218º aniversario de la Gesta del 25 de Julio

Un regalo en forma de escudo

La ciudad recibió después de la victoria sobre los ingleses varios títulos y condecoraciones, el más importante de los cuales fue el blasón chicharrero

22.07.2015 | 13:28
Una vidriera que se encuentra ubicada en el Salón de Plenos del Ayuntamiento chicharrero.

El 25 de julio de 1797, festividad de Santiago Apóstol, las defensas artilleras, el batallón de infantería, los regimientos de milicias canarias (Garachico, La Orotava, Güímar, Abona y La Laguna), los marineros franceses de la fragata La Mutine, y el pueblo de Santa Cruz, bajo la dirección del comandante general de Canarias, Antonio Gutiérrez de Otero, derrotaron a una escuadra británica, al mando del contralmirante Horacio Nelson, en su intento de apoderarse de la Plaza.

Cuatro días más tarde, el 29 de julio de 1797, las fuerzas vivas del Lugar, el alcalde, los diputados y el síndico personero, se reunieron con sus convecinos en la Iglesia del Pilar para nombrar copatronos a la Cruz y a Santiago, solicitar al Rey el privilegio de Villa Exenta con jurisdicción propia y que se le otorgase los títulos de Noble e Invicta, y un escudo de armas. Esta petición fue rápidamente enviada a la Corte por Antonio Gutiérrez, ante la influencia que tenía el comandante general y, el 28 de agosto de 1803, el Rey Carlos IV concedía a Santa Cruz el privilegio de Villa Exenta, otorgaba el escudo de armas, los títulos de Noble e Invicta, y añadía el de Leal.

A partir de la citada fecha, este Lugar pasaría a llamarse Muy Leal, Noble e Invicta Villa, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife. La primera Corporación municipal, presidida por el alcalde José María de Villa, se constituyó el 7 de diciembre de 1803. El título de Ciudad lo recibió el 29 de mayo de 1859.

Santa Cruz de Santiago de Tenerife fue designada capital de las Islas Canarias el 17 de octubre de 1821, en la reunión de las Cortes Extraordinarias celebrada en Madrid y, el 27 de enero de 1822, el rey Fernando VII promulgaría la ley por la que Santa Cruz se convertía en la primera capital oficial de Canarias, título que ostentó hasta la división provincial de 1927. A estos títulos se añadió el de Muy Benéfica, concedido por la reina regente María Cristina de Austria, madre de Alfonso XIII, el 23 de abril de 1894, por el comportamiento heroico de sus habitantes durante la epidemia de cólera de 1893.

La descripción oficial del escudo de la Muy Leal, Noble, Invicta, Fiel y Muy Benéfica ciudad de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, en la que sus distintivos expresan claramente las señas de identidad de la ciudad. El escudo cuenta con diferentes aspectos. En primer lugar se encuentra la corona del Reino de España, que es el símbolo de lealtad y nobleza. El escudo ovalado ondeando es de color azul por el Océano Atlántico que baña las costas de la ciudad y las dos ramas verdes que lo rodean corresponden al título de Ciudad Invicta; una es de laurel, la victoria, y la otra de roble, la fortaleza.

La cruz verde es la fundacional de la ciudad, a la que dio nombre, y que es con la que el Adelantado Alonso Fernández de Lugo celebró la primera misa en la playa de Añazo el día 3 de mayo de 1494. La espada o cruz de Santiago, que asoma detrás de la cruz fundacional y que atraviesa la tercera cabeza de león, se debe al triunfo conseguido sobre los invasores ingleses el 25 de julio de 1797, festividad del Apóstol Santiago, copatrono de la Ciudad, además, la insignia es de color rojo por serlo de la Orden y por la mucha sangre que el desembarco costó a sus enemigos. También está presenten una isla, la de Tenerife, con su famoso Teide, blanco de plata, por la nieve que lo cubre y por su acendrada fidelidad. Los tres castillos corresponden al de San Cristóbal, San Juan y Paso Alto, de color plata por el valor que han tenido siempre en su defensa. Las cuatro anclas aparecen por la importancia de su puerto, germen de la vida y la economía, y es de color plata por su limpieza e importancia y por las riquezas que en él se han salvado de la codicia enemiga.

La cruz de primera clase de la Orden Civil de Beneficiencia, con el título de Muy Benéfica, cuenta con galardón y cinta, por el excepcional comportamiento de los habitantes de Santa Cruz durante la epidemia de cólera de 1893. Fue concedida por la reina regente María Cristina de Austria, madre de Alfonso XIII por un decreto del 23 de abril de 1894.

Está reconocida como fiel por la fidelidad a la monarquía y a la colaboración de su pueblo con la Junta Suprema de Canarias, máxima autoridad en las Islas en 1808, cuando la invasión napoleónica a la España peninsular. Por último, las tres cabezas de león aparecen porque el animal sirve de cimera al escudo de Gran Bretaña, por las tres victorias logradas sobre los almirantes ingleses Blake (1657), Jennings (1706) y Nelson (1797) en su intento de invasión. Las cabezas son de color negro por el carácter traicionero de estos ataques.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine