Conferencias para motivar

La discapacidad como fortaleza

El actor y escritor con Síndrome de Down Pablo Pineda ofreció su experiencia a 200 personas en TEA durante un encuentro en el que defendió al educación orientada hacia la autonomía

16.07.2015 | 12:32
Pablo Pineda, a la izquierda, recibiendo los aplausos al entrar en la sala, con el público aún terminando de llenar los últimos asientos libres.

"Soy Síndrome de Down y a mucha honra". El desparpajo andaluz y la capacidad de superación del escritor y actor Pablo Pineda, el primer licenciado con una discapacidad en Europa, lo hacen inconfundible. Y así lo demostró ayer en la conferencia que ofreció en TEA Tenerife Espacio de las Artes ante más de 200 personas con motivo de la presentación de su último libro, Niños con capacidades especiales.
Manual para padres. Este evento se suma a los muchos ofrecidos por el Cabildo de Tenerife a través de la Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad, Sinpromi, y la Fundación Adecco, que se une a las ya celebradas con personajes de la talla de El Langui e Irene Villa. Pineda es un incansable luchador que aboga por la contratación de personas con discapacidad y por una educación pública y orientada hacia la autonomía.

Las invitaciones para este encuentro gratuito se terminaron días antes de la cita, que comenzó con una cola de firma de ejemplares. Pineda, tan cercano como siempre, atendió sin reparos a cada uno de los que se acercaron con su libro en la mano para tener un recuerdo del encuentro. El consultor de Adecco de 40 años escribió las dedicatorias con una perfecta caligrafía y mucho cariño. Las fotografías que le pidieron tampoco fueron pocas, a pesar de que ha visitado la Isla en varias ocasiones.

"Es curioso que, si hecho la vista atrás, hace 25 años realicé una de mis primeras conferencias en Tenerife en un congreso iberoamericano; me parece algo simbólico volver ahora con un libro", reflexionó Pineda durante el encuentro matutino con la prensa, a la cual aseguró que dedicará su tercer libro.

No solo acudieron a la cita familias con algún miembro con discapacidad sino también muchos educadores especiales, como María Ramos y Joanna Expósito. Estas dos jóvenes docentes del Centro Privado de Educación Especial Acamán se enteraron de la conferencia en el trabajo y no quisieron perderse la cita. "Es un tema que nos toca de cerca", aseguró Expósito, quien añadió que "ya conocía a Pineda y es una persona que me inspira por todo lo que ha conseguido; es un gran luchador que ha superado todos los retos". Ambas profesionales de la educación especial adquirieron el libro de Pineda para llevarse un recuerdo especial del encuentro. "Lo acabamos de comprar y esta misma noche lo empezaremos", comentaron antes de entrar a la abarrotada sala.

"Niños con capacidades especiales. Manual para padres da pautas y recomendaciones a los padres, ya que tener un hijo con discapacidad es un reto que tienen que superar cum laude con educación, disciplina y tesón", explicó Pineda antes del encuentro, añadiendo que "en él hablo abiertamente de muchas cosas, como la sexualidad; yo es que tal como hablo, escribo, no me voy por las ramas". El escritor, que recomienda el libro para todos los padres y personas en general, afirmó que este volumen "salió de mis entrañas y engancha como una telenovela". "El libro ahora en verano con una cerveza y una tapita al lado viene estupendo", finalizó el psicopedagogo.

Una vez finalizada la sesión de firmas, comenzó entonces una hora de conferencia–entrevista entre Pineda y David Morales Mesa, especialista en Comunicación y Responsabilidad Social de la Fundación Adecco. Un gran aplauso dio la bienvenida a Pineda, ganador de la Concha de Plata al Mejor actor en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián en 2009 por su papel en Yo, también, otro hito histórico superado por el malagueño.

Pineda abordó en primer lugar la necesidad de la inserción laboral de las personas con discapacidad, cuya ley española –que dicta que las empresas públicas y privadas que empleen a un número de 50 o más trabajadores están obligadas a tener entre ellos al menos el 2 por ciento de trabajadores con discapacidad– no se cumple. El escritor de Piensa en positivo, su primer libro, ha protagonizado decenas de reuniones con empresarios, directivos y trabajadores. "Siempre les digo lo mismo, que existe un colectivo enorme que lo que queremos es una cosa fácil, un lugar en la sociedad, y eso se consigue a través del empleo porque es la mejor forma de demostrar el talento que tenemos", explicó el psicopedagogo que está terminando la diplomatura de Magisterio. "Es mucho lo que podemos aportar a una empresa, más de lo que uno se cree", añadió, para concluir que "podemos dar a la empresa la alegría que nos caracteriza a los Síndrome de Down, además, somos personas cumplidoras, formales, rutinarias organizadas y con una gran capacidad de adaptación". Otro de los grandes valores de esta capacidad especial es la memoria ediética, que es la que permite recordar cosas con un nivel de detalle muy preciso. David Morales ejemplarizó este matiz con una anécdota: "Le pregunté a Pablo durante el vuelo cuándo fue al última vez que habíamos venido a Tenerife y me respondió el 1 de marzo de 2012. Llega a ser un poco repelente...". Tras las risas del público el aludido se unió y aseguró que "hasta yo mismo me asusto con lo repelente que puedo llegar a ser". Más risas.

Este escritor también trabajó en la Administración pública como preparador laboral de personas con discapacidad en el ayuntamiento de Málaga. "Aquella experiencia no fue muy buena porque empecé haciendo lo que me gusta que es caminar y preguntarle a la gente pero todo acabó siendo un papeleo horroroso, parecía un funcionario más", confesó Pineda con ademanes efusivos que contagiaron de su simpatía a los asistentes.

En cuanto a las claves que ayudaron a Pineda ser como es, están por encima del resto "la confianza en mí y en mis posibilidades". Y esto lo consiguió gracias a la educación que le dieron sus padres. "Nunca me sobreprotegieron, me educaron para la autonomía y eso ayudó mucho a mi autoestima", analiza el conferenciante, que añade como otro factor fundamental la educación pública. "Estudié en un colegio, instituto y universidad públicos y gracias a eso interactué con chicos y chicas, con la realidad", recordó para los asistentes este luchador nato. "También tener hermano es muy positivo porque interactúas con ello y te espabilan", añadió Pineda con humor.

"Es normal que los padres sientan miedo al saber que su hijo tiene Síndrome de Down y que les cueste admitirlo porque todos quieren tener un niño guapísimo", admitió el orador. "Los padres tienen que tener en cuenta que ese niño va a pasar por todas las etapas, como cualquier otro", explicó el experto.

Para Pineda, el principal error de los padres con hijos con alguna discapacidad es "la tendencia a la sobreprotección y eso suele llevar por un mal camino porque genera dependencia: llegas a determinada edad y no sabes hacer nada sin los padres y eso genera frustración, es como quedarte sin vida". "Hay que ir educando para la autonomía, tienen que proveer al niño de recursos", sentenció el ponente, que no solo se refiere a la autonomía física "sino también a la emocional y afectiva: ellos tienen que tener sus opiniones, sus propias amistades, etc."

Tras una hora en la que Pineda continuó contando su experiencia para motivar al público hacia una mejor calidad de vida, comenzó un dinámico coloquio en el que los asistentes enunciaron sus dudas al escritor durante otra media hora más. El psicopedagogo terminó la velada con un último consejo: "Hay que pensar siempre en positivo, nunca en negativo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine