Santa Cruz

Chapuzón en el Suroeste

Los vecinos estrenan la nueva zona de baño de Añaza pero apuntan que todavía queda mucho por hacer

01.08.2015 | 02:00
La escalera y la barandilla que han mejorado el acceso al mar.

"Antes tenía que coger el coche para ir a Las Teresitas y era una pena porque tengo el mar tan cerca de casa...". Así se expresaba ayer Ainhoa Baena, una chicharrera que vive en uno de los edificios más cercanos a la nueva zona de baño de Añaza. Después de años esperando para poder disfrutar de este acceso al mar, Baena pudo ayer darse un merecido chapuzón gracias a las obras que el Ayuntamiento de Santa Cruz ha concluido en esta misma semana.

Aunque el lugar ya era utilizado por algunos para refrescarse las condiciones de seguridad no eran las adecuadas para que pudieran disfrutar de este espacio tanto vecinos como visitantes. Desde que el miércoles concluyeran los trabajos que han adecentado este espacio son varios los vecinos que se han acercado para estrenar las nuevas instalaciones.

Tanto chicharreros como visitantes coinciden en que solamente se trata de un apaño y que todavía queda mucho por hacer.
Mari Cruz Cabrera y Walter Díaz son dos laguneros que quisieron comprobar cómo había cambiado esta zona después de los arreglos. Ambos se mostraron de acuerdo en que lo que se ha hecho ha mejorado las condiciones de este acceso al mar.

El Ayuntamiento ha invertido 50.000 euros en construir un solarium, extiendo un árido en la zona y colocando 15 losas de hormigón prefabricadas para que los bañistas puedan tomar el sol. Además, se ha facilitado el acceso al mar construyendo una escalera, que se adentra en el espigón y se ha colocado una barandilla de acero inoxidable, para ofrecer mayor seguridad a los bañistas.

Se trata de una obra que se ha hecho esperar, ya que los vecinos llevaban años reclamando que se habilitara un acceso seguro al mar en esta parte del municipio. Aunque fue anunciada varias veces durante el mandato anterior, no fue hasta principios de julio cuando comenzaron las obras, debido a que el Consistorio no contaba con los permisos necesarios que tenía que otorgar la Dirección General de Costas del Gobierno estatal.

Ainhoa Baena se mostró también incómoda con las plataformas de hormigón que el Ayuntamiento ha instalado en esta zona. "Este material a lo largo del día se calienta mucho y está demasiado duro para tumbarse", argumentan. Además, echan en falta otra serie de instalaciones en esta zona. "Unas duchas y servicios químicos son necesarios", apunta Baena.

Esta residente no puede evitar comparar esta nueva zona de baño con la que se instaló hace unos años en Radazul y "claro la nuestra sale perdiendo". "La obra que hicieron allí quedó muy bien y esto está desangelado", lamenta esta vecina.

Esta santacrucera se queja de que todo está demasiado abandonada. "Para el proyecto que había para esta zona y se ha quedado en nada", lamenta.

Durante el mandado del exalcalde Miguel Zerolo se proyectaba la construcción de un Parque Marítimo en este lugar de la capital, pero con el paso de los años esta iniciativa ha quedado en el olvido. "A mí me vendieron el piso argumentando que la región se revalorizaría mucho y al final después de muchos años todo sigue igual de mal", se queja esta residente en el Suroeste.

Baena lamenta que además esté todo lleno de desperdicios y que la gente no esté concienciada. "Vimos incluso hace unas semanas a varias personas arrojar basura al mar", critica.

El Ayuntamiento se ha comprometido a seguir trabajando en este entorno. El proyecto incluye la mejora de las canchas deportivas, la creación de parques infantiles y otras zonas de ocio para los niños, la instalación de duchas y la ampliación del solarium y de los accesos al mar. Pero los residentes tendrán que esperar hasta el próximo año para poder disfrutarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine