Entrevista.

Jonathan Domínguez : "Es vital comprar coches patrulla para que la Policía pueda llegar a todos lados"

"La 'ley mordaza' dará a la Policía Nacional las competencias para perseguir el menudeo de droga y el botellón", apunta el nuevo concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Accesibilidad de La Laguna

31.07.2015 | 03:09
Jonathan Domínguez en su despacho de la Concejalía de Seguridad de La Laguna.

Jonathan Domínguez llegó a la administración pública tras ocho años trabajando en la empresa privada y otros muchos al frente de la Asociación de Vecinos de La Verdellada. Entró en el Ayuntamiento, en 2007, como asesor del área de Deportes y Juventud durante el mandato de Ana Oramas. En 2009, fue nombrado director de Fiestas. En junio de 2011 tuvo un problema de salud que lo mantuvo meses de baja y desde diciembre de ese año hasta mayo de este año fue director del área de Obras.

¿Cómo va a solucionar la escasez de coches patrulla que tiene la Policía Local?

Durante los últimos cuatro años el Ayuntamiento ha convocado tres concursos de renting pero todos quedaron desiertos. El problema ha sido que las condiciones, tal y como estaban planteadas, no eran rentables para las empresas porque se exigía que asumieran el mantenimiento de los coches. Eso es muy costoso porque estos vehículos están 24 horas funcionando y eso hace que el mantenimiento se multiplique a cifras espectaculares y su vida útil se reduzca mucho. José Alberto [Díaz, el anterior concejal del área y actual alcalde] intentó cambiar los pliegos para ser un poco más bondadoso con la parte adjudicataria pero al final no cuajó porque los técnicos no lo pudieron encajar dentro del marco legal.

¿Y qué hará usted?

Iremos por la vía urgente a la compra de nuevos coches a través del Ministerio de Interior. En noviembre llegarán al municipio los primeros nueve.

¿Cuántos coches patrulla tienen en este momento?

Hay 17 vehículos rotulados y cinco de alquiler, más seis furgones y 24 motos. De estos, cinco coches y dos motos están averiados.

¿Y por qué no los arreglan?

Porque tiene que hacerlo la empresa que los alquila. El problema es que tardamos tanto en pagarle las facturas que eso ralentizó el arreglo de los vehículos. Tenemos que mejorar de una vez el plazo de pago a proveedores para cumplir con los contratos y funcionar con más tranquilidad.

¿Cómo se irá renovando la flota a partir de noviembre?

Haremos un plan renove similar al que hicimos en el área de Obras en el pasado mandato. Cuando llegué al área me enteré que los vehículos hacía más de 25 años que no se renovaban. Teníamos un gasto de mantenimiento de unos 60.000 euros. Era insostenible la situación. Lo que hicimos fue aprovechar la compra centralizada del Ministerio y fuimos renovando gradualmente la flota. En la Policía Local haremos algo similar. Invertiremos, como mínimo, 50.000 euros anuales a partir de 2016. Yo pediré un poco más de dinero en septiembre, cuando toque hacer los nuevos presupuestos. Pero luego habrá que negociarlo con los compañeros, los socios y con la oposición en el pleno, ya que no tenemos mayoría absoluta en el Grupo de Gobierno.

¿De qué forma modificará las competencias de la Policía Local la nueva ley mordaza?

Hay determinadas competencias en materia de seguridad, las pocas que nos quedaban, que las asume ya definitivamente la Policía Nacional. Por ejemplo, ahora tenemos competencias para perseguir el menudeo de droga y el botellón que al parecer, según los informes técnicos que recibimos, las asume la Policía Nacional. De aquí a final de año esto tiene que estar definido porque tendremos que reenfocar los recursos del nuevo presupuesto en las funciones que mantengamos como son el tráfico, la convivencia ciudadana y la aplicación de las ordenanzas municipales.

¿Qué pasará con las grúas?

El servicio fue intervenido y fue saneado. Lo que pasa es que la empresa adjudicataria sigue teniendo problemas. José Alberto [Díaz] dejó prácticamente resuelto este tema y esperamos que antes de fin de año esté todo solucionado.

El problema es que el servicio es deficitario con las condiciones actuales del contrato porque hay mucha menos demanda. ¿Modificarán el contrato?

Estamos trabajando para zanjar este asunto y en cuanto se acuerde la fórmula se informará.

Además de nuevo concejal, el área tiene nueva comisaria. ¿Esto potencia las ganas de impulsar proyectos nuevos?

Puede ser. A Elena [Delgado], la comisaria, la conozco desde que era un chiquillo y presidía la Asociación de Vecinos de La Verdellada. Siempre he tenido una muy buena relación con ella.
Cuando ella tomó posesión del cargo habló de la conveniencia de crear un grupo de Policía Turística, como el que tiene Santa Cruz, aunque admitió que esa tenía que ser una decisión política.

¿Qué opina de la propuesta?

Una vez que tengamos claras cuáles son las competencias que tenemos con la ley mordaza tendremos que redefinir nuestras funciones. Ante ese escenario cabe la posibilidad de crear nuevos grupos y redistribuir los recursos.

¿Ha comenzado a trabajar la Unidad de Convivencia?

Tenemos que esperar a que el pleno apruebe definitivamente la ordenanza municipal.

¿Habrá un dispositivo especial durante las fiestas de Tejina?

La seguridad y el control del botellón en el pueblo no son competencias directas de la Policía Local sino de la Nacional. Por eso estamos pendientes de una reunión con la Subdelegación del Gobierno para montar un dispositivo en el que nosotros colaboraremos con los medios que sean necesarios.

¿Cuáles serán sus prioridades al frente del área?

Tenemos tres objetivos. El primero es solucionar el problema de los vehículos. Es vital comprar coches patrulla para que la Policía pueda funcionar y llegar a todos los sitios.

¿Hoy por hoy no llegan?

Llegamos pero no en las condiciones en las que deberíamos llegar.

¿Siguen utilizando vehículos de alquiler sin rotular?

Hay grupos que necesitan esa discreción, como el grupo Gara, que interviene en casos de violencia de género, o la Unidad Ecológica. También es cierto que estamos utilizando coches sin rotular para otro tipo de servicios. Pero es mejor usarlos así, porque la ley nos lo permite, que no tener vehículos. Creo que los ciudadanos entienden que la situación económica es la que es y que en la Administración tenemos que cumplir los requisitos legales para la tramitación de los expedientes. Yo intentaré solucionar la escasez de coches que tiene el Cuerpo pero siempre con los medios legales de los que disponemos para los contratos públicos.

¿Cuáles serán sus otras dos prioridades?

La segunda será la mejora de las instalaciones de la Policía Local. El año pasado tuvimos que destinar los 200.000 euros que había para mejorar la comisaría central a reparar el área noble del Consistorio, donde tiene el despacho Javier Abreu y donde está Servicios Económicos. La idea es recuperar esa partida en el presupuesto de 2016 y arreglar las cubiertas de este edificio, que tiene muchas filtraciones, y mejorar los espacios interiores de la sede. Aquí hay una distribución muy antigua, llena de espacios muertos y recovecos que es necesario cambiar porque el proyecto de traslado a una nueva sede en la Avenida Los Menceyes no se podrá financiar por lo menos hasta dentro de diez años. Estas mejoras son uno de mis principales compromisos. Son muy necesarias. No puede ser que en el Ayuntamiento haya funcionarios de primera, con edificios modernos y todos los medios, y otros de segunda en estas condiciones. En este edificio de Seguridad Ciudadana el mobiliario no se renueva hace 10 años y no hay obras con fundamento desde hace 20. Ni la instalación eléctrica está en condiciones.

¿Y el tercero?

La convivencia ciudadana. Tenemos que potenciar la imagen positiva de la policía. El agente tiene que ser visto como un amigo, no como alguien que solo pone multas. No soy partidario de quitar multas o de perdonar una infracción. Creo que tenemos que concienciar a la ciudadanía para que respete las normas. No podemos ser una anarquía. Conozco un caso en el que por haber un coche aparcado sobre una acera una señora fue atropellada. Esto no puede pasar. Tampoco puede ser que una persona con problemas de movilidad tenga que ir sorteando obstáculos porque aparcan en los pasos de peatones o en los vados para minusválidos. Y no es solo eso. En este municipio nos gastamos casi 600.000 euros al año para arreglar aceras que destrozan los conductores con sus vehículos. He dirigido el área de Obras. Sé muy bien de lo que estoy hablando. Es que ni con todo el dinero que se recauda de las multas podemos afrontar el gasto que supone que aparquen en las aceras.

¿Y qué tiene pensado hacer para reducir las infracciones?

Campañas de concienciación en colegios, institutos, asociaciones de vecinos y por los barrios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine