Perfil

La hermosura más chicharrera

Katia Cabrera se hace un hueco en los certámenes de belleza sin olvidar su profesión, la de maestra de Educación Infantil - Nació en La Palma y llegó a La Salud con pocos meses

27.07.2015 | 17:59
La joven Katia Cabrera frente al Teatro Guimerá de Santa Cruz.

La belleza de Katia Cabrera brilla en Santa Cruz. No solo se prepara para presentarse a las oposiciones a maestra, que saldrán dentro de poco, sino que además participa en los certámenes de moda de la Isla en los que se va haciendo un hueco gracias a su característica sonrisa. El concurso de Miss Norte, que se celebró el pasado sábado en La Matanza, ha sido su última parada, y aunque no estuvo entre las mejores dejó el pabellón muy alto.

Días antes de que se celebrara este certamen, la joven se mostraba totalmente tranquila. A pesar de ello, el sábado sí que comenzó a notar los nerviosos propios que surgen al enfrentarse a una oportunidad como la que le brindó Miss Norte.

Esta chicharrera tiene 27 años y, a pesar de que lleva viviendo en Santa Cruz de Tenerife toda su vida, nació en La Palma, donde solo permaneció unos pocos meses. Los barrios de La Salud y Salamanca son ahora su hogar. Allí lleva toda la vida y es donde espera permanecer por mucho tiempo más. Tiene la carrera de Magisterio, especialidad en Educación Infantil, y sabe que esta profesión será su futuro.

A pesar de que su pasión es la enseñanza, los certámenes de moda se han ido haciendo un hueco en su vida en los últimos años. El primero en el que participó fue en el de Reina de la Belleza Canaria, que se celebró en la discoteca A Saudade cuando ella solo tenía 19 años. A él llegó por medio de una agencia en la que estaba apuntada para conseguir trabajos de azafata y reconoce que se presentó aunque "estaba bastante verde". "Fue una muy buena oportunidad para poder aprender de todas aquellas compañeras que sí sabían desenvolverse en este entorno y, sobre todo, adquirí experiencia", comenta Cabrera. A partir de ese momento, comenzó a formarse a través de internet, con los certámenes que encontraba en la red. Pero matiza que nunca ha recibido clases de modelaje.

Su segunda oportunidad en el mundo de la belleza llegó de la mano de las Fiestas de Mayo de Santa Cruz de Tenerife de este año. Cuando le propusieron formar parte del grupo de jóvenes que se presentaría a Reina de las Fiestas, no lo dudó y ahora no se arrepiente porque se llevó el primer puesto. "Es algo bastante diferente a lo que había hecho antes pero nunca lo podré olvidar", explica Katia Cabrera.

Su naturalidad, su sonrisa y su elegancia fueron los tres elementos que destacó el jurado para nombrarla Reina de las Fiestas. "Aún lo tengo grabado en la retina", reconoce la joven, quien explica que este certamen es bastante diferente a otros más centrados en la belleza: "La forma de desfilar no es igual porque tienes que ir con las dos manos en la cintura, mostrando la ropa típica y siempre sonriendo".

Ahora, de la oportunidad de Miss Norte destaca, sobre todo, las amistades que se lleva. "Este certamen nos permite conocernos entre nosotras porque hemos compartido muchos ratos juntas y yo, por ejemplo, me llevo tres amigas que espero que me duren mucho tiempo", explica alegre.

Además de su belleza, si algo hace destacar a Katia Cabrera es su tesón. La joven lleva desde los 18 años trabajando y eso le ha dado la oportunidad de conocer a mucha gente interesante. Durante muchos años, desempeñó labores de azafata en lugares como el Teatro Guimerá. "Fue una gran experiencia que me permitió asistir a espectáculos culturales que de otra forma jamás podría haber visto", comentar Cabrera.

Esta belleza recuerda que una de las representaciones de las que guarda mejores recuerdos fue la de Mayumana. "Estuvieron cinco días en el Teatro y no me cansé de verlos actuar", sentencia. También guarda en su mente los momentos en los que pudo compartir unos momentos con los componentes de El Supositorio o con Pepe Viyuela.

En su época como azafata del estadio Heliodoro Rodríguez López, le tocó trabajar en el palco de autoridades. De aquellos meses aprendió a tratar con las máximas autoridades de la Isla y reconoce que también fue una experiencia que jamás olvidará.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine