Santa Cruz

Santa Cruz recupera la joya de Santos

El presidente del Cabildo y el alcalde de la capital inauguran el puente de El Cabo después de nueve meses de obras

23.07.2015 | 13:15
El puente de El Cabo lucía anoche sus mejores galas.

Santa Cruz recuperaba ayer una de sus joyas patrimoniales más importantes: El puente de El Cabo, una estructura de finales del siglo XIX que fue construida con la misma técnica que la parisina Torre Eiffel. Tras nueve meses de intenso trabajo no solo para devolverle el esplendor a esta infraestructura, sino también para ampliar la capacidad del barranco de Santos, los trabajos se daban ayer por concluidos con la inauguración del nuevo puente de El Cabo. "Hemos elegido este día porque la ciudad conmemora hoy una de las fechas más importantes de la historia de Santa Cruz: la Gesta del 25 de Julio", día en el que la determinación de las tropas inglesas no fue suficiente para hacerse con la Isla, explicó el presidente del Cabildo de Tenerife, el nacionalista Carlos Alonso.

Pese a que, desde el primer momento, tanto la Corporación Insular como el Ayuntamiento de Santa Cruz rechazaron la idea de sustituir el puente de El Cabo por otro, lo cierto es que no se han podido conservar todos los elementos de la infraestructura debido a que se encontraban en mal estado. No obstante, se ha conservado la pila central de sillería basáltica, desplazándola al estribo izquierdo y se ha recuperado la estructura original de acero, tratándola en su superficie.

Los trabajos, que dieron comienzo en octubre del pasado año, también han consistido en la colocación de dos nuevas vigas metálicas en el interior de las celosías, una actuación que compensa la pérdida de resistencia del puente debido al paso de los años.

Además, las obras, que fueron adjudicadas a la empresa Acciona Infraestructuras, también consistieron en elevar la estructura 1,09 metros para lograr que la capacidad de desagüe del barranco de Santos sea mayor, pues ha pasado de los 131 metros cúbicos por segundo que tenía antes del inicio de las obras a los 281 que tiene en la actualidad. "Lo que hemos hecho ha sido duplicar la capacidad del caudal y que el riesgo de que se produzcan desbordamientos cada 14 años se haya ampliado hasta los 58", explicó el gerente del Consejo Insular de Aguas, José Fernández Bethencourt. En cuanto a los motivos por los que el barranco de Santos perdió su capacidad de desagüe original, el gerente precisó que dicho estrechamiento se ha debido a que al crecimiento de la ciudad, pues el paso de los años hizo que se fuera ocupando parte de su cauce. De esta manera, el barranco pasó de los 27 metros que tuvo en su momento a los 18 metros, unas dimensiones que suponía un riesgo cada vez que se registraban fuertes precipitaciones.

"Hoy es un día muy importante para la ciudad porque hace nueve meses que daba comienzo una obra en la que teníamos puestas todas nuestras esperanzas", afirmó el alcalde de Santa Cruz, el también nacionalista José Manuel Bermúdez, quien destacó el hecho de que se hayan podido solventar los problemas que se ocasionaban en la zona cada vez que llovía más de la cuenta y, a su vez, preservar una de las infraestructuras más importantes de la ciudad, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en agosto del 2007.

"La solución dada por el Consejo Insular de Aguas, órgano dependiente del Cabildo tinerfeño, conjuga a la perfección estas dos ideas", comentó Bermúdez para añadir: "No solo se ha podido conservar el puente, sino que además se ha ampliado la capacidad del cauce sin afectar al Museo de la Naturaleza y el Hombre y la iglesia de La Concepción".

En el acto de inauguración del puente también estuvieron presentes miembros de La Tertulia de Amigos del 25 de Julio y los diferentes políticos que se han hecho cargo de gestionar el Consejo Insular de Aguas, un organismo que también está de celebración, pues conmemora en estas fechas su vigésimo aniversario.

"El Consejo Insular de Aguas necesitaba evolucionar", comentó el presidente del Cabildo de Tenerife durante el acto, quien destacó el hecho de que el Consejo Insular de Aguas haya pasado de gestionar los recursos hidráulicos de la Isla a realizar obras como la de rehabilitación y mejora de la capacidad de desagüe del barranco de Santos.

Aunque el Cabildo de Tenerife ha invertido 1.008.266 euros en la ejecución de esta obra, lo cierto es que la Institución insular ha ido desarrollando a lo largo de estos meses otras actuaciones en la zona de La Noria que tienen por objetivo reducir las inundaciones en el entorno de la iglesia de La Concepción. De hecho, dichas acciones para mejorar el drenaje de la zona son las que han retrasado la finalización de la obra, pues el Ayuntamiento de Santa Cruz le solicitó en diversas ocasiones al Cabildo que parara los trabajos para no perjudicar a los empresarios o para que pudieran desarrollarse los actos del Carnaval.

La construcción del puente de El Cabo fue uno de los objetivos más importantes que se marcaron las autoridades santacruceras tras la conquista de la Isla, pues se hacía necesario comunicar las dos orillas del barranco, es decir, la nueva ciudad y su puerto, que comenzó a desarrollarse en torno al primitivo casería de Santa Cruz.

Historia

El antiguo camino a La Laguna nacía en la Caleta de Blas Díaz –en la actualidad, la Plaza de España– y, tras salvar el barranco de Santos en el entorno de la Iglesia de La Concepción, ascendía por su margen derecha para llegar a la principal ciudad de la Isla. Construido en madera, el puente permitió a los chicharreros superar su cauce. Se desconoce la fecha exacta de su primera fábrica, aunque el puente aparece ya citado en documentos del siglo XVII.

La solución definitiva llegó en 1892 cuando, por iniciativa del arquitecto municipal Antonio Pintor y Ocete, se encarga a Barcelona un puente de acero, que sería inaugurado en septiembre de 1893. El puente tenía una pila central de sillería basáltica y dos vanos laterales de 12 metros cada uno. El tablero estaba formado por perfiles y pletinas laminadas de acero no soldable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine