Santa Cruz

El Consistorio aumentará el número de plazas de las escuelas infantiles

El PSOE denuncia que los centros de Añaza y Ofra no podrán volver a abrir sus puertas hasta el año que viene por "la incapacidad política" del concejal del PP

24.07.2015 | 03:00

El Ayuntamiento de Santa Cruz quiere dejar claro que las escuelas infantiles municipales, situadas en Añaza y en Ofra, volverán a abrir sus puertas en septiembre, coincidiendo con el comienzo del curso escolar, aunque se haya notificado el cierre a fecha de 31 de julio y se vaya a sacar a concurso el servicio. Asimismo, el concejal de Asuntos Sociales, Óscar García, del PP, informa de que con la licitación, que se tratará hoy en el Consejo Rector del IMAS (Instituto Municipal de Atención Social), se incrementarán las plazas de dichos centros, pasando de las 122 actuales a 140. Además, anuncia que en este mandato se abrirán otras dos escuelas municipales para niños de entre 0 y 3 años, que estarán ubicadas en el Suroeste y en Anaga.

Sin embargo, el Partido Socialista ofreció ayer una rueda de prensa para denunciar que "debido a la incapacidad política del concejal del PP y a la decisión del alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez," las escuelas infantiles de Añaza y de Ofra no podrán volver a abrir como mínimo hasta el próximo año, pues "no es cierto que en septiembre vuelvan a estar en marcha". Los ediles del PSC-PSOE Alicia Álvarez y José Ángel Martín, quienes fueron responsables de las áreas de Asuntos Sociales y de Urbanismo en el anterior mandato, no podían ocultar su enfado porque, según indicaron, "durante cuatro años el Partido Socialista luchó para que esos centros no cerraran sus puertas a pesar de la Ley de Racionalización del Partido Popular, y ahora lo primero que hace el edil del PP es ordenar el cierre de los mismos dejando a 122 niños en la calle y a 122 familias sin un recurso necesario para que puedan formarse, trabajar o buscar un empleo".

La exedil de Asuntos Sociales, la socialista Alicia Álvarez, explicó que cuando llegó al IMAS en el anterior mandato se encontró con más de 15 servicios públicos sin contrato, es decir, que se mantenían por el procedimiento de reclamación de cantidad, es decir, mediante pago de facturas. Indicó que todos estos servicios se sacaron a concurso a excepción del de las escuelas infantiles, "porque justo entonces el PP aprobó la Ley de Racionalización que quitaba competencias a los ayuntamientos". "Aún así, nos negamos a cerrar estos centros y firmamos un convenio con el Gobierno de Canarias, teniendo que sortear numerosos obstáculos. Nosotros decidimos seguir manteniendo el sistema de pago de facturas hasta que se pudiese licitar el servicio", comentó Alicia Álvarez.

Por esta razón, los socialistas exigen al Gobierno local actual, formado por Coalición Canaria y Partido Popular, que revoque la decisión que ha tomado de cerrar hasta que salga el concurso y que siga manteniendo el procedimiento de reclamación de cantidad para las escuelas infantiles de Añaza y Ofra hasta que se resuelva la licitación, "porque por mucho que sea de urgencia, como mínimo el plazo para resolver expedientes de este tipo es de entre tres y seis meses". "Con el anuncio del cierre, lo único que se va a conseguir es que más de un centenar de familias se quede sin este recurso hasta no se sabe cuando. Exigimos que se garantice la apertura el 1 de septiembre, y para ello, tan solo hace falta una llamada telefónica al Gobierno de Canarias", manifestó Alicia Álvarez, quien, además, cree que "lo que realmente está pasando es que se van a cerrar definitivamente las escuelas infantiles municipales".

En este sentido, el exedil de Urbanismo y exprimer teniente de alcalde, el socialista José Ángel Martín, mostró su preocupación porque teme que ocurra lo mismo con la ayuda a domicilio, cuyo contrato se vence en diciembre. Este anunció que el PSOE se reunirá el lunes con las familias y profesionales afectados para "exigir públicamente que se impida el cierre de estas dos escuelas municipales". Recordó, además, que "una parte de las plazas corresponde a niños y niñas del negociado de menores, por lo que estos centros suponen su medida de protección".

Tranquilidad

Por su parte, el concejal responsable del área de Asuntos Sociales, el popular Óscar García, insiste en que las escuelas infantiles de Ofra y Añaza iniciarán su actividad con normalidad el próximo mes de septiembre. "Queremos lanzar un mensaje de tranquilidad a las familias de la capital, que seguirán contando con el apoyo inestimable de las escuelas Tara y Faina, como ha venido sucediendo hasta ahora", indica.
Informa de que hoy viernes se constituirá el Consejo Rector del IMAS, al que se trasladará el expediente de licitación del servicio de gestión indirecta de las citadas escuelas infantiles. De hecho, añade, el pliego actual incrementa el número de plazas que se ofertará, con lo que serán 140 las familias que se beneficien del servicio.

García asegura que se reunirá con los padres y madres beneficiarios de ambos centros para comunicarles que el servicio seguirá prestándose, y dice que mantendrá en los próximos días un encuentro con los representantes de los trabajadores, que en virtud de la legislación actual, tienen derecho a subrogación. "Es nuestra intención agilizar los trámites para que la adjudicación se produzca lo antes posible", agrega. Apunta que se ha emitido una nota informativa tanto a los usuarios como a las empresas, comunicándoles el proceso que ahora se abre.

Asimismo, reitera que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife prevé ampliar en este mandato la cobertura que reciben las familias del municipio con la apertura de dos escuelas infantiles más, en colaboración con la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, que estarían situadas en el Suroeste y en Anaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine