ÚLTIMA HORA
Investigan una explosión en una terminal de autobuses en Manhattan

Los teleperos 'resetean' su éxito

La organización de TLP cifra en más de 45.000 los asistentes a la décima edición del evento

20.07.2015 | 16:31
Los teleperos 'resetean' su éxito
Pedrator mientras se sacaba ayer una fotografía junto a uno de los asistentes a Tenerife Lan Party.

Ya es su décima edición y parece que sus resultados no dejan de crecer. El gran festival de ocio y de la cultura tecnológica Tenerife Lan Party (TLP) ha vuelto a resetear su propio éxito con miles y miles de participantes durante casi una semana de jornada en el Recinto Ferial, en Santa Cruz. Ayer, todos ellos tuvieron que recoger sus ordenadores, guardar sus cascos y meter en el armario sus cosplays –disfraces para representar a sus personajes favoritos, ya sea de videojuegos o de series– después de haberlo dado todo hasta el amanecer.

Así mismo lo hicieron Cristina Cano y Saúl Álvarez, de Arafo y Los Realejos, respectivamente, que se acostaron a las siete de la mañana de ayer para "aprovechar el último día". Esta pareja de 23 años lleva desde el martes disfrutando de una velocidad de vértigo, lo que le ha permitido no solo descargarse todo tipo de cosas sino sumergirse en League of Legends, la moda en el mundo de los videojuegos que ofrece a los usuarios posibilidades ilimitadas con gran intensidad de estrategia en tiempo real. ¿Y cómo se han enganchado a él? "Me metiste tú", le dijo Cristina a su novio mientras mataba en su pantalla a los enemigos. "¿Yo? Solo te dije que estaba bien", contestó él con una sonrisa.

La realidad es que ella es la veterana en esto de TLP, pues ya ha participado en cuatro de las 10 ediciones mientras que para Saúl es su segundo año. "Quería venir" antes, "pero no conseguía entradas". Estas dos veces ha tenido "suerte" y ha podido divertirse con la conexión a internet más rápida de España, de 30 gigas de fibra óptica que ha implicado tirar 20 kilómetros de cable de red en el Recinto Ferial. Pero eso no es lo único bueno del evento, según manifestó este telepero –como se llama a los participantes de esta jornada–.

Aunque reconoció que es "un poco duro" pasar tantos días dentro de la instalación, no dudó a la hora de decir que es "una de las mejores experiencias" que ha tenido, "solo con el ambiente que hay entre todos". "Nos ayudamos y puedes dejar incluso tus cosas solas sobre la mesa que no pasa nada". Otra de las acciones que han ayudado a activar las veladas fueron los espontáneos, que han regresado con fuerza para animar las horas frente al ordenador. "Fueron más sensuales este año, ahí todo el mundo a perrear", dijo Saúl entre risas. Su balance, por tanto, es muy positivo. De hecho, aunque fuera "de Buenavista, me daría igual" y repetiría "el próximo año, y el siguiente, y el siguiente y el siguiente...", sentenció él.

A los más de 2.000 puestos de ordenadores en la zona LAN, cuyos pases para ocupar los espacios se agotaron en solo dos minutos, se suman muchas más actividades y atractivos en torno al mundo de los videojuegos, el cómic, el cine y el manga. Ayer, en este universo paralelo, no era de extrañar ver al superhéroe Hulk paseando por el Recinto Ferial mientras no paraba de rugir a la gente o ver a Saber, uno de los personajes de la serie japonesa Fate stay night, muerta de nervios porque iba a participar en el concurso de cosplay, la actividad más relevante para el cierre del encuentro.

Oliver Rivero nunca había asistido a Tenerife Lan Party y en su último día decidió dar el paso. Después de ver todas las áreas preparadas, como la de talleres, los puestos de videojuegos, la zona LAN y la de los juegos de rol, así como de disfrutar de las actuaciones en el concurso de disfraces, resumió: "Esto es un espectáculo".

Así vivió TLP su cierre, superando las expectativas marcadas incluso por la propia organización de las jornadas. Por la mañana, tanto el director del evento, Antonio Cabrera, como el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, institución que se encarga de desarrollar esta cita todos los años, ofrecieron una rueda de prensa a través de la red social Twitter. Tras ella, ambos coincidieron en que esta décima edición ha sido todo un éxito.

El mandatario manifestó que el elemento "diferenciador" de este año respecto a los anteriores "es la repercusión internacional y nacional que ha tenido" Tenerife Lan Party. Aunque desde el pasado ejercicio empezó a crecer en este ámbito, esta vez ha sido "mucho mayor". El hecho de que haya asistido Nolan Bushnell (fundador de Atari) e Ian Livingston (fundador de Games Workshop) "ha sido el factor diferencial", resaltó Carlos Alonso.

Por su parte, Cabrera anunció que TLP ha "superado con creces la asistencia del año pasado", aunque recordó que las cifras aún no estaban cerradas ayer por la mañana. El director del evento, no obstante, mencionó que ni siquiera la organización se esperaba esa gran afluencia porque pensaba que era "imposible que siguiera creciendo", pero la realidad es que se equivocaron "por completo". "Se han vendido las 40.000 entradas y estamos tirando con réplicas de papel, y las hemos superado con creces", insistió. La previsión, como mucho, era de 45.000, que "ya era sumar respecto a la vez anterior, pero se han vendido y estamos por encima", aseguró.

Ante la multitudinaria cita, tanto él como el presidente del Cabildo descartaron cambiar de lugar para organizar las próximas ediciones con el objetivo de poder alcanzar a más gente. Carlos Alonso indicó al respecto que prefiere "mantener la calidad de un sitio mediano en vez de abarcar algo más grande, con más dificultades de gestión y de calidad". "Eso fue una decisión que tomamos hace dos años y vamos a mantenerla", puntualizó el mandatario. Antonio Cabrera, de igual forma, señaló que ha visitado "bastantes recintos" a nivel nacional y europeo "y no hay muchos como el Recinto Ferial de Tenerife". "Es el entorno y es donde tiene que hacerse TLP", defendió, para añadir además que la Corporación insular tiene planificada algunas modificaciones en la instalación que "nos vendrán genial" para las próximas ocasiones.

Por lo pronto, ya tienen la vista fijada en 2016 con el objetivo de fomentar la formación "de una manera diferente". Para Carlos Alonso, sería importante conseguir que el encuentro "tenga más arrastre a lo largo del año en la Isla y que funcionara realmente como una actividad y no como un evento de seis días".

En cuanto a la visita de Nolan Bushnell, el presidente insular anunció que están trabajando para que el fundador de Atari desarrolle un proyecto en la Isla, "pero primero vamos a hablar", sentenció.

Mientras ellos estaban en la zona alta del Recinto, en la planta baja se aglutinaron decenas de jóvenes para meterse en la piel de todo tipo de personajes. "Yo soy Cano, un pícaro semielfo que roba todo lo que quiere", explicó Álvaro Fernández, de 16 años. Él y su amiga Adriana Mañero, los dos de La Laguna, descubrieron Pathfinder el pasado miércoles. Desde entonces, no pararon de jugar. "Llevamos unas siete partidas, pero duran unas cuatro o cinco horas cada una", especificó él.

En esta ocasión, Adriana, de 15 años, optó por ser el mago Merlín, "con muy mala leche y con una barba muy blanca", especificó ella. Esto es lo que tiene de bueno los juegos de rol de mesa, que resulta ser "una experiencia liberadora porque el ordenador es más restringido". "Aquí tienes toda la libertad para hacer casi todo lo quieras, siempre dentro de tu papel", explicó Álvaro.

Enrique Lucini, uno de los 200 voluntarios que trabajaron durante estos seis días en TLP, hizo un recorrido por la zona explicando todas las áreas con lujo de detalles. Al pasar por la zona de talleres, donde los asistentes pueden crearse sus propios disfraces y complementos, como las orejas tan de moda ahora, señaló que toda esa cultura viene de Asia, sobre todo de Japón. "Cuando llega este tipo de cultura a España gusta mucho", dijo. Precisamente, en este espacio estaban Paula Luis, Elsa Expósito y Alfonso Hernández, todos ellos de 17 años, confeccionando unas orejas. "Son muy monas y me gusta todo esto, aunque también me gustan otros estilos", afirmó Paula.

Ellos tres han optado por pasarse varios días por la TLP pero no han querido dormir allí ni llevarse el ordenador a diferencia de algunos de sus amigos porque, aunque "me gusta todo, no en exceso", puntualizó Alfonso. Estos chicharreros quisieron divertirse fuera de la zona LAN, por ejemplo cantando en el karaoke, "pero no en japonés", dijo entre risas Paula.

Así, los teleperos pusieron punto, pero no final, a la décima edición de Tenerife Lan Party, batiendo sus propio récord.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine