a cubrir las necesidades en la parte más alejada y rural, con diferencia, del municipio chicharrero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine