Vacaciones a cuatro patas

Las residencias caninas proliferan en la Isla como alternativa para dejar a los perros durante los meses de verano

20.07.2015 | 02:00

Calor, tiempo libre y chapuzones en el mar. El verano ya esta aquí y con el los meses de vacaciones por excelencia. Pero el tiempo del ocio y el disfrute ha dejado de ser solo para los humanos. En Tenerife, las vacaciones también son a cuatro patas. Las residencias caninas proliferan en la Isla como alternativa para dejar a los perros durante el tiempo que sus dueños están fuera. Con todas las comodidades de un resort de cinco estrellas, los establecimientos para mascotas se caracterizan por el tratamiento personalizado a los animales. Las hay para todos los gustos y bolsillos. A continuación, se enumeran algunas de las residencias más populares.

Canichou. Desde el pasado mes de mayo, los perros de Tenerife ya tienen su cinco estrellas. Este hotel de lujo, ubicado en Guía de Isora, es un auténtico paraíso canino. Cuenta con 25 casetas de 40 metros cuadrados para uso individual con cama, terraza y alguna colchoneta. Además, tiene varias zonas de ocio, como un paseo de 2.600 metros con diferentes circuitos adaptados a los tamaños de los animales y dos espacios de 800 metros: uno para hacer ejercicio y otro para jugar.

El resort, que cuesta doce euros al día, ya está lleno para los meses de julio y agosto. Su propietaria, Cristel Heerwegh, detalla que "desde la apertura nos ha ido muy bien y tenemos bastantes reservas". El hotel ofrece a sus clientes alojamiento pero, sobre todo, cuidados de máxima calidad para las mascotas. Porque según destaca Heerwegh lo más significativo de este establecimiento es su exclusividad. "Todo se hace de forma individual. Nunca atendemos a dos perros a la vez. No los mezclamos porque pueden haber problemas entre ellos", puntualiza la empresaria.

En el hotel hay espacio también para una recepción, un cuarto de veterinario, una zona de almacenaje y varias casetas de aislamiento que se usan cuando algún perro presenta problemas de salud.


Marina Dog. Al famoso complejo hotelero Marina d´Or le ha salido una imitador para perros. Esta residencia, que nació en 2013, está situada en la carretera general del Portezuelo (Tegueste) y se distingue por sus más de 1.000 metros cuadrados de finca que la convierten en una auténtica ciudad de vacaciones para las mascotas. Su estrella es sin duda la piscina, donde los perros no tienen nada que envidiar de los chapuzones que sus dueños se dan en la playa.

Para reservar en esta residencia habrá que darse prisa. La propietaria del alojamiento para los peludos, Beatriz Martín, explica que estos meses de verano "ya están casi al completo". "Tenemos reservas desde hace meses para julio y agosto", detalla Martín. La empresaria, que aclara que suelen acoger como máximo entre 50 y 60 perros, señala que Marina Dog tiene un precio de siete euros por noche y ofrece habituaciones individuales de doce metros cuadrados y seis metros cuadrados en función del tamaño de las mascotas. "Aunque intentamos que los animales estén gran parte del día en la zonas de juego", añade Martín.

Entre el resto de sus servicios destaca la guardería canina, la tienda especializada en mascotas y la alimentación de gama alta. "Incluso solemos subir fotografías de los perros a nuestro Facebook para que sus dueños puedan ver lo bien que se lo están pasando", concluye la propietaria.

Dogs Paradise. La joya de esta residencia está en el enorme espacio al aire libre con el que cuenta, de más de 37.000 metros cuadros, localizados en el municipio de El Sauzal. Para su propietario, Eduardo Ávila, "es algo exclusivo". "Nosotros no trabajamos con jaulas sino que tenemos a los perros en libertad en una zona con videovigilancia", puntualiza el también adiestrador canino.

Lo que buscan en Dog Paradise es que los animales pasen su vacaciones sin sentirse "encerrados". "También valoramos su comportamiento y los adiestramos y educamos", añade Ávila. El precio de este paraíso es de doce euros por noche pero a partir de la primera pernoctación la cifra baja a los diez. Además, la residencia cuenta con descuentos especiales según el número de mascotas. Su tope está en los 60 canes. "Cuando llegamos a esa cantidad no solemos recoger a más", señala el propietario. Pero por ahora, tienen plazas para este verano. "La gente se suele a ir a residencias más baratas pero que no ofrecen los servicios que tenemos nosotros", sostiene Ávila.

Y el servicio que le distingue es, sin duda, la educación canina. "En los cursos grupales trabajamos con diez perros al mismo tiempo, todo con métodos positivos: como clicker, silbato, etc. En ningún momento trabajamos con castigo", detalla el adiestrador.

Garras & Patas. Hilo musical, calefacción y piscina. Estas son algunas de las comodidades que ofrece este hotel para mascotas situado en Icod de Los Vinos. Un establecimiento que no sólo tiene perros como clientes, también gatos, cobayas y hasta periquitos. Su propietario, John Adams, señala que llevan abiertos desde 1989, por lo que cuentan con clientes fijos que ya los han elegido para este verano. "Estamos llenos hasta mediados de agosto", aclara el empresario tinerfeño.

Una noche en Garras & Patas cuesta doce euros e incluye higiene y desinfección diaria, paseos, juegos en el parque cerrado y administración de medicamentos. "Es decir, todo lo que creemos necesario para los animales", apunta Adams. Además, esta residencia ofrece servicio de peluquería y una tienda online donde se pueden adquirir todo tipo de productos.

Garras & Patas también se ha propuesto facilitar a los turistas su visita a la Isla con sus mascotas y para ello ofrece un servicio de recogida y entrega desde y hacia los hoteles que no permitan la entrada de animales. "O si por ejemplo, quieren hacer una excursión y no se los quieren llevar, pues nosotros pasamos el día con ellos", concluye el propietario.

Residencia Mirabal. Esta residencia, con 25 años de experiencia y ubicada en San Miguel de Geneto (La Laguna), ha bajado los precios para esta temporada de verano. Su propietaria, Mercedes Pomares, detalla que ahora pasar una noche en su establecimiento cuesta dos euros menos que antes. "De diez hemos pasado a ocho", detalla Pomares.

La empresaria destaca que su larga tradición atendiendo animales hace que tengan muchos clientes fijos que repiten cada año. "Será por el cariño que le damos a los animales", apunta Pomares. No obstante, la empresaria señala que los tinerfeños realizan las reservas cada vez con menor antelación. "Parece como si la gente no estuviera segura que va a salir de vacaciones", aclara la isleña.

Entre sus servicios destacan las 50 caneras y las zonas ajardinadas distribuidas en más de 1500 metros cuadrados. Cada canera mide 12,5 metros cuadrados y dispone de una caseta donde los animales pueden descansar cómodamente.


Residencia Tagoro. Situada en Tacoronte, fue fundada en 1983. Es una de las más antiguas de la Isla y está gestionada por Magdalena Negrín. En la actualidad tiene capacidad para cuidar a 50 perros y cuatro jaulas para gatos. Las tarifas son de diez euros al día, pero esta cifra desciende si se deja a más de un perro. Además, cuenta con servicio de peluquería canina cuya tarifa depende del tamaño del animal en cuestión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine