Sector primario

Adiós a las lecciones en el campo

Asaga Canarias Asaja clausura la escuela de verano, en la que han participado 120 niños

30.07.2015 | 12:54
Asistentes al campamento realizan talleres en la Casa del Ganadero.

Un verano diferentes y rodeado de naturaleza es lo que han pasado este mes los 120 niños que han participado en el campamento de verano de Asaga Canarias Asaja que ha tenido lugar en la Casa del Ganadero, una iniciativa con la que los menores han estado en contacto directo con la naturaleza y han aprendido en los diferentes talleres de huerto, ganadería, manualidades con reciclaje, Medio Ambiente, cocina sin fuego, teatro y juegos tradicionales en los que han participado.

En el acto de clausura que se celebró ayer estuvieron presentes el consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jesús Morales; el alcalde de La Laguna, José Alberto; la concejal de Desarrollo Rural, Atteneri Falero; y el presidente de Asaga, Henry Sicilia. El consejero, destacó la importancia de este campamento porque "se desarrollan diferentes actividades relacionadas con el sector primario y nuestras tradiciones" y añadió que "queremos poner en valor los productos tradicionales de nuestra tierra y este es un formato más para que los niños desde pequeños vayan conociendo y valorando nuestros productos". El alcalde quiso agradecer a Asaga por esta iniciativa que lleva realizando 10 años y resaltó que "la sensibilización con respecto a nuestros productos es un elemento básico para la identidad y para incrementar la economía. En definitiva, para incrementar la riqueza del espacio, los productos y el consumo, que para nosotros es fundamental".

Sicilia, por su parte, agregó que estas actividades "sirven para acercar a los más jóvenes a nuestra actividad diaria, algo que les enriquece mucho". Además, señaló que "es muy enriquecedor ver la cara y los comentarios de los niños cuando ven una yunta de vacas, cuando cogen una gallina por primera vez, que no sea del congelador... Toda esta realidad que para nosotros es el día a día y que para los urbanitas se aleja mucho de su vida cotidiana".

Y los participantes salen tan contentos de este campamento que muchos ya son repetidores, como Daniel Raúl Pérez que a sus 10 años, lleva siete pasando los veranos en la Casa del Ganadero. "Me gustan las visitas que vienen a darnos charlas, tratar con los animales y hacer los talleres", aseguró; mientras que su compañero Rubén Cordobés destacó lo que han aprendido con los bomberos y veterinarios. Para Marta Pérez su momento favorito es cuando hacen manualidades y ya está deseando que llegue un nuevo mes de julio para volver.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine