Puertos anuncia que el rompeolas de San Andrés estará acabado en octubre

Un total de 250 bloques, de los 6.500 con los que contará el espigón, ya están sumergidos

28.07.2015 | 08:10
Las autoridades tinerfeñas junto a Ana Pastor ayer en el rompeolas de San Andrés.

El rompeolas de San Andrés estará concluido el próximo octubre, un mes y medio después de lo previsto. Este es el pronóstico que maneja el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Rodríguez Zaragoza, y así se lo manifestó ayer a la ministra de Fomento, Ana Pastor, que se desplazó a la capital tinerfeña para comprobar el avance de las obras. Zaragoza trasladó a la representante del Ejecutivo estatal que los trabajos han sufrido varios retrasos que han obligado a modificar los plazos.

Las obras se iniciaron a principios de julio después de varios aplazamientos. Zaragoza achacó el retraso de las obras a las denuncias presentadas por el colectivo de surfistas, contrarios a la realización del proyecto tal y como está planteado.

El arranque de la colocación de los bloques también se retrasó debido a la demora de la llegada de la grúa que debía colocarlos. A la tardanza de la llegada de la grúa se unió que llegó completamente desmontada, por lo que hubo que invertir tiempo en armarla adecuadamente.

La construcción del rompeolas cuenta con un presupuesto de 4,2 millones de euros, de los que un 80% corren a cargo de Puertos de Tenerife, mientras que el 20% restante lo costea el Fondo de Compensación Interportuario.

Zaragoza explicó también que hasta el momento han sido colocados 250 bloques de los 6.100 con los que contará la infraestructura. El presidente de la Autoridad Portuaria expuso que a pesar de que ahora existe una pasarela que une la infraestructura con la costa, esta se eliminará cuando se finalicen los trabajos, por lo que "esto permitirá que la dinámica litoral se siga desarrollando como hasta ahora".
El presidente apuntó además que el dique no será accesible ni transitable, ya que la estructura de piedras y tierra, donde ahora está emplazada la grúa que coloca en el mar los bloques de hormigón, será eliminada tal y como indica el proyecto.

Las estructuras de cemento que conformarán el rompeolas semisumergido miden 1,35 metros de alto, por 1,55 de largo y 1,43 de fondo, con un peso de poco más de siete toneladas. Se previó utilizar este tipo de estructuras porque en la Isla no existen canteras de escollera suficiente para poder llevar a cabo la obra, según explicó Zaragoza, quien aseguró ayer que ya están todos listos para ser colocados.
El responsable de la Autoridad Portuaria manifestó que los 250 metros de dique que ya están construidos, –de los 320 que conformarán el rompeolas definitivo–, serán suficientes para contener las mareas que se produzcan hasta que los trabajos hallan finalizado. "Por lo que creo que ya el peligro para el pueblo ha pasado", argumentó.

"Los trabajos van lanzados, no hay problemas y va a cumplir el objetivo, que es evitar que se inunde el pueblo con peligro para las vidas de los vecinos y sus bienes", afirmó Zaragoza.

Por su parte, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, afirmó sentirse satisfecho con la marcha de las obras y que "por fin consigamos el objetivo, que tanto perseguían los vecinos y el Ayuntamiento, que es tener al pueblo protegido del mar".

Bermúdez apuntó también que a la construcción del dique se une las mejoras que se están realizando el cauce del barranco. "Ahora mismo se están haciendo en San Andrés las dos obras más importantes de los últimos 50 años", opinó.

Se trata de una infraestructura que los vecinos del pueblo de San Andrés llevan muchos años esperando y que evitará que las calles del pueblo se aneguen cada vez que hay fuerte oleaje. Durante la visita de la ministra también estuvieron presentes una representación de los residentes del pueblo, que se acercaron a hablar con ella para requerirle que se siga apoyando el proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine