Santa Cruz

El Gobierno local derribará las chabolas del Pancho Camurria para evitar su uso

El alcalde aclara que primero se intentará convencer a las 30 personas que ocupan las casetas para que las abandonen, ofreciéndoles ayudas para alquilar una vivienda

22.07.2015 | 13:28
Casetas junto al Pabellón Pancho Camurria, en Santa Cruz de Tenerife.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife tiene previsto derribar las más de 20 casetas que se encuentran junto al pabellón Pancho Camurria, y en las que viven unas 30 personas, para que nadie más vuelva a ocupar la zona, según informó ayer el alcalde de la capital, el nacionalista José Manuel Bermúdez. Eso sí, el regidor dejó claro que no se tirará ni una sola de estas chabolas hasta que los profesionales del IMAS (Instituto Municipal de Atención Social) logren convencer a cada uno de los ciudadanos que se "se encuentran allí" para que las abandonen lo antes posible, "por motivos de seguridad y por las condiciones higiénico-sanitarias" que presenta dicho asentamiento. Bermúdez aseguró que el Consistorio ha ofrecido a estas personas irse a una vivienda de alquiler costeada a través de las subvenciones que ofrece el IMAS a personas sin recursos.

"A este Ayuntamiento no le preocupa el aspecto estético que tiene ese asentamiento, que no sea una buena imagen para la capital, sino las condiciones en las que esas personas se encuentran allí. Nos preocupa su seguridad, por lo que estamos haciendo todo lo posible para que abandonen el lugar. No podemos obligar a nadie, pero sí ayudarles a buscar un lugar digno en el que vivir. Y a todos les hemos ofrecido la posibilidad del alquiler", manifestó el alcalde. Este también indicó que lo que no puede hacer el Consistorio chicharrero es buscarle un trabajo a las personas que ocupan las casetas, "porque sería injusto para el resto de los 25.000 ciudadanos parados que hay en el municipio". José Manuel Bermúdez insistió en que el IMAS sí les ha ofrecido las subvenciones para el alquiler de una casa, "pero tienen que aceptar las normas de las comunidades de vecinos". "A algunos también se les ha ofrecido el albergue, pero allí también hay normas y no han querido ir", manifestó.

Por lo tanto, y según indicó ayer el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, el Ayuntamiento está a la espera de que estas personas abandonen el asentamiento para poder derribarlo, con el fin de que nadie más vuelva a ocuparlo.

Por otra parte, y con respecto a la antigua fábrica de Celgán, el regidor nacionalista informó de que se está preparando todo para demoler la parte del inmueble que fue declarada en ruina el año pasado, y donde recientemente se produjo un incendio. También este lugar está siendo ocupado por personas sin recursos, que se niegan a abandonarlo hasta que las palas no aparezcan. El concejal de Urbanismo en la capital, Carlos Garcinuño, del Partido Popular, ha manifestado a la opinión de tenerife que el derribo se realizará antes de que finalice el presente mes. "Se tendría que haber llevado a cabo el 1 de julio, pero la empresa que debe ejecutar la obra ha tenido que realizar mejoras en el proyecto de demolición solicitadas por los técnicos municipales", explica el edil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine