Entrevista.

Gladis de León: "Creemos que las finales que parten desde cero son mucho más atractivas"

"Sé que cuando hay un cambio siempre se generan dificultades al principio pero estoy convencida de que acabaremos teniendo un gran concurso de murgas", afirma la concejal del Organismo Autónomo de Fiestas

01.08.2015 | 02:20
La concejal de Fiestas, Gladis de León.

El consejo rector de Fiestas aprobó ayer, entre otros asuntos, la modificación de las bases que regirán los concursos del Carnaval 2016. Variaciones realizadas tras una ronda de consultas del Ayuntamiento capitalino con todos los colectivos de la fiesta chicharrera por excelencia. Entre ellas sobresalen aquellos que sufrirá el certamen de murgas adultas, cambios liderados por la nueva concejal del área, Gladis de León, completamente segura de que este pequeño giro potenciará una cita a la que le venían rodeando ciertas dudas en los últimos años. "Hemos escuchado a los grupos y nos han lanzado propuestas que nos han parecido buenísimas; ahora toca adaptarlas con el único objetivo de mejorar", señala de manera casi taxativa.

¿Convencida de estos cambios que acaba de aprobar?

Sí, lo estoy, al igual que el consejo rector al completo. Sé que hay opiniones para todo, pero me gustaría intentarlo. Quedan más carnavales por delante y si vemos que esto no funciona siempre se podrá arreglar. No es que el espectáculo no estuviera bien, pero mucha gente me había trasladado que existía una cierta tendencia a decaer y por eso vamos a tratar de mejorar un poco. Vamos a probar a ver qué pasa.

Algunas de esas variaciones las acomete incluso a contracorriente de lo que piensa la mayoría de las murgas.

La mayoría no creo que sea en ningún caso. Se opina de todo, no solo dentro de las murgas, sino que también lo hace el público. La gente quiere una buena final y esto no significará que decaiga la calidad de las fases. No pienso que haya puestos ya garantizados para ninguna en la final.

¿Tiene temor o recelo de que los grupos se le rebelen?

Temor no. Sé que hay gente que no está de acuerdo, y también soy consciente de que cuando se produce un cambio siempre se generan dificultades en un inicio, pero también estoy convencida de que al final tendremos un gran concurso y con un buen nivel.

Algo que parece que no agrada en el entorno murguero es el dejar de que cuente la nota de la fase para los premios. ¿Cuál es su argumento para el cambio?

Llevábamos varios años con este sistema, pero mucha gente seguía opinando que las finales partiendo de cero eran finales mucho más atractivas, con más incógnitas y sorpresas. Y tanto yo como todo mi equipo pensamos que las verdaderas finales deben ser así.

Insiste mucho en la final, ¿pero no ha tenido en cuenta de que se podría estar quitando calidad a las fases?

No, creo que no. Las murgas están obligadas a hacer una buena fase para intentar estar en la final. Espero que ninguna murga se dé por vencida de antemano creyendo que no tiene sitio en la final. Repito, la idea es que todo el concurso gane en calidad.

Mantienen el tope en 25 murgas. Ya en otras ocasiones se ha abierto la mano a subir el número de participantes. ¿Qué sucedería si en las próximas semanas se creara algún grupo más?

Pues lo valoraríamos y lo estudiaríamos en consejo. Pero sinceramente, no creo que aparezca ninguna más.

Dentro de todos estos cambios, y promulgando una mejora de la calidad, ¿no es un tanto ilógico que no se deje participar al tercer premio del año pasado?

En las bases anteriores ya estaba claro, y en esas bases se dice que la que viene a concursar es la murga ganadora del Norte, que además nunca ha participado como consolidada en Santa Cruz. En el caso de Trapaseros, dejaron de venir, además, dos años seguidos, al margen de que también concursan en otro lado.

¿Y no hubiera sido un buen momento para abrir la mano y tomar una decisión salomónica de abrirle la puerta, sí o sí, a los premios del año anterior?

No, en principio no. Por un lado estaríamos hablando de una ampliación, y por el otro las murgas de Santa Cruz quieren que participe aquí la murga ganadora del Norte, no el resto. O al menos eso es lo que nos han transmitido. Y en este caso prácticamente hay unanimidad, que sea solo la ganadora. Es el sentir general.

A partir de ahora todos los miembros del jurado puntuarán del 1 al 10. ¿Seguiremos viendo entre sus componentes a humoristas, periodistas, críticos, cantantes, músicos€, o variará el perfil?

La verdad que todavía no nos hemos centrado en eso con exactitud, pero la idea es que la gente que esté en el jurado conozca de murgas y que sepa lo que es este tipo de agrupación. Tanto en este concurso como en los demás trataremos de quebrarnos la cabeza para encontrar a gente que sepa lo que está valorando.

Desde hace un tiempo se ha intentado buscar el equilibrio en las fases, pero en 2016 habrá cuatro eliminatorias y solo dos cabezas de serie, Diablos Locos y Bambones. ¿Cómo lo piensa arreglar?

La idea, efectivamente, es hacer cuatro fases, desde el domingo hasta el miércoles. Deberían dejar de salir muchas murgas el próximo año para que no sea así. De hecho, ya tenemos reservado el Recinto Ferial para esos días. Y en ese caso seguramente se hará cogiendo a las cuatro mejores puntuaciones del año pasado. Queremos un concurso más corto para que la gente se quede hasta el final todos los días y no tener que esperar hasta las tres de la mañana.

¿Le sale a cuenta a Fiestas ese día extra de uso del Recinto? ¿Se subirá el precio de las entradas?

Es verdad que el coste es un poco mayor, pero trataremos de sacarlo de otro lado. Que todo sea más atractivo para intentar enganchar a más casas comerciales que nos echen una mano, algo que podría repercutir en los grupos. Todo lo que logremos será para la mejora de ello. Y en cuanto a las entradas, la idea, supongo, será la de mantener los mismos precios.

Hasta la fecha las murgas debían presentar sus letras a las 12:00 horas del primer día de concurso, pero a partir de ahora se solicitarán con tres días de antelación. ¿Ha llegado la censura por Fiestas?

No, no, para nada. Nosotros ni leemos las letras, ya que las entregan en sobre cerrados que luego se lacran. Es simplemente porque nos lo ha pedido la gente de lenguaje de signos para que puedan estudiar las letras lo mejor posible. Creo que son una petición y una decisión lógicas.

¿Son estos solo los primeros movimientos de una revolución en el concurso a medio plazo?

De momento, de momento, tenemos esto. Vamos a ver cómo sale y ya luego vemos. Por ahora no tengo pensado nada, pero no solo en las murgas, sino tampoco con los demás. Es cierto que quizá algunos concursos necesitan una vueltita y este año nos puede servir para analizar qué debemos hacer porque queremos que la gente se quede en las gradas hasta el final.

En este sentido, en las murgas de Las Palmas, por ejemplo, el cabeza de serie siempre canta el último en las fases lo que evita desbandadas antes de tiempo. ¿No se ha contemplado esta posibilidad?

Algo se comentó, pero las murgas no están por la labor. Ellas quieren este tipo de sorteo, independientemente de si les toca el primero o el último. Sí me gustaría que quedara claro que en todas las reuniones que hemos tenido con los grupos les hemos insistido en que presenten cualquier tipo de propuesta que tengan en mente, y prácticamente no hemos recibido ninguna.

Más allá de las murgas, ¿con que otras modificaciones se queda para el Carnaval 2016?

Pues en las agrupaciones coreográficas hemos creado dos bloques, haciendo que cada grupo divida el tiempo que tiene en escenario y actúe en ambos bloques, lo que permite que todos los seguidores vean al menos una vez a todas las agrupaciones. Las rondallas nos pidieron también la posibilidad de tener un jurado algo más especializado, y es algo que lo vamos a valorar; mientras que en las comparsas se valorará más a la parranda en lugar de dar tanta notoriedad al solista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine