El Cabildo reabre la carretera de acceso a la Punta de Teno tras acabar las obras

La Corporación calcula que los trabajos reducen un 30% el riesgo de desprendimiento

28.07.2015 | 17:21

El acceso a la Punta de Teno ya está abierto. El Cabildo de Tenerife reabrió ayer al tráfico la carretera TF-445 después de que los técnicos hayan dado el visto bueno a los trabajos que se han llevado a cabo para reforzar la ladera y evitar así la caída de piedras a la vía. Según detalla la Corporación insular, con la actuación realizada en esta vía se ha logrado reducir del 70 al 30% el riesgo de desprendimientos en la calzada.

No obstante, el Cabildo calcula que puede haber unas cuatro o cinco incidencias al año por situaciones de lluvia o viento por lo que, en esos casos, la carretera se mantendrá cerrada a pesar de las mejoras.

El director insular de Fomento, Miguel Becerra, detalla que una vez abierta la carretera, ahora se acometerá su asfaltado. Para ello, está previsto que el Consejo de Gobierno que se celebra mañana se apruebe el inicio de los trámites para su contratación y posterior ejecución. El Cabildo destinará en esta nueva mejora en torno a 600.000 euros.

Continúan los trabajos

Durante las próximas semanas el Cabildo seguirá ejecutando trabajos de remate de los elementos de protección frente a desprendimientos y trabajos de conservación, mantenimiento y limpieza de la vía por lo que la Corporación tinerfeña pide precaución a los conductores que transiten por la carretera.

El Cabildo, a través de un comunicado, agrega que ha invertido más de un millón y medio de euros en esta carretera en una obra que ha consistido en la colocación de medidas correctoras que eviten los desprendimientos y para ello se han instalado barreras dinámicas y mallas de estabilización. Además, se han colocado unas rejillas en los barranquillos para reforzar la seguridad y comodidad de los conductores que circulen por la vía.

La carretera TF-445 de acceso a la Punta de Teno discurre por una zona montañosa muy abrupta con taludes de gran altura. La erosión constante de los materiales más blandos, provocada por la acción de la lluvia y el viento, provoca la degradación de los mismos y eso hace que los materiales más duros queden en voladizo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine