La Laguna
 

Mario Otero: "En este aeropuerto no se ha escatimado un euro para paliar la meteorología"

"Hemos hecho pruebas con las compañías en días de niebla pero ningún vuelo pudo completar el aterrizaje a causa del viento", afirma el director de AENA Canarias

19.07.2015 | 11:22
Mario Otero, director de AENA Canarias.

El director regional de AENA, Mario Otero, afirma que Tenerife Norte está dotado con todas las herramientas existentes para que una aeronave pueda aterrizar casi sin visibilidad en la pista. Sin embargo, las rachas de viento que se dan en este punto de La Laguna hacen que muchos se aborten por motivos de seguridad. No obstante, reconoce que siguen buscando alternativas.

Aunque el porcentaje de vuelos desviados o cancelados por la niebla en Tenerife Norte es muy bajo, hay días muy conflictivos y al que le toca le cambia todos sus planes.

Y a nosotros nos duele que pase. Llevamos muchos años trabajando con este aeropuerto porque es, junto con el de Gran Canaria, uno de los grandes nudos de comunicación interinsular, además de contactar la Isla con la Península. Aquí se han hecho todas las inversiones posibles para poder operar casi a ciegas. No se ha escatimado un solo euro en este aeropuerto para paliar los problemas que causa la meteorología pero lo que nose puede evitar es el viento. Hemos creado un grupo de trabajo con Control de Tráfico Aéreo, AENA y las compañías áreas y recientemente hemos hecho unos vuelos de prueba pero ninguno ha podido completar el aterrizaje con niebla en pista a causa de la cizalladura, que es como nosotros llamamos a la turbulencia.

¿Qué efecto produce el viento?

Cuando el avión va bajando hay un equipo que le manda una señal radioeléctrica. Pero llega un momento en el que la turbulencia que causa el viento mueve la aeronave. Y como la seguridad está por encima de todo, el avión se va al aire y deja de seguir la senda que le marca el ILS, que es la señal de radio del piloto automático.

¿Esto depende del tipo de avión que se utiliza para los vuelos interinsulares?

No, hemos probado con todo tipo de aviones y pasa lo mismo a pesar de que están preparados para operar con el ILS y sus tripulaciones, también.

¿Cómo es posible que aquí haya tantos problemas y en otras ciudades con clima complicado, como Londres, se pueda operar?

Pero es que Londres no tiene esta turbulencia. De todos modos, seguimos estudiando fórmulas. No tiramos la toalla.

¿La orientación de la pista empeora la situación?

No. Las pistas se orientan siempre en función de los vientos dominantes. El avión despega y aterriza contra el viento. La de Tenerife Norte está bien orientada.

¿Cambian muy rápido las condiciones en Los Rodeos? ¿Es por eso que muchos pilotos suelen intentar aterrizar?

Se suele intentar porque a veces los meteorólogos avisan que se abrirá un hueco en unos minutos o se despejará. Esta Isla tiene la ventaja de tener otro aeropuerto en el Sur. Aunque sea con retraso, pero el pasajero sabe que llega.

¿Fue algo excepcional lo que ocurrió el pasado día 6, que el aeropuerto estuvo cerrado casi todo el día?

Es que no se veía nada. Y estuvo así durante todo el día. Fue algo totalmente excepcional. Además, lo curioso es que solo había problemas de visibilidad en ese punto, como suele pasar, porque en Santa Cruz era un día normal. Al otro día yo tenía que volar a Gran Canaria y desde que amaneció fue una jornada sin incidencias. Este es un fenómeno que suele coincidir con las olas de calor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine