Santa Cruz

La reposición de las 115 viviendas de La Candelaria estará acabada en 2017

En dos meses se adjudicará la obra que empezará a realizarse a principios de 2016

19.07.2015 | 11:22
Carmen Delia Alberto, concejal responsable en materia de Vivienda, en su despacho.

La reposición de las 115 viviendas del barrio de La Candelaria estará acabada en 2017. Viviendas Municipales tiene previsto sacar a licitación en menos de un mes el contrato para ejecutar los trabajos que, si todo marcha según los plazos que se ha fijado el Ayuntamiento de Santa Cruz, comenzarán a realizarse a principios de 2016. "Los pliegos están casi listo y se está preparando todo para sacarlo lo antes posible", explicó la concejal responsable en materia de Vivienda, Carmen Delia Alberto.

Hasta el momento, y desde unas semanas antes de que se celebrasen las elecciones, se trabaja en la zona con el movimiento de tierra del solar donde se elevarán las primeras viviendas de estos vecinos que llevan más de tres décadas esperando por la reposición de sus casas. "Aunque son fechas complicadas, con el mes de agosto de por medio, esperamos no retrasarnos para poder comenzar a trabajar a principios de 2016", remarcó la edil nacionalista. "Lo más importante es que ya está el dinero y tenemos que acabar la obra porque hay que justificarlo ante todas las administraciones que participan en este proyecto", reconoció.

Las 115 viviendas del barrio de La Candelaria forman parte de las 787 casas que prevé arreglar el Ayuntamiento durante los próximos dos años. "En este tiempo tenemos que acabar con la primera parte de los proyectos que se enmarcan dentro del Plan Estatal de Vivienda, que son las actuaciones de regeneración y renovación de zonas urbanas como Ofra, Santa María del Mar, Miramar, La Salud, La Victoria, El Toscal e, incluso, la urbanización del barrio de Cuesta Piedra", valoró Alberto. Tras acabar con este primera fase se procederán a ejecutar con cargo al mismo fondo, de cara al 2019, la segunda fase del proyecto en los mismos barrios. "No nos olvidamos y tenemos muy presentes las obras que se tienen que desarrollar en los barrios de García Escámez, José Antonio o el Barranco de Santos", anunció la edil.
Pero estos no son los únicos proyectos en materia de Vivienda que se ha fijado el Ayuntamiento de Santa Cruz para este mandato. Una de sus principales iniciativas, en la que ya trabajan los técnicos y los servicios jurídicos del Consistorio, es en la posibilidad de permutar parte del suelo urbano que es propiedad de VIviendas Municipales por edificios ya construidos. "La idea es negociar con los bancos o con los propietarios de inmuebles privados para que entreguen sus edificios al Ayuntamiento a cambio de solares o terrenos municipales", comentó. "Esas viviendas vacías se pondrían en alquiler con precios sociales para que las familias que lo necesiten puedan optar a disfrutar de ellas", añadió.

Hace años, cuando la sociedad Viviendas Municipales funcionaba como una inmobiliaria, compró terrenos en barrios como El Tablero, Ofra, Santa María del Mar, El Molino o Barranco del Muerto. Ahora que no se disponen de los recursos necesarios para construir, los técnicos estudian cómo permutar ese suelo por viviendas. "Es una fórmula mucho más rápida y operativa y esperamos poder sacar este proyecto lo antes posible", agregó Alberto.

La creación de una Bolsa de Vivienda con carácter municipal es otra de las ideas en las que se está trabajando desde este área. "Queremos dar un impulso a las familias que necesitan una casa y que no tienen recursos suficientes pera optar a ellas", matizó Carmen Delia Alberto.

Esa es la razón por la que los trabajadores de la sociedad están empezando a estudiar las normativas y leyes "con las que poder dar una garantía a los propietarios". Se trata de negociar con los dueños de las viviendas vacías del municipio para animarles a alquilarlas a las personas con pocos recursos de la ciudad. En este sentido, Alberto recordó que desde el Ayuntamiento se prevé una subida de las ayudas al alquiler, lo que supondrá que las familias tengan "más cerca" la posibilidad de alquilar una casa. En este sentido, la mediación con los bancos también juega un papel protagonista, ya que son las entidades financieras las que en muchas ocasiones son las propietarias de los inmuebles.

En estos momentos, "no existen viviendas públicas vacías en Santa Cruz propiedad del Ayuntamiento", aclaró la edil nacionalista. Viviendas Municipales posee alrededor de 1.400 casas en régimen de alquiler repartidas por todo el municipio. En algunas de ellas "sí hay okupas, pero no podemos hacer otra que mediar con ellos e intentar que salgan de las casas que ya están asignadas a otros vecinos que también las necesitan", valoró Alberto. "Este problema, sin embargo, no es exclusivo de Santa Cruz, si no que se da en todos las ciudades y es muy difícil controlarlo; en más de una ocasión se ha concedido una casa y, hasta una hora antes de proceder a su entrega, otra familia ha entrado de forma ilegal en el interior", comentó. "No vamos a ir nunca por las malas, pero sí intentan poner todas las cosas en su sitio", agregó.

Este es uno de los problemas a los que se tienen que enfrentar a diario los trabajadores de este área, así como a intentar mediar en la cantidad de conflictos vecinales que existen en todas las comunidades de vecinos que se han formado a raíz de la entrega de viviendas que se han producido con los años en Santa Cruz. "Muchas comunidad de vecinos tienen deudas porque hay vecinos que no pagan pero eso pasa con todas las comunidades, ya sean de promoción pública o privada, independientemente del tipo de vecinos que sean", subrayó. En este sentido, "no nos queda otra opción que mediar para intentar solucionar la situación", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine